Por: Christian Morales (@ChrisPradaDT)

El Club Atlético Junior es uno de los equipos históricos del fútbol colombiano. El actual subcampeón de la Liga Aguila vuelve a los Cuartos de Final de la Copa Sudamericana en un año lleno de dificultades futbolísticas y administrativas para los de la “arenosa”.

Para esta segunda parte del 2016, Junior de Barranquilla ha sufrido significativos cambios en su equipo de trabajo y en su plantilla. Después de ser subcampeón del futbol colombiano en el segundo torneo del año pasado y en el primer semestre de este año bajo la dirección de Alexis Mendoza, el equipo “Tiburón” ha tenido que afrontar cambio de entrenador para este semestre: La llegada de Giovanni Hernández (exjugador e ídolo juniorista) se dio después de la renuncia de Mendoza. Los problemas con el presidente del club llevaron a la salida del entrenador barranquillero en julio del 2016.

Después de la salida de Mendoza y la llegada de Hernández, el club ha conseguido un total de 8 victorias, 8 empates y 5 derrotas, en 21 partidos: con un rendimiento del 50,79%. Todo esto comprendido entre Liga Águila (penúltima posición), Copa Águila (clasificado a la Final) y Copa Sudamericana (en Cuartos de Final) y sumado a una racha de 12 partidos consecutivos sin ganar.


Desde la llegada de Giovanni Hernández a la dirección técnica del club, el ex equipo de “Pibe” Valderrama no ha podido conseguir los mejores resultados, ni tampoco el mejor juego. Desde el punto de vista táctico no se ha visto una mejoría en fase defensiva y se ha visto un retroceso en la generación de juego del equipo, aunque se ha percibido interesantes cambios y nuevos conceptos tácticos que podrían ayudarle al equipo “Tiburón” a conseguir buenos resultados en los torneos en los que actualmente compite.

Características generales del equipo

Fortalezas:
  • Organización y sincronización posicional en salida: Desmarques de apoyo de mediocentros defensivos, entrando entre los centrales para permitir proyección de laterales y apertura, generando líneas de pase para conectar y facilitar progresión en corto.
  • Buen desarrollo de transiciones ofensivas posicionales llegando a tener un 2-2-4-2 en fase ofensiva.
  • Buena ejecución de pases entre líneas y pelotazos cruzados al espacio.
  • Rotación y versatilidad posicional en el medio: Buena ejecución de permutas posicionales cambiando de posición y de módulo depende a la situación de juego requerida, constante cambio y rotación posicional de Narváez #15 y Sánchez #6.
  • Cuando progresa y pasa primeras líneas de presión rivales, crea superioridades numéricas en ¾.
  • Apoyos posicionales para generar situaciones 1v1 en zona de definición.
  • Rapidez en el ataque de espacios exteriores de juego consiguiendo desborde y profundidad en banda.
  • Movilidad de delanteros, saliendo de posición para atraer e intentando apoyar posicionalmente para crear superioridades numéricas en diferentes zonas del campo, entre zona 2 y 3.
  • Buen desarrollo de conceptos de “cobertura” por parte de centrales (Balanta #3 y Pérez #19) en especial cuando el rival ataca espacios exteriores a la espalda de los laterales que están proyectados al ataque.
  • Buen manejo de tiempos y buen aprovechamiento de espacios, atacando espacios entre líneas rivales para conectar.
  • Generación de superioridades numéricas zonales especialmente en zona 2.

Debilidades:

  • Poca sincronización y precisión de pases y movimientos para progresar en los dos últimos ¼ de juego.
  • Mucha distancia entre líneas permitiendo facilidad del rival para atacar espacios a la espalda de los volantes interiores.
  • Desequilibrio posicional cuando el bloque es alto en transición ofensiva.
  • Debilidades en juego aéreo defensivo y errores en el posicionamiento en jugadas de pelota quieta en contra.
  • Lento y errado desarrollo de repliegue en las transiciones defensivas posicionales por parte de los laterales: Ambos se proyectan al ataque, alcanzando a llegar a zona 2 y 3, pero cuando el equipo pierde el balón, el rival tiene facilidad para atacar espacios exteriores a la espalda de laterales del Junior por lentitud en el regreso.
  • Desequilibrio posicional en el bloqueo de pasillos exteriores de juego.
  • Mal desarrollo de ataque posicional o ataque en bloque. Bloque largo en fase ofensiva dado a que los centrales no posicionan el bloque alto y por momentos el equipo queda dividido en 2 bloques, uno defensivo y otro ofensivo con dificultad para conectar ambos bloques.

Análisis línea por línea

El arquero, muy seguro bajo los 3 palos,aporta mucho liderazgo al equipo, además tiene un peligroso cobro de tiro libre directo.

Defensa con centrales rápidos, fuertes en el 1v1 y eficaces en coberturas posicionales, aunque débiles en el juego aéreo defensivo. 
Los volantes de contención, muy seguros y coordinados, fuertes en el 1v1 y en el desarrollo de coberturas, bloquean bien los espacios interiores y son precisos en salida.

Los volantes de creación son rápidos atacando espacios, pero son desordenados en el posicionamiento defensivo y son poco regulares: Por momentos se desmarcan bien y juegan entre líneas para conectar, pero a veces toman malas decisiones y no crean líneas de pase para progresar.

Movilidad por parte de su delantero centro, quien marca diagonales en busca de atacar espacios libres, se sale de posición para atraer a rivales y entra en circuito de juego.

Jugadores relevantes

Alexis Pérez #19: Central rápido y aplicado. Toma buenas decisiones en salida con el balón y a la hora de retardar e interceptar, es eficaz en coberturas y fuerte en el 1v1 defensivo.

James Sánchez #6: Como mediocentro defensivo, le otorga al equipo claridad en salida y facilidad para romper líneas de presión con pases o conducciones, aplica de forma correcta desmarques de apoyo y de ruptura y es preciso en la entrega del balón, además posee un peligroso y potente remate de media y larga distancia.

Roberto Ovelar #9: El delantero paraguayo, es un delantero muy completo desde lo técnico. Tiene mucha movilidad velocidad, se asocia bien con volantes creativos y extremos. Se sale de posición para atraer rivales entrar en circuito de juego y tiene una buena capacidad de definición.

En salida en corto, usualmente uno de los mediocentros defensivos ejecuta desmarques de apoyo entrando entre los centrales para permitir proyección de laterales y apertura de centrales y generar líneas o triángulos de pase y así tener mayor fluidez a la hora de progresar



Cuando se rompen las primeras líneas de presión y se logra progresar llegando a los últimos 2 ¼ de cancha el Junior intenta generar diferentes superioridades numéricas zonales en diferentes zonas del campo, buscando accesos interiores y exteriores y atacando espacios entre líneas rivales para conectar




Tanto Roberto Ovelar como Michael Rangel son delanteros centrales rápidos e inteligentes a la hora de ejecutar diagonales y de atacar espacio a la espalda de los defensas rivales


Junior de Barranquilla en fase defensiva: Bloqueo de pasillos interiores, pero facilidad para atacar espacios exteriores en segunda línea. Los extremos no cierran la línea y permiten facilidad al rival para conectar



Facilidad del rival para tacar espacios exteriores por lento regreso de laterales en transición defensiva posicional




Debilidades en el juego aéreo defensivo y errores posicionales en el marcaje de Jugadas de pelota quieta de costado


Publicar un comentario