Sin duda el club más prolífico en la historia de Chile, no solo por sus fichajes sino por los talentos que pudo formar en sus inferiores (Bravo, Fierro, Fernández y Valdivia). En esta no tan imposible alineación de la Roja vemos a varios titulares en todas las líneas. Pueden presumir de jugadores élite a nivel mundial: Bravo como el mejor guardameta del continente; Arturo Vidal como uno de los volantes más polivalentes de la cófrade mundial y un fuera de serie como al estrella del Arsenal: Alexis Sánchez. Si a Juan Antonio Pizzi se le ocurre salir jugando con este once, el sistema no sufriría demasiadas modificaciones. Quizá la baja más notable en la selección chilena sería Charles Aránguiz, pero de resto, válida.



En La Pizarra del DT le damos un espacio a la imaginación. Pensamos en posibles selecciones latinoamericanas formadas solo por jugadores o ex jugadores de un equipo dentro de su liga local. Deben ser elementos tanto consolidados como emergentes, pero siempre en la órbita de la élite balompédica nacional.

Publicar un comentario