Por: Antony González (@FutMundial_)

Davinson Sánchez Mina nació un 12 de julio del año 1996, en Cauca, Colombia. Inició en la cantera de América de Cali en Caloto, donde vivía. A una corta edad su familia decidió mudarse a Medellín, donde empezó a jugar con el Atlético Nacional. Es de esos niños que son hinchas de un equipo, sueñan con jugar ahí, pero llegan a debutar y abrirse el paso en el club rival de la ciudad. Davinson puede desempeñarse en la posición de defensor central y mediocentro de contención. También tiene una buena estatura. Un 1,87 metro de altura que lo ayuda en las dos posiciones.

Al comienzo con Atlético Nacional no tenía continuidad. Carecía de los minutos necesarios para demostrar su valía. La edad sí que era un inconveniente para ser titular. Debutó oficialmente en el año 2013, pero su primer gol llegó el 1 de marzo del 2016 ante el Sporting Cristal en la fase de grupos en la Copa Libertadores. Durante

Unos meses después de ese primer gol, llegó una oferta del FC Barcelona, pero la rechazaría por el simple hecho que jugaría con la cantera, el FC Barcelona “B”, algo que no le gustó al jugador. Nuevamente unos meses después, Davinson con Atlético Nacional se coronaría campeón de la Copa Libertadores.
Luego, el 21 de junio del 2016, FC Ajax oficializaría su fichaje por 5.000.000 M€ y las próximas 5 temporadas. Su debut vino en el empate 2-2 del Ajax enfrente del Roda JC, también marcó su primer doblete en su carrera ante el PEC Zwolle. Los dos fueron unos testarazos con la cabeza. Y hasta ahora, Sánchez ha participado en 32 juegos anotando 4 goles y asistiendo una sola vez con el conjunto holandés.

Durante su etapa en el Verdolaga fue muy importante para conseguir los títulos nacionales e internacionales. Central titular e indiscutible en los onces de Reinaldo Rueda todos los fines de semana y a mitad de semana para disputar las competencias internacionales.

A pesar de sus cortos 20 años, tiene un palmarés envidiable: 4 ligas, 2 copas, 1 supercopa, 1 Sudamericana y 1 Libertadores, todo eso sin superar la centena de partidos. Se le podría sumar otro título si sigue por el buen camino en la Eredivisie.

Sánchez tiene un buen porte de contención, distribuye muy bien el balón y aprovecha su grandísima pegada de fuera del área, pero sus cualidades físicas y técnicas lo ayudan a ser defensor central, algo que aprovechó muy bien en su estadía en el Atlético Nacional.

Colombia tiene el futuro asegurado con jugadores como Rafael Santos Borré, Wilmar Barrios, Sebastián Pérez y el propio Davinson Sánchez. Este último lo tiene todo para brillar en un club más grande que el Ajax, por eso el FC Barcelona se interesó en él, tiene la capacidad física y mental para afrontar duelos difíciles. Tiene la madurez ganada con Atlético Nacional y se complementará con el Ajax. Se ve un jugador disciplinado que va a brillar, no solo en Holanda, sino donde el caucano juegue. 


Publicar un comentario