Fútbol y progreso (@futbolyprogreso)


Brasil se destaca por tener una liga muy igualada, donde es difícil ver un equipo que año tras año conquiste el campeonato o luche por ello. El campeón de un año puede verse inmerso en intentar no descender a la temporada siguiente o, como ha ocurrido en este 2016, no conseguir ni siquiera plaza de Copa Libertadores. La competitividad es mucha y esto, en una época donde en las grandes ligas europeas no suele ocurrir, llama la atención a los seguidores foráneos. Sin embargo, la S.E. Palmeiras no quiere que ésto le acaezca y se está moviendo con mucha inteligencia y rapidez en este mercado, intentando golpear fuerte en la mesa, dejando claro que ellos quieren una hegemonía en el país sudamericano y, por que no, en el continente en sí.

Tras perder a Gabriel Jesus tras su fichaje por el Manchester City, no cabe duda de que tienen que paliar la sensible baja con hombres de importancia. La cuestión que se suscitaba era si, con todo el dinero recaudado irían por uno o dos nombres de mucho nivel o, tal como está ocurriendo, la idea era sufragar contrataciones de buen nivel, dividiendo todo lo recibido por el conjunto inglés.

Si bien les falta contratar un delantero centro que, incluso el año pasado era el gran lunar de Verdao, ya que la posición que solía ocupar Gabriel  Jesus era la mediapunta por banda izquierda, si es cierto que ésta línea detrás del delantero es la que están engrosando con mayor rapidez. A los nombres como Dudu o Roger Guedes, hay que sumarle hombres que vienen a aportar desde el inicio como Keno, ex jugador de Santa Cruz y que ha hecho una enorme temporada a costa de su velocidad, electricidad y lucha, y Alejandro Guerra, procedente del Atlético Nacional, siendo una de las contrataciones más importante en el panorama sudamericano. A ellos hay que añadirles jóvenes que aún no se tiene la certeza de si van a formar parte del plantel o serán cedidos, pero que pueden ser piezas claves en un futuro no muy lejano como Raphael Veiga, ex jugador del Coritiba e Hyoran, que fue una de las primeras contrataciones de Palmeiras, viniendo del Chapecoense y siendo firmado incluso antes de la tragedia que asoló al club de Santa Catarina.



También están retocando el pivote, donde además del buen nivel dado por Moisés y Tche Tche, teniendo a Thiago Santos como principal hombre de refresco, y que se le sumó Felipe Melo, aquel extraordinario jugador que milita hoy en día en el Inter de Milan y que estaría encantado de volver a su país. Sumaría competitividad al mediocampo y, posiblemente se erigiría como uno de los mejores centros del campo de todo el continente.

En cuanto a la zona defensiva, el lateral izquierdo, con la vitola titular de Egidio, se ha retocado con la incursión de Michel Bastos que, junto con Ze Roberto, serán dos veteranos polivalentes que pueden actuar tanto en esta posición, como en la de interior zurdo y, puntualmente, como pivotes en caso de necesidad. Por el marco derecho, pese al fin de la cesión de Lucas, que vuelve tras su año en Cruzeiro y después del buen año otorgado en el flanco derecho por Jean, que fue toda una invención de Cuca, desde el equipo de la ciudad de Sao Paulo están poniendo sus miras en el joven William de Internacional de Porto Alegre, el cual ya lo hemos destacado muchas veces como el mejor lateral derecho de futuro que hay actualmente en Brasil y que, sin ninguna duda, podría dar un buen rendimiento en equipos de segunda fila europeos.

En la zona de centrales, están a expensas de saber si Vitor Hugo se irá a Europa, o si continuará para hacer junto a Yerri Mina una excepcional pareja de zagueros, con Thiago Martins y, posiblemente, Antonio Carlos, como dos jóvenes con mucho futuro y que dan un rendimiento de presente asegurado.

La portería, a priori, parece ser que no se tocará y que se esperará a que Fernando Prass vuelva en plenas condiciones físicas tras su lesión.


Palmeiras lucha contra el conformismo, briega para no quedarse en un campeón pasajero, pelea para ser el estandarte de Brasil. El tiempo dirá si lo consiguen o no.

Publicar un comentario