Por: Diego Sancho (@SanchoDiegoo)

Grupo en el que está

El antiguo equipo de Pelé y Neymar jugará en el grupo 2 de la Copa Libertadores ante Sporting Cristal de Perú, The Strongest de Bolivia e Independiente Santa Fe de Colombia en ese orden inicial.

Actualidad

Pese a ser un histórico participante del certamen, Santos vuelve a jugar una Copa Libertadores desde la edición del 2012. Lo hizo clasificando en la segunda casilla de la Serie A del Brasileirao. Como uno de los 12 grandes del fútbol de Brasil, tiene la presión de su torcida de ir por el campeonato. Ha conseguido coronarse en tres ocasiones.

Para esta edición el peixe cuenta con bajas sensibles como el mediocentro Caio Enrique, de interesante participación en el Sudamericano Sub-20. También el consentido Elano, que recién se acaba de retirar del fútbol. Leandro Donizete, y el colombiano Vladimir Hernández y son los refuerzos más reconocidos

XI Ideal

Santos LPDT - Football tactics and formations

Sistema de juego

Nada muy distante del denominador común brasileño. Un 4-3-3 salidas laterales con mucho apoyo de los zagueros. Mover el balón de adentro hacia afuera y viceversa para finalizar la jugada. El uso de extremos argumenta el juego por las bandas. El que temporiza en el mediocampo es Lucas Lima, quien puede dar pases al espacio apetecibles para jugadores de ataque. Se le blinda con dos compañeros en ese sector, formando un triángulo, para poder sorprender con mayor facilidad. Mucho despliegue en jugadas ofensivas, que llegan a abrumar en la mitad de cancha contraria.

Debilidades tácticas

Esa misma apuesta por adelantar líneas suele ser un hándicap. El equipo deja sola a su última línea en varios contragolpes. Como en Brasil se tiene la creencia de que dos centrales que rompan juego son suficientes, no escatiman en apoyarlos lo suficiente.

Ambos laterales (Ferraz y Zeca) son de mentalidad ofensiva. Obviamente un volante ocupa su lugar cuando desdoblan, pero la marcación nunca es la misma. El juego de sobrecargar bandas puede ser beneficioso para equipos reactivos o que ceden la iniciativa.

Historia en Copa Libertadores

Si la historia fuese lineal, Santos solo podría salir campeón del certamen con jugadores que marcan una generación. Pelé y Neymar como máximos ídolos fueron los que impulsaron al equipo a grandes épocas. En los años sesenta fue el momento más brillante para el cuadro paulista, dominando el concierto nacional con varios títulos consecutivos.

Como acotamos anteriormente, es la primera vez que accede la Copa desde 2012. Jugadores tiene para competir. Y la historia no es lineal, son los equipos quienes deciden su destino. La grandeza de los equipos con historia no gana títulos, pero sí sirve de apoyo para la confianza.

Estadio



El Estadio Vila Belmiro parece un escenario de equipo de clase media en Brasil, sin embargo es la casa centenaria del club. Su aforo para poco más de 20000 torcedores parece modesto, pero la cercanía del graderío con la cancha ayuda a que el espectáculo gane en ambiente.

Filosofía del entrenador



Cuesta ver algo innovador en Dorival Júnior. Quizá porque en ese país aún se apuesta más por el talento individual y un entendimiento sin mucha charla y con muchas horas de práctica en la cancha. Los paradigmas de su equipo son básicamente los mismos con los que Brasil ha intentado competir internacionalmente en el tiempo reciente. Mientras más se sistematizan sus jugadores, menos brasileños se ve su equipo.

Estrella



Neutralizar el centro del campo contrario es muy importante para dominar al rival. Si se tratase de hacer lo propio sobre Santos, habría que fijarse en Lucas Lima. Tiene la mejor técnica de pase del equipo. Dorival le da un doble pivote a sus espaldas para que no tema en incorporarse al ataque. Sus cambios de frente justifican el uso de zigzagueantes delanteros. Su pausa, su visión periférica y su toque de balón son lo más caótico del elenco paulista.

Capitán



El retiro de Elano deja sin un ídolo más al equipo. Sin embargo el peso jerárquico sigue siendo premiado con la cinta de capitán. Esta vez es para el delantero Ricardo Oliveira, de carrera digna de trotamundos. La alarmante escasez de puntas de calidad lo he hecho volver a la verdeamarela pasado por algunos años la treintena. Si bien es el 9, cuenta con un extremo a cada costado para llegar con más peligro.

Aspiración


Cuartos de final de la Copa Libertadores sería lo menos que la torcida podría esperar.

Publicar un comentario