Entrevista realizada a Iván Rivilla (@Rivilla_)
Realizada por Diego Chacón (@DiegoJoseChacon) y Hovannes Marsuian (@HMarsuian_

 El fútbol es un deporte que le permite al ser humano poder reflexionar. Y todo esto depende del punto de vista del espectador, con el simple objetivo de conocer la realidad futbolística.

La idea de reflexionar éste deporte es conseguir un equilibrio entre disfrutar del análisis de un equipo y disfrutar del espectáculo.

En la actualidad, el fútbol está muy basado en lo táctico, sobre todo por las influencias que ha dado éste deporte a lo largo de la historia. Sin embargo, también, juega el tema mental, físico, y más factores. Hay muchos elementos, ya que es un deporte cambiante y dinámico, en donde actúan distintos componentes y es difícil lograr la comprensión total del mismo.
Es un deporte subjetivo, donde podemos encontrar distintas opiniones. Cada una más creativa que la otra.

La Pizarra del DT logró conversar con Dr. Iván Rivilla, quien pertenece al Departamento de Didáctica de Educación Física de la Facultad de Educación y profesor de la Universidad Internacional de la Rioja. En esta entrevista exclusiva nos habló sobre cuál es su visión sobre el fútbol

¿De qué personajes en la historia del fútbol se ha influenciado? ¿Por qué?

Crecí con El FCB de Stoichkov, Romario, Guardiola etc. Me siento apasionado por el juego que desarrollaron en lo que habitualmente se llama “Dream Team” de Cruyff. Unos años más tarde, El Real Madrid de Zidane, Ronaldo y compañía fueron mi referencia, mi pasión por el fútbol comenzó pronto y con la suerte de coincidir con estos grandes conjuntos que hacían del fútbol un deporte bello.

¿El entrenador debe adaptarse a la cultura del fútbol donde dirige o es al revés?

Es difícil dar una respuesta única y certera. Tengo una teoría y es que en la formación el entrenador debe trazar las prioridades con el grupo de chicos que tiene a su disposición, es complicado que un entrenador en la base pueda variar un elevado número de chavales, por tanto, debe hacerse a ellos. Sin embargo, en la élite, en el fútbol profesional creo que la figura del entrenador tiene más cabida a una elección del tipo de jugadores que quiere para desempeñar un tipo de juego determinado. Por tanto, aunque siempre debe haber aproximación de ambas partes, el entrenador tiene más peso.

¿Tiene un sistema de juego preferido? ¿Cuál? ¿Por qué?

El sistema de juego está a disposición de los jugadores. Me gusta el juego combinativo, de asociación, por tanto, me gustan los centrocampistas. No tengo un sistema de juego predilecto, sino que tengo un tipo de jugadores que sí quiero que formen parte de mi equipo.

¿Cómo se entiende al futbolista?

Antes que futbolista, el jugador es persona. Además, el jugador está inmerso en una relación humana junto con otros iguales, que forman parte del equipo. Este ecosistema debe funcionar en lo personal / emocional, para que fluya correctamente en lo profesional. Al futbolista hay que cuidarlo, tratarle con cariño, con afecto para poder de esa forma exigirle al máximo. El jugador debe sentirse a gusto para desempeñar su tarea profesional como es debido.

¿Cuán importante es el aspecto psicológico en el fútbol?

Es un área más a cuidar del desarrollo del jugador. No soy experto en ello, pero entiendo que lo importante es crear un clima de grupo agradable y que permita desarrollar el máximo potencial al jugador.

Imagen referencial

¿Cree que la estética del fútbol permita que el mismo sea considerado un arte?

El fútbol es un deporte, un juego reglamentado. No creo que se pueda considerar un arte. No obstante, para mí, como juego y como espectáculo que me gusta disfrutar, quiero que sea estéticamente bonito. Ver al Barcelona de Guardiola era un acontecimiento único, la semana se estructuraba en función de los horarios del equipo de Pep. Esa capacidad de engancharte, es lo que hace que ame el fútbol y eso sólo se alcanza con un juego estéticamente bello.

¿Cómo consigue un entrenador que sus jugadores crean realmente en su discurso?

El jugador es inteligente y sólo cree en aquello que se trabaja, es decir, aquello que se le dice en el discurso debe ir acompañado de lo que se trabaja a lo largo de la semana. No puede ser que en el discurso antes de la competición se exijan cuestiones que antes no se han trabajado en el campo. Por tanto, el primero que debe creer en el discurso es el entrenador con su trabajo diario, en forma de ejemplo y constancia para aquello que persigue con sus jugadores. He visto tantos casos de entrenadores de jugadores de 8-10 años, decir en la charla anterior el partido que no se da ningún pelotazo; y a los cinco minutos, dar la instrucción contraria…

¿Cómo se puede obtener el máximo rendimiento de un jugador?

Soy partidario de hacer pensar al jugador. Un jugador que interviene en el juego sabiendo aquello que persigue, que orienta sus actuaciones individuales en relación al trabajo que debe desarrollar el equipo, es un jugador que rinde bien. Insisto en que al jugador se le convence con los hechos y la palabra acompaña, y no al revés. Si quieres obtener el máximo rendimiento del jugador, empieza por exigirte el máximo como entrenador.




¿Qué es jugar bien?

Hace pocos días subía un post a la red social Twitter respondiendo a esta pregunta, más o menos es esto: Jugar bien al fútbol no es lo mismo que ganar. Puedes ganar sin haber jugador bien. Y puedes jugar bien pero no ganar, sin embargo, habitualmente se gana cuando se juega bien. Jugar bien es ser efectivo en el plan que el entrenador ha trazado previamente al partido. Es responder colectiva e individualmente a aquellas demandas cambiantes que el juego tanto requiere. La respuesta lejos de ser aislada por parte de un jugador, debe depender de la acción conjunta del equipo, aunque sea un único jugador quien decida un partido en un momento dado, el equipo es quien ha propiciado el ecosistema para que eso pueda suceder. Jugar bien debe asociarse con la belleza, con lo atractivo, con lo visual. El fútbol es un deporte, es decir, un juego con una reglamentación fija. El juego es intrínseco a la persona (nacemos jugando), el juego es recreativo y divertido, por tanto. Para recrearnos y disfrutar el juego debe ser bello, debe ser visual, nos debe atraer a la vista para seguir jugando y disfrutando.                       

Diego Simeone declaró hace unos días que no le interesaba el juego, sino el resultado. Para usted, ¿es así? ¿Importa más el resultado que el juego?

Obviamente, no. Valdano decía que el estilo no es más importante que el resultado, pero que sí va antes que éste. Porque en un momento duro en el que hay 3 derrotas seguidas (y eso es lo más común en el fútbol), es decir, sin resultados, no nos quedaría nada. Creo que la posición de Simeone en cuanto a esto es impostada (como bien dice Latorre). Él tiene bien claro cómo quiere desarrollar su juego y sí que le importa el tipo de juego, puesto que es precisamente el tipo de juego que desarrolla quien le ha dado grandes resultados. Otra cosa, es coincidir en ese juego que desarrolla el AT. Madrid…

Marcelo Bielsa no tiene un palmarés muy amplio, sin embargo, es considerado uno de los mejores entrenadores de los últimos 30 años.

Me parece que su palmarés es suficientemente amplio como para considerarlo un magnífico entrenador, lo que pasa, es que su forma de desarrollar su trabajo es tan extraordinaria, que sus incluso sus victorias quedan a un lado ante tan excelsa forma de vivir este deporte. Decía Guardiola que Bielsa es lo que es por su enorme influencia en el juego, por la forma en que mejora al jugador, por ese estilo tan atractivo que propone. Sin duda, que Bielsa es uno de los mejores entrenadores de estos tiempos, disfrutaremos la próxima temporada con su Lille.




Después de Guardiola, ¿habrá otro cambio paradigmático tan dominante en la historia del fútbol?

Seguro que sí. Cada época con su contexto social, cultural… tiene unas características determinadas. La historia del fútbol ha evolucionado y seguirá haciéndolo en la medida que se siga estudiando el juego, al jugador y sus características. Ojalá y en este caso, no haya que esperar muchos años para encontrar otro binomio equipo- entrenador similar.

Volviendo a las “formas”, hay entrenadores que al momento de irse arriba 1-0 prefieren que sus equipos renuncien a la posesión del balón que es el instrumento principal del juego y se defiendan bastante cerca de su portería. Cuando lo lógico sería defenderse con la posesión. ¿Qué cree usted que sea lo idóneo?

Es complejo dar una respuesta única. Depende tanto del contexto en el que se de ese resultado, rival, tiempo restante… creo en el estilo como método para obtener un resultado, de esta forma soy partidario de hacer lo que se ha entrenado. Si entrenaste meterte bien atrás con 11, adelante; ahora si lo que entrenaste es manejar el balón, tener la posesión del mismo sacándolo jugado desde atrás; quizás sea eso lo que más conviene hacer. Aquello para lo que estás preparado.

Hace unos días publicó una cita de Pablo Aimar donde comentaba que lo más difícil del fútbol es pensar. ¿Se puede jugar sin pensar? ¿Pensar es lo más importante para un futbolista, para un equipo, es la clave del fútbol?

Claro que sí. Porque si no sabes lo que haces, pierdes la perspectiva del juego. En un deporte como el atletismo; los 100 metros lisos, debes concentrarte en tu esfuerzo, tu salida, tu aceleración, tu posición corporal… pero en el fútbol, debes ir interpretando las situaciones que se vayan dando en el juego. Y estas situaciones son cambiantes constantemente. ¿Cómo las vas a afrontar si no eres capaz de leerlas correctamente? Si conviene mantener el balón y lo sueltas, si conviene pasarlo y te pones a fintar… el cerebro es principio y fin del juego y del jugador.

¿Cuál es la mejor liga del mundo? ¿Por qué?


La liga española es estupenda, creo que es en la que mejor juego se ve a pesar de las grandes diferencias entre algunos de sus equipos. Por suerte, en este último ciclo equipos como AT. Madrid, Sevilla, Villareal… hacen frente a los dos grandes y eso hace que sea más competitiva y atractiva. Además, no hay nada más que revisar los logros en competiciones europeas de los equipos españoles. Por eso, y si tuviera que elegir me quedaría con la liga española.

Publicar un comentario