Tony González (@AGA26A) en @RectanguloVerde


EL NIÑO DE LA PANDILLA

Debutar con 16 años en el fútbol mexicano es algo muy inusual dentro de las costumbres que hay en el país, algo que no pasaba desde que Martín Galván debutó en el 2008 con el Cruz Azul en la InterLiga a los 14 años, una edad mucho más joven que el protagonista de este texto pero que aún así debe de ser resaltada.

Algunos piensan que debutar a alguien en un ambiente de primer equipo o divisiones mayores está mal para el crecimiento de un jugador como futbolista y como persona; yo honestamente lo veo bien, debido a que esto es fútbol, y sí, los futbolistas también son personas, pero si alguien de una edad de adolescente es más talentoso que un jugador mayor de 20 años de edad se puede justificar, porque el talento siempre gana.

El día de hoy escribiremos sobre Misael Domínguez, futbolista que está próximo a cumplir los 17 años y que ya debutó con el primer equipo del Club de Fútbol Monterrey de la Liga MX, algo que ya de por sí es inusual, más inusual es que los Rayados debuten a un jugador de su edad en la primera categoría.

¿QUIÉN ES?

Nacido el 27 de Octubre de 1999 en la ciudad de Saltillo en Coahuila, Josué Misael Dominguez González proviene de un seno de una familia humilde del norte de México, en donde en esos lugares Rayados suele ir a “scoutear” a sus jugadores jóvenes como César Montes y Santiago Rivera, ambos nacidos en Sonora. Y “Misa” no sería la excepción para ir a las fuerzas básicas del Monterrey.

Desde el primer momento en que pisó suelo regio, Misael no ha dejado de causar impacto a los alrededores de la institución albiazul, en donde pasó de la Sub-15 a la Sub-20 del club en menos de 1 año por increíble que se lea, e incluso ha sido convocado a la Selección Sub-18 de la Selección Mexicana cuando todavía no es mayor de edad.



Sin embargo, Misael Domínguez no se dio a conocer por completo hasta que Antonio “El Turco” Mohamed lo ingresó de cambio en un partido amistoso disputado contra el Cruz Azul en Julio de este año, llamando principalmente la atención su estatura de 1.59 metros y su apariencia literalmente de un niño. Unos días después, Misael sería llamado a la banca para el partido homenaje al “Chupete” Suazo en el Estadio BBVA Bancomer. en donde el saltillense entraría en lugar del chileno en su despedida en un emotivo momento con la camiseta “297” en la espalda.

“Misa” fue convocado para disputar la Concachampions contra el Don Bosco en Monterrey, en donde saldría como titular y marcaría su primer gol y daría su primer asistencia a nivel internacional con el primer equipo, dándose a conocer mucho más con el sector de aficionados de Rayados, que ya se daban cuenta de la calidad que el niño tenía en sus pies. Muchos aficionados esperan verlo pronto debutar en Liga, y no dudo que eso se dé dentro de poco tiempo.

¿CÓMO JUEGA?

Misael Domínguez se desempeña en la posición como interior por el sector izquierdo en la saga rayada, normalmente cortando por dentro cuando se le pide y generando ocasiones y peligro por su lado. Es un jugador muy habilidoso, veloz, súper ágil y con visión para crear jugadas. Claro está que pese a su corta estatura y su poca corpulencia esto influye poco en su juego debido a que supera a los rivales fácilmente con todas las cualidades antes mencionadas con una que otra travesura aprovechando su cuerpo.

Algunos ya le comparan con el “Tecatito”  Corona -también producto de la cantera rayada- pero se me hace exagerado que a un jugador tan joven se le empiece a comparar así debido a que aún no vemos su máximo potencial, aunque concuerdo en que tiene unas cualidades similares a explotar que las del jugador del Porto.



La madurez futbolística en jóvenes como Misael es clave totalmente, y más si ya debutó con el primer equipo. No hay que inflarlo pero mucho menos dejar su proceso a largo plazo atrás, hay que dejar que siga entrenando para mejorar sus cualidades y que sea un futuro pilar mexicano en el club como lo es actualmente Montes. Hay que arroparlo en la cantera, pero tampoco tratarlo como alguien especial, que sepa competir por su puesto y sobreponerse en la competencia interna a los extranjeros y a la propia regla 10/8.


Espero que en un futuro no muy lejano veámos a Misael Domínguez destacar con Rayados o en el fútbol mexicano, sea con el club actual creciendo poco a poco, o que alguien de Europa se interese por él y quieren pulirlo desde un principio como ya hizo el Twente con el antes mencionado Corona. El fútbol es de momentos, y el momento de Misael parece que llegará pronto, de momento, hay que echarle el ojo desde ya al niño de la Pandilla del Cerro de la Silla.

Publicar un comentario