Fútbol y progreso (@Futbolyprogreso)


Chapecoense ha llegado a la final de la Copa Sudamericana tras vencer en doble eliminatoria a San Lorenzo, el conjunto argentino que a priori se postulaba como favorito en este enfrentamiento. Finalmente, el equipo brasileño ha conseguido pasar a la final y luchará contra Atlético Nacional por el preciado trofeo de la segunda máxima competición continental en Sudamérica.

Chapecoense ha exprimido y optimizado sus recursos económicos de manera excepcional. Esta labor la lleva realizando desde varios años atrás, obviamente por necesidad más que por deseo. La economía de guerra a la que se enfrentan la mayoría de los clubes brasileños es latente cada año y Chapecoense no es ajeno a ello.

Como muestra de ello, vamos a destacar cuanto ha costado y de qué manera han llegado al club de Santa Catarina,  los catorce jugadores que disputaron la vuelta contra el equipo argentino.

Danilo: El guardameta llegó a Chapecoense, cedido por parte de Londrina, en 2013, cuando aún estaba en la Serie B. Cuando finalizó el préstamo, consiguió regresar, ésta vez en propiedad, al equipo de Santa Carina. El coste total de su fichaje fue de cero euros.

Giménez: Lateral derecho joven, con proyección que tras realizar un buen año en Goias en 2015, acertó la cesión este año con Chapecoense, procedente de Cianorte, un club " fantasma". El coste por lo tanto, tambien fue de cero euros.

Neto: Central de experiencia, aterrizó en Febrero de 2015 tras rescindir su contrato con Santos, en el que apenas contaba con minutos.  De nuevo, el coste de la operación fue de cero euros.

Thiego: Un mes antes de la firma de Neto, Chapecoense apostó por otro central que quedaba libre tras una aventura en Azerbayan, en el Khazar Lankaran. Desde su llegada, su rendimiento es incuestionable.  El club gastó en el fichaje de traspaso cero euros.

Josimar: De nuevo otra contratación a coste cero, ésta vez en el año que estamos cerca de finalizar. No renovó con Ponte Preta por divergencias económicas en el contrato y pasó a formar parte de su actual club.

Gil: Tras estar en Chapecoense cedido por Coritiba en el pasado 2015, en Enero de este año ha pasado a ser propiedad del club, tras terminar su vínculo contractual con su anterior club. Un jugador que ya conocía la entidad y que dio un gran rendimiento y del que se terminó por convencer para 2015. De nuevo, como no podría ser de otro modo, a coste cero.

Cleber Santana: La llegada de Cleber Santana fue lograda el año pasado, tras varias intentivas por parte de Chapecoense. Éstaba en Criciuma y era titular indiscutible, y en una de tantas operaciones extrañas o ilógicas de lo que podemos entender en el fútbol europeo, Cleber se marchó libre al club de Santa Catarina. Chapecoense dio de nuevo un ejemplo de gestión económica-deportiva, y el traspaso no costó nada.

Ananias: Se repitió con él, el mismo modus operandi realizado con Gil.  En este caso, estuvo en 2015 cedido por parte de Cruzeiro en Chapecoense, y en ésta ocasión lo que ocurrió fue que finalizaba su contrato con el equipo de Minas Gerais y no renovó. Libre en el mercado le dio prioridad a su actual equipo, en el que es uno de los mejores jugadores del mismo. Coste cero.

Tiaguinho: De los pocos jugadores por los que Chapecoense ha tenido que pagar algún importe, aunque no ha trascendido. De igual manera, debe ser pequeño el monto. Procede de Metropolitano, un club muy humilde y cuya buena actuación en el campeonato catarinense (el estadual en el que participa Chapecoense) le permitió a este joven extremo dar el salto a la Serie A.

Kempes: Con el descenso de Joinville a la Serie B, el veterano delantero llegó con la carta de libertad bajo el brazo en este año y los registros goleadores y, en general, su importancia en el juego, han sido extraordinarios, mucho más positivos de lo que se esperaba con su fichaje, que fue, a coste cero.

Bruno Rangel: En 2013 aterrizó libre tras llegar del Metropolitano, y su buen año tuvo como recompensa (económica) personal, su marcha a Qatar. Sin embargo, su aventura en el país duró solo cuatro meses. Consiguió rescindir su contrato y de nuevo formó parte de Chapecoense a coste cero.

Lucas Gomes: Tras jugar el año pasado  cedido en Fluminense por parte de Londrina, éste mismo club lo ha vuelto a prestar a Chapecoense, donde empezó como titular pero ha ido perdido presencia con el paso del campeonato. Una cesión que le ha costado al club cero euros.


Sergio Manoel: Cedido por parte de Mirassol, este pivote que puede adaptare a la posición de interior o lateral derecho, tampoco ha sido objeto de coste ninguno por parte del club de Santa Catarina, teniendo un buen final de campeonato.

Publicar un comentario