Ads (728x90)



El futbol boliviano no está excento de tragedias aéreas de grandes. Recordemos la Tragedia de Viloco.



Mijail Mercado (@_Mijailovic)


La amistosa invitación

Uno de los capítulos más tristes de la historia del fútbol boliviano, fue la tragedia de Viloco, llamada así porque el siniestro ocurrió en las cercanías de aquella localidad en el departamento de La Paz.

Transcurría el 26 de Septiembre del año 1969, el club The Strongest había sido invitado a jugar un cuadrangular amistoso en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra en esa fecha, realizado en honor a las efemérides cruceñas del 24 de Septiembre. El futbol de manera profesional con campeonatos nacionales en Bolivia daba sus primeros, es por eso que el torneo regionalizado del país tenía fechas i rregulares para disputar los partidos. Aprovechando el receso del campeonato de la Asociación de Futbol de La Paz, el club atigrado decide aceptar la invitación para la disputa de aquel cuadrangular y envía a casi toda su plantilla a Santa Cruz. No se subi eron al avión, el capitán del equipo Rolando “El Perro” Vargas quien pidió no ser parte de la delegación para aprovechar el tiempo y atender asuntos de la empresa de su padre, de la cual era Gerente, tampoco conformaron el grupo el paraguayo Luis Gini y Marco Antonio Velasco por lesión, otro paraguayo de apellido Rolón llegó tarde al aeropuerto y perdió el vuelo rumbo a Santa Cruz, el dirigente Alberto Alarcón cedió su pasaje a un hincha conocido entre los pasillos del club ansioso de viajar con el equipo.

El accidente

El cuadrangular amistoso fue animado por el Club Cerro Porteño de Paraguay, un combinado de Santa Cruz, el club Petroleros de la misma ciudad y The Strongest de La Paz.

The Strongest no hizo buen papel la tarde del 25 de Septiembre, fue simp lemente a pasear. El corto torneo lo terminó ganando Cerro Porteño y al día siguiente se emprendió el viaje de regreso a las 14:00 hrs desde el aeropuerto El Trompillo, donde se sumaría un empresario paraguayo y dirigente de Cerro Porteño, Antonio Arenas, quien se dispuso a viajar a La Paz para acordar algunos contratos de jugadores de aquella institución.


Aquella madrugada se gestó el golpe de Estado contra el presidente Luis Adolfo Siles Salinas, encabezado por el Gra. Alfredo Ovando Candia en una revuelta militar en la ciudad de La Paz, apenas se podía digerir aquella noticia, sin embargo, el día se tornaría más sombrío para el país, pues a las 15:30 hrs el capitán Teddy Scott Villa, de la aeronave que trasladaba a la delegación de retorno a la ciudad de La Paz a bordo de un DC-6B del Lloyd Aereo Boliviano, hizo contacto por última vez con tierra.

Con un total de 74 ocupantes incluídos los deportistas, la aeronave era rastreada desde el aeropuerto El Trompillo que ya había notificado además a los aeropuertos de La Paz y Cochabamba la pérdida de contacto con la misma.

A las 18:00 hrs llegaron a oídos de la dirigencia atigrada las noticas de la desaparición del avión y no fue hasta el sábado 27 de Septiembre que se recibieron rumores de que en la localidad de Viloco se había avistado un movimiento extraño y un estruendo en arriba en las montañas.

Se relata que en el pequeño pueblito existía una persona que montado en su caballo salía a cazar vizcachas para alimentar a los trabajadores de la mina Viloco, dicho personaje fue el primero en ver los restos del avión totalmente destrozado, bajó de la  montaña  y alertó  a  los  mineros  y pobladores  que  empezaron a  movilizarse llegando a la zona del accidente a las 23:00 hrs. 

Las tareas de rescate fueron dramáticas debido a las condiciones geográficas de la zona, que se encontraba en la cordillera de Tres Cruces a 20 km del pueblo y a

4500 msnm, el acceso sólo era posible a pie, por lo que las labores para sacar a los cuerpos de los fierros carbonizados fue hecha a mano toda la noche y se extendió por tres  días. El  domingo  28  llegó  un helicóptero  para  sacar algunos  de  los cadáveres envueltos en frazadas sin lograr identificar a la mayoría.



Las causas del accidente aún no son muy claras, un informe presume que el avión volaba con casi cero de visibilidad debido a la humareda de la zona y que los pilotos volaban guiándose únicamente con los controles electrónicos.

Los cuerpos rescatados fueron llevados a la Catedral de Nuestra Señora de La Paz el 1 de Octubre para ser velados ante una multitud de 15.000 personas y posterior entierro en el cementerio general donde hoy el club posee un mausoleo en honor a los futbolistas.

Los fallecidos

La lista de fallecidos de la delegación del tigre fue la siguiente:

Armando Angelacio, Orlando Cáceres (paraguayos), Hernán Andretta, Héctor Marchetti, Eduardo Arrigó, Raúl Oscar Farfán (argentinos), Julio Alberto Díaz, Oswaldo  Franco  (bolivianos  por  naturalización),  Ernesto  Villegas,  Jorge  Durán, Angel Porta, Juan Iriondo, Oscar Guzmán, Jorge Tapia, Germán Alcázar, Oscar Flores y Diógenes Torrico fueron los jugadores que perecieron. Además, Eustaquio Ortuño (técnico), José Ayllón (dirigente), Felipe Aguilar (masajista), Antonio Arenas (directivo de Cerro Porteño)




La solidaridad y el resurgimiento

Tras la tragedia, el club The Strongest no solo recibió apoyo moral del país y todas partes de América, sino que la ayuda económica y colaboración para sanar los
daños que dejaría esa desgracia, sirvieron para resurgir al club aurinegro “más fuerte” que nunca.

La situación del club  era muy lamentable desde  todo punto  de vista, se  había quedado sin equipo para jugar el torneo de AFLP y terminó retirándose, la inversión económica de traer a jugadores del extranjero y de buena talla se veía perdida. Es en ese momento que la masa del club paceño y con el respaldo de socios e hinchas ponen a la cabeza a don Rafael Mendoza Castellón, que comenzó a realizar las gestiones para resurgir al club y recaudar fondos, a esto se  sumaba la  buena predisposición y desprendimiento voluntario y solidario de muchos clubes de Sudamérica. Tal es el caso  de River Plate y Boca Juniors de Argentina  cuyos presidentes llegaron en persona a La Paz para ofrecer partidos a beneficio sin cobrar un centavo.



Boca Jrs. prestó a dos futbolistas, para entonces juveniles de gran talento, hablamos de Luis Bastida y Víctor Hugo Romero que a la postre brillarían en el futbol boliviano en la década de los 70.

Para realizar las giras al interior del país y al exterior, el eterno rival del aurinegro, el club Bolívar cedió a sus figuras más importantes para conformar la plantilla.

El entonces presidente de la CONMEBOL, Teófilo Salinas, donó 20.000 USD al club, Joao  Havelange, presidente  de  la CBF  organizó  un clásico  carioca  entre Flamengo y Fluminense cuya recaudación fue en un 100% a las arcas de  The Strongest.

Es entonces que  se rearma  el equipo al año siguiente, con muchos  jugadores nacionales y el presidente de la institución, Rafael Mendoza, inicia la construcción del complejo  deportivo  en la  zona  de  Achumani, al sur de  ciudad  de  La  Paz, complejo que hoy lleva su nombre.

Las tragedias como esta sacan el lado más humano de las personas, donde los colores ya no importan, el fútbol simplemente une pueblos, más allá del idioma y costumbres, el lenguaje  de  este  deporte  es  universal. La  solidari dad  ante  las catástrofes nunca ha fallado dentro del mundo del futbol, esto demuestra que los sentimientos que conllevan seguir a este deporte son mucho más grandes de lo que se piensa y logran cosas tan grandes que simplemente enmudece el habla, es difíci l creer que todavía hay quien dice que “esto es solo un deporte”.

Publicar un comentario