Andrés Durán (@DuranAndresE

En el balompié mundial existen jugadores de todo tipo, habilidosos, técnicos y demás; pero son pocos los que además de practicarlo lo analizan y lo disfrutan más allá de todo. Ese tipo de jugadores es Ricardo Andreutti.


¿Cómo es ser dirigido por un técnico como Leo González?

Andreutti: Mira que te dirija Leo es una cuestión bastante particular por el hecho de que él sí supo dar el salto a ser entrenador. Todavía le queda esa raza de jugador y todavía sabe cómo piensa uno y lo que le gusta a uno. Tiene bien clara su idea de juego y el hecho de estar tan cercano a uno hace que llegue más rápido.

Comulgo mucho con su idea y es mucho de sacarle ese extirpe al jugador, ese plus que te da ser distinto y no tiene que ver tanto con el talento, si no con esa fibra que despierta el hecho de ser ganador. Y ahí es donde está la ventaja que saca como técnico. La verdad es que eso a uno lo complace y hace que se comprometa aún más con el.

¿Qué rescatas de tu experiencia en el Caracas Fútbol Club?

A: Digamos que se consiguió vivir una experiencia de dar un paso, de conocer de élite, de tocar la élite, las exigencias del día a día, de mantenerse competitivo y al 100%. Y eso te deja que en tres años te acostumbres a eso y hoy lo traes al Deportivo Lara. Así simplemente trabajas y vives a raíz de eso al máximo, entregando todo las 24 horas del día. En cada descanso y en cada comida, el cómo afrontas los partidos y eso te lo da la grandeza de la institución lo que se jugó. El pelear títulos todos los años, pelear por clasificar a torneos internacionales por lograrlo o no, o por vivir momentos malos y lindos.

Entonces vas conociendo la magnitud de algunas exigencias que a algunos lo abruman y en lo personal creo que me fue bastante bien. Creo que fue una experiencia muy nutritiva en cuanto a lo de fuera de cancha. El deber ser en lo institucional en lo futbolístico siempre es absorber lo mejor de Eduardo y Franco en su momento, entonces es una experiencia que me va a quedar para el resto de mi carrera de las más importantes seguramente.

¿Cuál ha sido el jugador que te ha generado más problemas a la hora de defender?

A: Un montón.  Estando en el Caracas obviamente Otero y Cariaco eran una cosa de locos y cuando se juntaban los dos daba dolor de cabeza la verdad. Me acuerdo cuando yo empecé a jugar jugaba lateral derecho y jugaba contra Estudiantes jugaba Christian Flores de volante por la izquierda y me costaba muchísimo marcarlo. Tenía siempre una velocidad más. Felix Cásseres en los entrenamientos era imparable. Diomar Díaz siempre salía para un lado distinto.

Esos jugadores que son habilidosos más que en cortico siempre me costaban porque en esos espacios de un metro nunca fui bueno y ahí era donde me sacaban diferencia los que eran más potentes o trancos más largos. A lo mejor me iba mejor porque les ganaba con inteligencia, pero esos jugadores en particulares son impresionantes, la verdad imparables.

¿En qué sector del campo te siente más cómodo?

A: De volante “5” en el medio en el doble “5” me gusta jugar mucho así, a lo mejor tratando siempre de pisar un poco el área. Esa es mi zona natural donde siento el confort y donde es mi hábitat natural.

¿Qué consejo le darías a los “chamos” en el tema de los estudios y su carrera futbolística?

A: Les diría que aprovechen el tiempo, que sí hay tiempo. Que seguramente tenemos horarios un poco distintos a los de las personas que estudian, que siempre hay tiempo. Que se alejen del ocio, el ocio te retrasa como jugador;  que estimulen ese intelecto y qué mejor que a través de los estudios. Creo que la clave es cuando detectes  en los momentos libres aprovecharlos y no quedarte parado como para un después, aprovecha ese momento porque puede ser muy nutritivo.  

Si yo no hubiese aprovechado el momento en el que a lo mejor no veía tantos minutos al año que empecé a jugar, no hubiese tenido la oportunidad de estudiar y de sacar mi título universitario. Aprovechen el tiempo, aléjense del ocio que el ocio es un factor negativo para el  jugador. Sobre todo para un jugador joven cuando solo entrena y no hace otra cosa sino estar pegado a un televisor o jugando PlayStation es muy malo.

Siempre estimulen ese intelecto. No sólo los estudios, puede ser cualquier curso; el que le guste el arte, leer… eso suma mucho porque te hace ser más íntegro como ser humano y como persona. Es el reflejo dentro de la cancha de lo que se es fuera de ella.

¿Cómo ves el fútbol nacional en 5 años?

A: Tengo una expectativa bastante positiva. Si bien el crecimiento de los últimos 10 años fue un poco desordenado, o al revés o no fue como debió ser, el crecimiento fue de arriba para abajo. No se puede negar que el fútbol creció. Ahora con nuevos directivos, con gente nueva que se está animando, con jugadores que se están retirando y que están aprendiendo que van a asumir las riendas de nuestro fútbol. Veo aún mejor ese futuro, es que tengo mucha esperanza en ello.

Lastimosamente dependemos mucho de nuestra realidad de país y no hay que esconder la realidad, y la realidad dice que estamos en un muy mal momento. Nuestra sociedad tiene una crisis muy grave y el fútbol depende mucho de lo que pasa en nuestro día a día, el fútbol simplemente es una actividad muy linda pero lo más importante de nuestra sociedad venezolana, y nosotros estamos directamente  relacionado de lo  que pase con ella. Ojalá que el país devengue cambios  positivos. Y si es así, seguramente nuestro fútbol se va a potenciar mucho. Esperemos que desde nuestro gremio podamos dar una mano para que esta situación cambie para el bien de todos.

¿Ricardo Andreutti que se ve haciendo cuando se retire?

A: En un principio pensaba en la dirigencia. Me gustaría ser una especie de director deportivo,  es lo que necesita nuestro fútbol. Es los que puedo aportar y lo que realmente me gusta. Por algo mi carrera tiene algo que ver con eso; también me gusta proyectar y ver a futuro.

A medida de que pase el tiempo muchos compañeros me han dicho que tengo buena madera para ser directo técnico. Y no sé, porque la verdad es bastante exigente y bastante duro. Más que ser futbolista sobre todo en este fútbol que tienes que estar pendiente de cosas que a lo mejor en otros no, y no es justo con la gente de tu entorno con tus familiares y amigos. Creo que el hecho de compartir con el cuerpo técnico de Antonio Franco, a lo mejor estimo esas ganas de prepararme, ser asistente o formador. Creo que es importante, pero mi primera opción  sinceramente siempre me ha gustado ser directivo y tener esa gerencia deportiva. Me encantaría ese cargo en un equipo.



Sin duda alguna Ricardo Andreutti es un jugador que va más allá de todo tanto en lo deportivo como en la vida fuera de la cancha, y eso se pudo ver reflejado en esta entrevista.

Publicar un comentario