Diego Godín, el central uruguayo de mayor experiencia en activo en la actualidad, aquel que expresa rigidez y seguridad en la zaga colchonera, llegó hace 11 años a Cerro por 37 dólares.

En un tuit que el humorista, murguista y comunicador Rafael Cotelo publicó en @rafacotelo "$ 840 ó U$S 37 ó € 27. Eso fue lo que pagó @CACerro_oficial por Diego Godin hace 11 años, cuando él tenía 17 años" y acompañada con la imagen del documento de la AUF que confirma que el valor pago por los albicelestes.

El expresidente del club, Alfredo Jaureguiberry, que en ese momento aún no había llegado al principal lugar de la directiva pero trabaja en la institución, explicó: “Defensor lo dejó libre y el padre le pidió a un amigo, que es hincha del club, si podía conseguir que le hicieran un lugar por seis meses porque estaba estudiando en Montevideo y quería seguir entrenando. Llegó seis meses y se quedó para hacer historia, porque Godín convirtió de cabeza el gol 100 de los clásicos (del Cerro)”.

Foto de Rafael Cotelo

Recordó también Jaureguiberry que en ese momento, estuvo en los primeros planos en tema de la transferencia del zaguero de Cerro, Pablo Melo, a Newell’s Old Boys, que incluyó una polémica con un empresario que pretendió comprar su ficha y el club no se la vendió, y luego, el equipo argentino mandó cheques que Cerro nunca cobró y Melo regresó al club de la Villa.

“Después de todo eso el que estaba interesado en comprar la ficha de Melo era Marcelo Otero, que compró en US$ 140.000. La cuestión fue que cuando estaba por definir la compra de Melo le dije a Marcelo, que sigue viviendo acá en el barrio: ‘Hay un botija que aún no jugó en Primera, pero que tiene unas condiciones bárbaras. Por qué no te interesas en él, y me respondió: ‘Yo quiero a Melo, quiero a Melo’”, contó como anécdota el exdirigente albiceleste.

Diego Godín abandonó el Club Atlético Cerro en 2006, año en el que fichó por Nacional, uno de los equipos más laureados de Uruguay, y que le sirvió de trampolín para dar el salto al fútbol europeo y recalar en el Villarreal, club en el que permaneció tres temporadas antes de fichar por el Atlético de Madrid.

Pero no olvida sus orígenes. Hace no mucho, el central envió a los juveniles del CA Cerro un paquete que contenía 30 pares de botas de fútbol, 10 pares de guantes de golero, 15 pares de canilleras y 25 chalecos de entrenamiento.


Extraído de Ovación

Publicar un comentario