Tony González (@AGA26A) en Rectángulo Verde

LA PERLA COLOMBIANA

En los últimos años, el club mexicano Tigres ha sido el club más ganador de títulos en la Liga MX. Un club que hace no más de 9 años estaba peleando el descenso pasó a ser un claro candidato a pelear por el campeonato cada 6 meses gracias a un proyecto sólido a largo plazo que sirve como ejemplo para todos los clubes de México.

Gran parte del proyecto de Tigres es el apoyo que le han brindado a las fuerzas básicas para que los jugadores poco a poco vayan compitiendo internamente por un puesto titular, además, de que han fichado muy bien, estrellas internacionales como Eduardo Vargas o André-Pierre Gignac son un ejemplo claro de esto. Pero hay una sociedad que no muchos mencionan, que es la de Tigres con el fútbol colombiano.



De Colombia han salido muchos jugadores de exportación internacional de su propia liga en los últimos meses, gran parte de éstos han ayudado a formar una Selección competitiva y sorpresiva que es de las más destacadas de Sudamérica. El proyecto de Tigres con los colombianos es diferente a los que vemos en el fútbol mexicano actual, debido a que ellos fichan jugadores a una edad menor a los 23 años y los ceden a otros equipos alrededor del continente o de la misma Colombia.

Actualmente Tigres ha fichado convenios con clubes colombianos y ha formado una legión de jugadores cedidos que pronto fichan con el primer equipo, como sería el caso de Francisco Meza o Luis Quiñones. Pero hay un jugador que es parte de éste convenio y que es el más prometedor dentro del club, su nombre es Julián Quiñones, tiene 19 años, y es una promesa colombiana que dentro de no mucho tiempo estará destacando por su propio nombre en la Liga MX para ser una estrella.

¿QUIÉN ES?

Julián Andrés Quiñones nació el 24 de Marzo de 1997 en la región de Maguí Payán en el departamento de Nariño en Colombia. Desde que era un pequeño chamaco supo que su pasión por el fútbol era incomparable a lo que los demás sentían, por ende, empezó a jugar con clubes que ni siquiera llegaban a la categoría de semiprofesional buscando oportunidades.

Así es como llegó al Fútbol Paz FC, club amateur de la ciudad de Cali, en el 2014 con tan sólo 17 años de edad. Entró en la categoría juvenil y desde su primer torneo en disputa ya estaba llamando la atención de toda Colombia. Marcó 50 goles en 38 partidos disputados en la temporada 2014/15, algo alucinante para un jugador que todavía ni cumplía la mayoría de edad, pero que tenía unas capacidades inmensas para jugar.



A principios del 2015, Tigres llegó a un acuerdo con el Fútbol Paz FC para firmar a Julián Quiñones para sus fuerzas básicas para sorpresa de muchos, debido a que había hasta clubes interesados en sus servicios pero los felinos ganaron la disputa gracias a su convenio. Julián Andrés llegó a Tigres B en la categoría Sub-20 para disputar el Torneo Apertura 2015, donde marcó 15 goles en 17 partidos del torneo regular, convirtiéndose en el máximo goleador del torneo.

Sus cualidades no eran ignoradas pero Tigres sabía que algo le faltaba, así que lo cedieron en Enero del 2016 a la Liga de Ascenso con el club Venados de Merida FC. Debutó en la Copa MX contra el Cruz Azul el 19 de Enero, días después de haber llegado, marcando un doblete. Días después, volvió a marcar doblete el 5 de Febrero contra el FC Juárez en el Torneo Clausura. Originalmente llegó para ser parte de la Sub-20, pero terminó siendo titular indiscutible del primer equipo.



Después de haber marcado 6 goles en 20 partidos con Venados, regresó a Tigres para ser registrado con el primer equipo para el Torneo Apertura. El 24 de Agosto marcó su primer gol con la casaca felina frente al Plaza Amador en la fase de grupos de la CONCACHAMPIONS, partido donde Tigres ganó 3 a 1. Volvió a tener algunas participaciones en el torneo regular entrando de cambio, como contra Pumas, pero no marcó ningún gol.

Salió campeón por primera vez en su carrera a nivel profesional el semestre pasado, y ahora en el 2017 Julián Andrés Quiñones buscará explotar como futbolista para romper la Liga MX y ganarse un puesto titular, aunque tendrá una competencia muy difícil para hacerlo.

¿CÓMO JUEGA?

Julián Quiñones es un futbolista que se desempeña principalmente en la posición de centrodelantero, aunque gracias a su movilidad puede jugar como extremo derecho sin problema.

Es un jugador con una gran técnica, velocidad y agilidad que lo complementan para ser un delantero velocista y que nunca deja de moverse para generar peligro y posicionarse bien en jugadas de ataque. Su gran desmarque y posicionamiento le permite estar siempre libre frente a portería y ser incisivo para el rival.


Además, gracias a su movilidad crea goles moviéndose y botándose hacia atrás para ayudar en la creación de jugadas de ataque, él prefiere moverse y colaborar con el juego en vez de quedarse estático dentro del área esperando a que le lleguen balones. Tiene una gran anticipación, así que sabe si debe moverse cuando el balón va hacia él o cuando él tiene el balón, y lo define bien sea un disparo cruzado o un disparo normal.

Una de las cosas en las que más sufre el colombiano de casi 20 años es a la hora de querer conducir el balón. No lo controla bien y lo pierde muy rápido, así que mejor que él juegue al primer toque y que sus compañeros por las bandas o detrás de él lo surtan de balones para que él no tenga que conducir con él y dañar la jugada hilvanada.

Su otro punto débil es su disparo. En sí, ya mencioné que tiene una buena definición, sobre todo en el disparo cruzado, pero no tiene fuerza en sus piernas para que el balón rompa la red o dispare de larga distancia cuando se necesite. Sólo dispara en corto y sin potencia, algo que hace que falle mucho frente a portería. Esto se puede mejorar entrenando más y más para ser un futbolista completo.

A pesar de todo esto, no me cabe la menor duda de que Julián Quiñones será un delantero estrella dentro de unos años, sea con Tigres en Liga MX o con otro club internacional, pero éste chico la va a romper. Tiene todo para ser uno de los mejores delanteros colombianos de su generación, así que recuerden su nombre porque la perla colombiana se consolidará pronto.


Publicar un comentario