Por: Agustin Zabaleta (@AgustinZ95)

   Si bien la falta de rodaje puede ser uno de los causante del flojo rendimiento mostrado por Lanús, no es la única. Las imprecisiones, el planteo de Nacional luego de convertir el gol, la poca capacidad de armar juego y la impaciencia también fueron condicionantes para que el 'Granate' cayera derrotado en el debut de la Copa Libertadores 2017. En un partido con más aproximaciones de gol que chances concretadas, el 'Bolso' aprovechó mejor sus oportunidades y se llevó los 3 puntos a Uruguay.


   El local jugaría su primer partido oficial desde el 4 de febrero, cuando fue la Supercopa Argentina ante River, es decir, más de un mes de parate. Antes de eso, el último cotejo oficial había sido el 18 de diciembre cuando enfrentó a San Lorenzo por el torneo local. Pero el conjunto charrúa tampoco jugaba desde el 18 de febrero, debido a que los encuentros ante River y Peñarol fueron aplazados.


La ansiedad por ver a Lanús en los hinchas era palpable en el ambiente. Desde las 6 de la tarde, 3 horas antes del encuentro, ya se veían hinchas del equipo local en las inmediaciones del estadio y otros tantos realizando la fila para poder entrar. Las banderas eran colgadas en las tribunas y con el correr de los minutos las tribunas eran ocupadas. También se acercaron una muy buena cantidad de fanáticos del equipo uruguayo, quienes desde temprano iniciaron cánticos en apoyo del equipo, sobre todo cuando salieron al campo de juego a realizar movimientos de calentamiento.

  "El primer tiempo fue parejo, con alternanza. En la segunda parte, por ser local y su condición de juego, Lanús controló mejor. Nosotros nos refugiamos, quizás demasiado por momentos, pero tuvimos contras que no pudimos concretar.", confesó Martín Lasarte, entrenador de Nacional, en la rueda de prensa al finalizar el encuentro. Y agregó: "Enfrentamos a un equipo importante. Nosotros hoy necesitábamos tener un mejor ontrol defensivo, sobre todo en la zona medular, donde Lanús se hace fuerte".


En cuanto a la ausencia del fútbol argentino, Lasarte comentó "Yo sufrí esto 10 años atrás aquí en Nacional. Mi primer partido de la temporada fue en Copa Libertadores. Fue una sensación muy parecida a la que seguramente tendrá el cuerpo técnico de Lanús. Te das cuenta que tu ritmo es distinto, cuando no competís oficialmente se nota. El partido de futbol es el mejor entrenamiento."

   Y en el campo de juego se notó. Al equipo granate se lo vio lento, predecible, errático y poco creativo de cara al arco. El rival tampoco ofrecía demasiado, pero con poco podía complicar a los dirigidos por Jorge Almirón. Estas complicaciones se vieron reflejadas en el gol de Hugo Silveira a los 25 minutos de juego. A partir de aquí, los 'Bolsilludos' se replegaron, de excelente manera, e intentaron tratar de marcar el segundo de contragolpe. El local, bloqueado y abrumado, no hacía pie en la cancha y se fue al descanso cayendo 1-0.


"Teníamos espacios para jugar y no los utilizamos, el parate no es excusa. El rival sacó ventaja y lo pudo sostener", comentó Almirón. Y al ser consultado si en la Copa se debe modificar la forma de juego acorde al rival dijo: "Se puede cambiar, pero no sería cómodo para los jugadores. Tienen asimilado el sistema. El equipo no está armado para tirar pelotazos, tenemos una manera de jugar y no creo que cambie". A pesar de la derrota, Almirón se quedó con las ganas del equipo de ir en busca del empate.

   Esas ganas se observaron en el complemento, puesto que la entidad del Sur puso en aprietos al 'Tricolor' en varios pasajes del cotejo. José Sand, Lautaro Acosta, German Denis y compañía intentaron sin éxito las chances creadas. Aún así, los de Uruguay se llevaron un muy buen triunfo a su tierra. En la próxima fecha recibirán a Zulia de Venezuela. En tanto, Lanús deberá mejorar si quiere tener posibilidades de pasar de ronda. Para eso, deberá ganarle a Chapecoense en Brasil.

Publicar un comentario