“Con sólo 21 años, es uno de los talentos argentinos con más futuro. Su velocidad (alcanza los 34 kilómetros por hora) le convierte en un valioso puñal que no tardará en dar el salto a un equipo grande. De momento, es feliz siendo el más rápido en ‘desenfundar’ en Almería, la ciudad del western por excelencia” - reseña Don Balón. En ese momento conocí a Pablo Daniel. Y empecé a ver juegos del Almería.



Fabrizio Cuzzola (@FabriCuzzo22)

Aún conservo una vieja revista, de esas que mi tía me traía para ver y leer sobre fútbol. Llevo –relativamente- pocos años viendo este deporte así que no debería extrañar que el jugador del que hablaré esté en el ecuador de su carrera, a sus 27 años de edad.

La revista lleva por nombre ‘Don Balón’ y su portada para el 12 de febrero de 2011 hacía referencia al “Espanyol revelación” con una foto de los grandes capitanes de uno de los clubes que ilusionaba por aquel entonces: David García, Iván De la Peña y Luis García. A los pies y sentado encima de un balón, Mauricio Pochettino, por aquel entonces entrenador ‘periquito’. Hace 5 años se hablaba del ‘milagro perico’ cuando el estratega argentino potenció la cantera del cuadro catalán (sello de la casa, para muestra ver el Tottenham de hoy en día) y sacó jugadores como Didac Vilá, Victor Ruiz, Raúl Baena, Jordi Amat, Álvaro Vázquez, David López, y los Javi (Márquez y López) que combinados con la segunda juventud de García y el aporte de viejos conocidos como Kameni, Verdú, José Callejón, Forlín, Julián Datolo y Pablo Daniel Osvaldo, entre otros lograron que el Cornellá tuviese ilusión de Champions. La lupa estaba sobre Daniel Sturridge, joven delantero inglés del Chelsea que empezaba a hacer goles y prometía un gran futuro. Un póster del venezolano Salomón Rondón y un texto para referenciar el artículo que es lo realmente importante “Piatti: El más rápido del oeste”.

El cordobés comenzó a jugar a los 14 años en Estudiantes de La Plata, y a los 16, Hugo Tocalli lo seleccionó para jugar el mundial Sub-20 con Argentina: Compañero de Sergio Agüero, Éver Banega, Federico Fazio y Ángel Di María entre otros, consiguió no sólo alzarse cómo campeón del torneo en Canadá, sino que fue artífice para eliminar a una selección española, en cuartos de final que algunos años más tarde podría levantar el título absoluto en Sudáfrica 2010: Gerard Piqué, Javi Martínez, Diego Capel, Esteban Granero y Juan Mata eran algunos de los que conformaban dicha ‘roja’.

En noviembre de 2006, Estudiantes de la Plata perdió 1-0 ante Newells al descanso. Diego Pablo Simeone (entrenador del ‘Pincha’ para la fecha) buscaba respuestas para remontar el partido y al 55’ le dio ingreso a Piatti. Estudiantes lograría la remontada y Piatti en tiempo de descuento haría el 2-1… de cabeza. Se consagró campeón del Torneo Apertura y se hizo un regular en las alineaciones. Su desborde y velocidad en el conjunto académico valieron para que los grandes preguntaran por él, y cuando parecía que la Juventus de Turín se lo llevaba a Italia, el Almería pagaba 7 millones de euros para llevárselo a España.

Su adaptación al conjunto rojiblanco no sería sencilla. Luego de dos años en blanco para la perlita argentina, esos 7 millones lo confirmaban como el fichaje más caro de la historia del Almería y al adaptarse al fútbol español, lo comenzaría a demostrar en cancha.



Más que velocidad, un gran manejo de balón y un extraordinario golpeo con la pierna derecha ponían a suspirar a la afición. En 2009, Real Madrid y Almería jugaban por Liga BBVA. Gonzalo Arconaba optaba por ponerlo como extremo por derecha, con resultados más que satisfactorios: El partido acabaría 1-1 y Pablo Daniel sería quien pondría el gol para el cuadro insular. Al recibir confianza, sería el gran revulsivo del club, pudiendo jugar no sólo por banda derecha sino cómo un mediapunta gozando de libertad de movimiento y por su –natural- banda zurda. Aún hasta la fecha es el jugador más bajo en marcar de cabezazo en la liga española, con sus 1,63 cm.

En cuanto a la revista, allí cierra su reseña. Las oportunidades de verle jugar me demostraron que cada palabra escrita estaba perfectamente aplicada en el joven talento que – después de esta aventura – emigraría a Valencia para poder seguir su carrera profesional.

Valencia Club de Fútbol pagaría 9 millones de euros para hacerse con Pablito. 7,5 millones irían a las arcas del Almería, y el 1,5 restante partía a La Plata por derechos de formación.

La pretemporada de Pablo en Valencia, de la mano de Unai Emery, sería extraordinaria, pero al llegar la competición oficial, de nuevo sería un comienzo complicado que desencadenaría en su suplencia. Si bien, Piatti respondía cuando Emery le daba la confianza (marcó hat-trick y dió asistencia en Copa del Rey ante Levante) era un jugador para partidos poco trascendentes. Con Ernesto Valverde (que sustituyó interinamente a Mauricio Pellegrino), Piatti tendría un buen año pese a su poca regularidad. Luego vendría Miroslav Djukic, que lo relegó y lo puso entre los transferibles. Aunque Rennes y Metalist ofrecieron por él, ‘el duende’ decidió quedarse y vistiendo la camiseta #2 (la #11 le quedó a Dorlan Pabon) marcó doblete ante Sant Gallen por Europa League. La destitución de Djukic significaría minutos para el cordobés, que de la mano de Nico Estévez y Juan Antonio Pizzi volvería a la titularidad y respondería con goles, de cabeza ante Real Madrid y en jugada elaborada ante Levante. Volvería a ganarse a la afición valencianista ese año y aportó su granito de arena (un gol) para que Valencia le ganara a Barcelona por primera vez en 11 años, con marcador de 3-2 en Camp Nou.



En la 2014/2015, Nuno Spiritu Santo lo consideró inamovible en su proyecto, ahora a la cabeza del millonario Peter Lim. Terminaron en el cuarto puesto y en 30 partidos jugados por Piatti, anotó 7 veces y dejó otras 8 asistencias, comandando el ataque ‘ché’. El mismo Nuno solicitó que lo renovaran hasta 2019 ganando anualmente 2 millones de euros. El año siguiente todo el Valencia se apagaría. Nuno sería despedido y el rendimiento de Piatti se iría al piso, manteniendo 8 asistencias pero solo dando 2 goles y mostrando incapacidad a la hora de driblar. Fue borrado por Pako Ayestarán y previo al comienzo de temporada se concluyó que lo mejor era buscarle salida.

Espanyol quiere repetir lo hecho hace 5 años. Ya sin Pellegrino y muchas de las figuras anteriormente mencionadas. El chino Chen Yansheng compró al Espanyol de Barcelona y contrató a Quique Sánchez Flores para comandar el ‘resurgir periquito’. El exentrenador del Watford inglés pidió a Piatti y ambos clubes acordaron una cesión por 200.000 euros, sumado a una opción de compra por otros 13 millones.

Hasta ahora, Piatti ha sabido responder a la confianza de Flores. En 10 partidos jugados con el cuadro catalán ha marcado 5 veces y ha dado 7 asistencias. A sus 27 años parece dar un salto importante en su carrera de nuevo, resurgiendo de aquel jugador peligroso que se extrañaba en Valencia. Tener a Piatti es tener a un jugador polifacético. Si le das regularidad, te ofrece manejo del balón en el medio sector, buena salida, rebeldía a la hora de galopar por la banda con velocidad y técnica de regate. Puedes ubicarlo en el mediocampo, pegado a una banda o de mediapunta. Si logra ganar la marca tras un centro tiene una letal técnica de cabezazo y un disparo desde larga y corta distancia matador.

En un tiempo dónde Argentina cómo selección solicita nuevas caras, el ‘Patón’ Bauza debería dedicarle un tiempo en sus paseos a Barcelona, no a ver a Leonel, sino a considerar seriamente –sentado en la grada del Cornellá El Prát- la muy buena idea de llevarse a Pablo Daniel Piatti a la selección.

Publicar un comentario