Gustavo Laguardia (@AKD_GustavoL)


Después de los 18 meses de la ‘era Cocca’, Racing comenzó el año nuevo con técnico nuevo. Facundo Sava se hizo cargo de la dirección de un Racing protagonista en el ámbito local y clasificado al ‘repechaje’ para la Libertadores 2016.

Como eje del análisis y reflexión que pretende hacerse hay que destacar algunos momentos que marcaron el año no solo en lo deportivo, sino también en lo institucional; cada uno de esos momentos fueron causas y/o motivos de situaciones que posteriormente se sucedieron.

1)      21/05 Retiro de Diego Milito;
2)      25/05 Retiro de Sebastián Saja;
3)      14/08 Copa Bicentenario;
4)      Los clásicos con Independiente.

Antes de profundizar en cada uno de esos ‘momentos’ amerita hacer memoria sobre las estadísticas producidas. Los ‘amistosos’ del verano marcaron una tendencia para el equipo del “colorado” Sava, ya que tuvo derrota de 4-2 con Estudiantes y triunfos de 4-2 con Boca y 3-1 con Independiente. Así pasaría en el Torneo de Transición jugado en el primer semestre (un “engendro” de dos zonas de 15 equipos cada una a una sola rueda, con una fecha de clásicos), donde Racing consiguió, por caso, dos victorias de visitante por el mismo y extravagante marcador de 6-3, pero también una derrota contra Newell’s 5-0, lo cual iba a marcar una pronunciada irregularidad a lo largo de todo el año. Sin embargo, la competencia internacional se inició con éxito, debido a la eliminación en ‘repechaje’ al once del Puebla de México, con lo cual el equipo de Avellaneda pudo acceder a la fase de grupos del Torneo junto a Boca (Argentina), Cali (Colombia) y Bolívar (Bolivia).

Los números dicen que Racing en el Torneo Local jugó 16 partidos, ganó 6, empató 6 y perdió 4, con 29 goles a favor y 26 goles en contra, logrando solo 24 puntos que lo dejaron lejos del primer puesto.

Mientras tanto en la competencia internacional pudo avanzar hasta los 8vos de final, donde fue eliminado por el Atlético Mineiro de Brasil. Jugó hasta estas instancias 10 partidos, ganó 3, empató 5 y perdió 2, con 16 goles a favor y 11 goles en contra.

Eliminado de la Libertadores y fuera de todo en el Torneo Local, cuando promediaba el mes de mayo, Facundo Sava comenzó a ser mirado “de reojo”, al punto de darse casi su salida, aunque finalmente fue confirmado por el presidente de la institución, Víctor Blanco. Así las cosas, el fútbol local marchó hacia un largo receso, que finalizaría el último fin de semana de agosto con la reanudación del fútbol e inicio del nuevo Torneo (aún con “la locura” de los 30 equipos).

Pero antes hubo un partido para Racing: la Copa “Bicentenario”, a la que accedieron los dos últimos campeones de los Torneos de Transición 2014 (Campeón Racing) y 2016 (campeón Lanús). Una Copa Nacional para sumar a las vitrinas, una Copa accesible por donde se la mire, si hasta el sorteo determinó que se jugara en cancha de Racing. Pero no, no fue posible, la ganó Lanús con un gol sobre la hora…, y “chau” D. T

El retiro de Diego Milito y Sebastián Saja hundió a Racing en una crisis emocional demasiado fuerte para su historia y para su alma, más allá que la despedida al “príncipe” fue realmente extraordinaria en todo sentido. El 21 de mayo (Racing 2 – Temperley 0), y el 25 de mayo (Racing 2 – Gimnasia y Tiro de Salta 0, por Copa Argentina) fueron momentos determinantes. De hecho, lo que siguió, siguió sin rumbo fijo, sin horizonte, sin referencias dentro y fuera de la cancha, más allá de que Lisandro López comenzaba a emerger como el líder natural de la refundación del equipo.

El nuevo Torneo acentuó la irregularidad y la caída vertiginosa en el juego y en los resultados, que ni siquiera Ricardo Zielinski, traído como D.T con la credencial de sus espléndidos 5 años en Belgrano de Córdoba, pudo revertir, aunque sus números no hayan sido del todo malos. Sin embargo, las tres derrotas consecutivas en las últimas tres fechas del Torneo Local lo decidieron por la renuncia pocos días atrás. Dirigió apenas 13 partidos consiguiendo 6 triunfos, 2 empates y 5 derrotas. Recordemos que la primera fecha dirigió al equipo interinamente Claudio Úbeda en el empate de local 1-1 frente a Talleres de Córdoba. Se le suma, además, la derrota en 8vos de Copa Argentina 1-0 con Gimnasia de La Plata.

De todas maneras, y en el contexto de eliminaciones, derrotas, renuncias y despedidas, hubo una situación altamente positiva para el año de Racing, que tiene que ver con los partidos jugados ante Independiente, su clásico rival. Partidos que dejaron un saldo de 2 triunfos y 2 empates. Un año invicto frente al “peor” de los rivales.

Fue 3 a 1 en el verano, 1 a 1 con empate agónico de Lisandro López después de una “chilena” mágica e increíble jugando como visitante, 0 a 0 la revancha en el cilindro y 3 a 0 en la 11º fecha del torneo que acaba de finalizar en su primera parte, también en condición de local.

Ya sin Sava, ya sin Milito, ya sin Saja, ya sin Zielinski, ya sin Libertadores para el 2018…, Racing vuelve a buscar su camino. Un camino que debe comenzar con la elección de un proyecto y un Técnico para llevarlo a cabo. Nombres suenan muchos…

Con Lisandro López, con Orión (aún tratando de convencer a propios y extraños), con Aued, ¿con Bou?, con la clasificación a la Sudamericana 2018…, Racing vuelve a buscar su camino. Un camino que debe comenzar con un discurso coherente de la dirigencia respecto a la incorporación de los refuerzos, y la unidad del plantel, de los que están y de los que lleguen. Esperanzas sobran.

Publicar un comentario