Agustin Zabaleta (@AgustinZ95)

El Club de Gimnasia y Esgrima La Plata está atravesando unos de sus mejores períodos postascenso en 2013. Luego de su retorno a la Primera División tras dos años de ausencia, el 'Lobo' peleó el torneo de 2014 contra River y clasificó a la Copa Sudamericana 2014. Con la ida de Pedro Troglio este año y la llegada de Gustavo Alfaro como técnico, el conjunto platense goza de una regularidad más firme que antes, habiendo perdido en el corriente año tan solo 8 partidos. Sin embargo, siempre existen puntos a mejorar.

¿Cómo logró el 'Tripero' no caerse con el cambio de técnico? El extécnico de Tigre logró acomodar las piezas de la manera que mejor le cae, no sólo a él, sino también a los jugadores. Cuando existe esa conexión, pocas veces se falla. De atrás para adelante, el 'Lechuga' alineó siempre a los más aptos de acuerdo al rival que se presentaba. Aquí se presentan a los jugadores más utilizados y regulares en el equipo.


Con la ida de Fernando Monetti, primero, y luego con las partidas de Nicolás Navarro, Enrique Bologna y Yair Bonnín, el arco del 'Basurero' quedó huérfano. Para evitar eso, el club compró a Manuel García, proveniente de Rosario Central, en caso de que el arquero Alexis Martin Arias no llegara a acoplarse a la Primera División, puesto que jamás había disputado un minuto en cancha.

Alexis Martín Arias

Para sorpresa de todo, Martin Arias no solo se aclimató a la máxima categoría, sino que también fue responsable de que su equipo ganara salvándolo en contadas ocasiones. El arco tiene un dueño definido y es uno de los orgullos de la institución, puesto que se inició en las inferiores del mismo. Por las dudas, también está en el plantel Juan Pablo Noce, citado para la selección Sub20. Los hinchas ya no extrañan a los arqueros anteriores.

En la línea defensiva, uno de los lugares en los que Alfaro hace mucho hincapié, es uno de los puntos fuertes del equipo. Cuenta con dos laterales de extensa trayectoria y temperamento: Facundo Oreja por izquierda, y el capitán Lucas Licht por derecha. De 34 y 35 años, respectivamente, los laterales hacen las bandas proyectándose en ataque, buscando siempre a los delanteros. Si bien a veces tienen problemas en la marca y en el retroceso, ambos jugadores son vitoreados por la hinchada debido a la entrega que realizan en el césped.

Ezequiel Bonifacio es uno de los reemplazantes naturales de Oreja, pero aún no termina de afianzarse del todo, más allá del enorme potencial que posee. Kevin Ceceri aguarda su momento en caso que el 'Bochi' no esté disponible en el lateral derecho. Cabe destacar que estos dos últimos jóvenes son de la cantera albiazul, dejando ver que existe un gran trabajo quienes participan en la formación de profesionales. 

Maximiliano Coronel

La dupla central es la que viene cambiando a menudo. A veces por bajo rendimiento, pero también por expulsiones y lesiones. El uruguayo Sebastián Gorga y Maximiliano Coronel parecen ser la dupla más aceitada, la que más se entiende y conecta, pero también han participado Manuel Guanini, de las inferiores, y Christian Ramos, jugador de la Selección Peruana. Estos últimos no se han adaptado a lo que requieren los partidos y deberán esforzarse más para ganarse el lugar. El experimentado Mauricio Romero es otro de los que esperan su momento.

El mediocampo es donde más jugadores han pasado, por la línea de cuatro volantes han pasado hasta 11 jugadores. El fijo es Luciano Perdomo, de 20 años y surgido en el 'Tripero'. De gran marcaje y despliegue físico, es uno de los jugadores que siempre están en el once inicial. Quienes lo acompañan van variando de acuerdo al rival, rendimiento personal, o lesiones. Daniel Imperiale es uno de los refuerzos que mejor están rindiendo, y junto a Ramiro Carrera, confeso hincha de la institución y que anhelaba ponerse la camiseta desde que estaba Arsenal, tienen la confianza del entrenador pese que por momentos sus rendimientos son más bajos que lo normal.

Sebastián Romero y Lucas Lobos son dos casos aparte a analizar. Ambos son emblemas del club pero nunca han podido campeonar con el club de toda la vida. A mitad de año retornaron con el fin de finalizar su carrera deportiva, sin embargo, el equipo los necesita más de lo habitual debido a que a veces los partidos necesitan de su jerarquía y experiencia. 'Chirola' es creador de juego y mente fría que pone en orden al equipo. En tanto, el exToluca realiza un buen despliegue técnico a pesar de sus 35 años.

Luciano Perdomo

Lorenzo Faravelli, Dario Botinelli y Dardo Miloc son ruedas de auxilio que le dan frescura al equipo en los partidos. El primero de los tres es al que más se recurre, con el objetivo de que su juventud y técnica pueda llevar al triunfo a los suyos. Jorge Valdéz Chamorro y Matías Noble son dos jugadores que han sufrido lesiones de larga duración y que recién en estos últimos días están participando del primer equipo. Fabián Rinaudo, otro estandarte del club, está en proceso de recuperación debido también a una larga lesión.

El ataque es donde más dudas se presentan, donde no hay dupla que se establezca como titular. A diferencia de la mitad de la cancha, en la delantera no hay un nombre imprescindible. Todos están en falta debido a los pocos goles realizados. Nicolás Ibañez, de 22 años y que viene de Comunicaciones, de la tercera categoría del fútbol argentino, es quizás, la sorpresa del plantel ya que es uno de los que más contribuye al ataque, no solo por sus goles, sino incluso por jugar en ciertos partidos de mediocampista externo, lejos de su posición natural.

Franco Niell, de los más querido por los hinchas y el juvenil de 20 años Nicolás Contín, surgido de las inferiores, son los que le pelean el puesto, ya que el otro lugar está reservado para el '9'. El primero suele tener más rodaje debido a la entrega física y jerarquía, pero Contín ha sabido arreglárselas para jugar e incluso marcar goles.

Nicolás Ibañez

Nicolás Mazzola, Pablo Vegetti y Federico Rasic son los altos que pelean por ser el '9', pero ninguno de los tres ha sabido de apropiarse de la titularidad con firmeza. A raíz del bajo rendimiento, ninguno ha podido mantener una regularidad que se transmita a goles. Aquí se presente la mayor falencia del equipo, la falta de gol. Alfaro deberá trabajar mucho para poder hacer de Gimnasia un equipo fuerte en los defensivo y agresivo en el ataque.

Gimnasia es uno de los equipos más fuertes de Argentina, a pesar de sus altibajos, cada partido lo asimilan como una final, y como ejemplo están los cotejos que han jugado, como los que fueron contra Estudiantes e Independiente en el torneo, o como fueron los de Copa Argentina ante Racing y San Lorenzo. El 'Lobo' no se achica con nadie, y con sus virtudes y defectos tratará de seguir en este camino que los lleve a vencer a los mejores del país.
  

Publicar un comentario