Hovannes Marsuian (@HMarsuian_)

El central brasileño está lleno de todo tipo de imágenes en su carrera. Los recuerdos de los aficionados del fútbol se dirigen en varias direcciones, positivas o negativas. David Luiz nació con un talento difícil de explicar y el cual le ha generado oportunidades únicas.

David Luiz va agarrado de la mano con Conte y su trabajo táctico, en donde ha demostrado sentirse cómodo. Una de las mayores virtudes del central brasileño es su capacidad de encontrarse y adaptarse, hasta el intento de perfección, dentro de cada sistema en donde ha jugado. Sabe aportar en cada modelo de juego que le rodea.


  FC CHELSEA - Premier League - Football tactics and formations


En el 3-4-3 de Conte, es el central ideal, o así lo está demostrando, para el centro de la defensa de tres; ya que éste sistema logra esconder los defectos del brasileño. Él es la anarquía necesaria en el orden táctico impuesto por el técnico italiano. David Luiz se ha adaptado a Conte, y viceversa. Consiguen potenciar la estructura.

Kanté y Matic son claves para olvidar las carencias de David Luiz, lo benefician; ya que ellos, con su posición fija, protegen al centro de la defensa, que ocupa el central brasileño. Además de Azpilicueta y Cahill, sus compañeros en la línea de tres, quienes le quitan trabajo de caer a la banda; entonces, posee la libertad de ajustarse como quiera, para apoyar y corregir a sus colegas de posición.

Además, está acertando al cortar líneas de pase; ya sea por arriba o por abajo. En conclusión, se está coordinando con sus compañeros y se está imponiendo en su área, algo que siempre le ha costado.

La defensa de tres obliga a David Luiz a ser responsable de la salida de balón. Sobre todo porque el central posee una prodigiosa técnica, y esto coincide con la ausencia de mediocentros creativos, que aseguren una salida limpia desde atrás. Que asegure continuidad de juego; ya que con regularidad Kanté y Matic son los titulares, y Fábregas el suplente.


David Luiz es un central que, con su conducción o pase, supera líneas. Él es quien inicia el juego; ya sea por dentro, por fuera, en largo, en corto, con toques diagonales, horizontales o verticales. Es clave al darle ese punto de creatividad desde atrás. Encuentra a compañeros, donde un típico mediocentro generador observaría. Genera ventajas.

Su carrera se puede ejemplificar como el típico alumno que responde todas las preguntas del profesor, esté seguro o no, donde hay veces que acierta y otras falla ridículamente; pero, poco a poco, está consiguiendo ese punto de madurez perfecto para saber responder todas las preguntas, o el saber qué pregunta responder.

David Luiz encontró su sistema perfecto, o la experiencia lo volvió más inteligente para jugar al fútbol. Para saber resolver problemas concretos en centésimas de segundos, con certeza y sentido. El paso del tiempo le está sirviendo para saber gestionar mejor y dejar atrás sus delirios. Su cabeza y su cuerpo están en sintonía. Hay un crecimiento futbolístico, donde hay una relación de David Luiz con su mente, y su mente con el cuerpo. 

Publicar un comentario