¿Qué tan efímero es el momento que está viviendo Radamel Falcao en la selección? ¿Este buen momento que está teniendo en la Ligue 1 es extraploable a la selección de Colombia? ¿Queda panorama en la carrera del “tigre? ¿Por qué en Inglaterra no puedo hacer lo que sí ahora? ¿Fue positivo haber vuelto a Mónaco para su rendimiento? Víctor Grao y Diego Sancho debaten sobre la vuelta de Radamel Falcao a la élite.

Víctor Grao: En Colombia llevan un tiempo viendo con buenos ojos el rendimiento que ha tenido Falcao en esta temporada. Una docena de goles ya es una cantidad positiva para el tigre y si tomamos en cuenta los años que tuvo en Manchester y Chelsea, me atrevo a decir, por su juego, que el mejor Falcao está de vuelta.

Diego Sancho: Puede ser, Víctor, pero tengo mis dudas. Más allá de que se haya reencontrado con las redes veo que la mejoría está en su producción goleadora más no en un crecimiento plausible. Sigue siendo ese “9” clásico que gana más por fuerza o habilidad que por sorpresa. Hoy en día es cada vez más complicado figurar de esa manera.

V.G: No difiero, Diego. Pero me gustaría matizar en el hecho de que ahora vemos algo que en Inglaterra no pasaba: en Mónaco, el tigre es el norte del sistema del profesor Leonardo Jardim. ¿Qué quiere decir esto? Que el equipo lo tiene como finalizador nato, saben que las jugadas ofensivas tienen que pasar por él. Eso no pasaba ni con Van Gaal ni Mourinho. Sí, estaba rodeado de futbolistas que lo podían ayudar, pero le exigían cosas en las que Radamel se veía incómodo.

D.S: Hay un mérito tremendo de jugadores como Lemar o Bernardo Silva, lo de Falcao no es una interdependencia asilada. Es importante hacerles mención en este resurgir que seguro Pekerman celebra, pero le deja la moraleja de que el tigre no va a la caza solo. Su mejor versión la vimos junto a un Arda Turán en Madrid que le daba unos últimos pases que le facilitaban el contexto. Si alineas a Falcao tienes que usar un asistidor nato.

V.G: Por eso es que veo como un acierto el hecho de que haya vuelto a Mónaco. Más allá de que no sea el club más mediático, está compitiendo por Champions League y pelea la liga francesa. No recuerdo un presente así de él. Haber vuelto al sitio en el que estaba en su mejor momento quizá le ayudó en el factor confianza. El año 2014 marcó un antes y un después en su carrera.

D.S: No sé qué opinas al respecto, Víctor, pero nunca vi que el modo tan físico y rápido con el que se juega en la Premier League sea el más propicio para él. Francia quizá se pueda comparar un poco con España en el sentido de darle más importancia a los espacios reducidos y al juego raso; a la anticipación antes que al poderío físico. Ahora que pelea por varios torneos seguramente gane popularidad.

V.G: Es que ya la tiene. Lo veo renovado, con más ganas. Recomiendo a cualquier aficionado del fútbol a sentarse a ver a Falcao en el Mónaco. Y voy más alla: tiene para más. El tigre de Santa Marta se va a meter de nuevo en la élite.

D.S: Estamos de acuerdo en que Falcao está volando y es para alegrarse. Pero no me gustaría ilusionarme demasiado: ya tiene 31 años. Por lo general, el declive de un futbolista suele llegar más temprano mientras más ofensivo es su rol. Creo que esta es la hora de redimirse. Existen fenómenos competitivos como Cristiano Ronaldo que aún a esa edad ganan distinciones individuales. Aunque es un poco redundante, porque estamos hablando de un deporte colectivo…

Publicar un comentario