Víctor Grao (@VictorGrao)


Al inicio de cada temporada, en la presentación a los medios, los clubes de fútbol muestran sus uniformes a la prensa. El de local, el de visitante, uno alternativo y el de los porteros. Generalmente es así.

El problema viene si se tiene al vasco Aurrecochea en tus filas. ¿Cómo presentas el uniforme? Es tan difícil como imposible. Sin ser un portero con una gran trayectoria, se quedó en la retina de los hinchas paraguayos por su paso por Guaraní, principalmente. Sus intervenciones con las manos resultaban menos intrigantes que la camiseta “animada” que utilizaría el partido próximo.

Desde Bob Esponja, pasando por el Chapulín Colorado y llegando a Batman, el uruguayo Pablo Aurrecochea cambiaba sus personajes todas las jornadas: "Partido tras partido estoy vistiendo una camiseta nueva. Tengo muchas opciones y me apetece, llama mucho la atención y a la gente le gusta. Me hace sentir bien con lo que hago. Lo elijo yo, con mi señora, que es la que me diseña las camisetas”, comentó para la Agencia EFE en una entrevista. Y fue su mujer quien tuvo la maravillosa idea: "Fue idea de mi esposa, Noelia Viera; si hubiese sido por mí, quizás no se me habría ocurrido”.

Aurrecochea tuvo su paso por Guaraní del 2009 al 2013, cuando fue relegado por Fernando Jubero al banquillo de suplentes y hasta a la reserva, por lo que prefirió buscar nuevos horizontes.

“Aurre” llegó a usar más de 60 camisetas con “el cacique”, muchas más del portero que se le podría dar el nombre de precursor en esta disciplina de cambio de uniforme: Jorge Campos, el ex internacional mexicano que también vistió gran cantidad de diferentes indumentarias.






Publicar un comentario