Cosme González (@CosmeGonzalez

La jornada 9 del Clausura 17 del futbol mexicano estaba en marcha. Los Pumas recibían al único invicto: Santos de Torreón. Los conceptos tácticos de Paco Palencia llevaron a los universitarios a ganar el encuentro por marcador de 2 a 1, y con esto quitarle el invicto a los del Chepo de la Torre.

1.- La salida universitaria


La llegada de Paco Palencia al banquillo de los Pumas ha traído consigo una serie de conceptos tácticos interesantes. Una de ellas es la variante en la salida de 3, si bien es cierto que este concepto ha tomado mucha importancia en el futbol mundial, la mayoría de los equipos utilizan a su medio centro para que rompa de línea media y se coloque entre los dos centrales para iniciar el juego. En los Pumas, es el portero quien se mete en la línea de defensas, ya sea Alfredo Saldívar o Alejandro Palacios.


La importancia de que tu portero sea el iniciador del juego es que los mediocampistas fijan a rivales en una zona determinada del campo,  le dan tiempo y espacio al iniciador del juego y alejan la primera línea de presión.


2.- La zona defensiva

Pumas, cuando defiende, opta por una formación de 1-4-1-4-1, todos en campo propio. Abraham González se vuelve el comodín del equipo, se coloca entre la línea defensiva y la línea de mediocampistas con la finalidad de hacer superioridad numérica en la marca  con sus defensas, y hacer cobertura a sus interiores.  Cuando alguno de ellos rompa de línea media para ayudar en la presión a quien se encuentre como único delantero ya sea  Nicolás Castillo, o Matías Britos, es González quien ocupa esa zona del campo.


En el juego de ida de la Concachampions contra Tigres, también se hizo este movimiento. Abraham entre líneas y cuando Cortés o Rabello que se situaban como interiores, rompían para hacer la primera presión, González ocupaba esa zona.


Una vez que cualquiera de los dos interiores dejaba su zona del campo, Pumas formaba con un 1-4-4-2. Abraham González ocupaba la línea de mediocampistas, lo que hacía que se hiciera el equipo más compacto y eliminaba líneas de pase al equipo rival obligándolo a que realizara juego directo.


3.- Transición defensa-ataque

Cuando Pumas recupera el balón abandona la formación de 1-4-1-4-1, y adopta el dibujo táctico de 1-4-3-3. Abraham González se coloca como medio centro, Rabello y Cortés como interiores por izquierda y derecha respectivamente. En el extremo derecho se coloca Barrera y por izquierda Gallardo, en la punta se queda Nicolás Castillo.


Ya en el segundo tiempo y con la ventaja en el marcador, Palencia realizó cambios en cuanto a nombres para refrescar el dibujo táctico. Salió del campo Barrera y entró Kevin Escamilla, el parado en la transición siguió igual 1-4-3-3. Cortés ocupó el extremo derecho y Kevin interior por derecha.


La versatilidad táctica colectiva de Pumas se ve a simple vista, dependiendo el flujo de la jugada, pero se puede llegar a ver a Gallardo como lateral izquierdo, Rabello como extremo izquierdo y Britos como interior por izquierda.

Juan Carlos Osorio, actual Director Técnico de la Selección Nacional Mexicana hace referencia a la versatilidad táctica colectiva de la siguiente manera: El equipo que logra ser versátil tácticamente tiene ventaja porque puede ajustarse dentro del juego sin necesidad de hacer cambios nominales; con los mismos once que fueron al campo se pueden realizar variantes estructurales.


3.- El ataque Puma

Para generar peligro en el área rival, Pumas atacaba hasta con 5 o 6 jugadores, Britos se colocaba como segundo delantero al lado de Nicolás Castillo, por las bandas dos jugadores bien abiertos y Cortés o Rabello atrás de los delanteros. Los laterales Van Rankin y Gallardo se sumaban  ya sea por pasillo interior o por pasillo lateral, pero constantemente apoyaban en ataque.


Publicar un comentario