Por: Carlos Alberto Chacón Albino (@Carloschacon05)

Daniel Valdés, el guardameta tachirense del combinado nacional es uno de los más experimentados en nuestro fútbol con 31 años de edad y un referente del Atlético Venezuela.

El andino, desde sus inicios en el fútbol eligió ser arquero, pues en esa posición es donde se ha sentido cómodo. Una de las virtudes de él es su buen juego aéreo que ha fortalecido a lo largo de su carrera nacional e internacional.

Su primer club como profesional fue Trujillanos FC,  aunque no tuvo la oportunidad de debutar en la Primera División, pudo adquirir experiencia a sus 18 años de edad. En ese club estuvo hasta febrero de 2005.

“Tuve bonitas experiencias en Valera, aprendí el sacrificio que tenía que hacer para poder tener regularidad como profesional”, aseguró el jugador.

De allí salió al exterior y estuvo en dos equipos uruguayos: Defensor Sporting y La Luz FC, respectivamente.

Llegó al Defensor Sporting de la Primera División de Uruguay, después de su presentación  en el Sudamericano Sub 20 con Venezuela. Con el conjunto violeta lamentablemente no tuvo la oportunidad de jugar con el primer equipo sino con la reserva de ese club y estuvo durante siete meses. Decidió irse de Montevideo por problemas con su representante.

“En Uruguay pude terminar de madurar como persona, arquero y profesional. Compartí con grandes jugadores que ahora se encuentran brillando en los equipos élites de Europa”, expresó Valdés.

Regresó a Venezuela con el Zamora FC en Segunda División y jugo el Clausura 2005 y Apertura 2006; Valdés pudo ascender a ese equipo a la máxima categoría del fútbol venezolano, participó en el blanquinegro hasta 2007.

“Estoy muy agradecido con esa institución, fueron buenos años y me dieron la oportunidad de debutar en Primera División de Venezuela”, confesó el veterano arquero.

Su primer partido en la máxima categoría del fútbol nacional fue en Acarigua, frente al Portuguesa y su equipo perdió 2-0 en aquella oportunidad.

En la segunda etapa del 2007, volvió a su ciudad natal, esta vez jugaría con el Deportivo Táchira donde se coronó campeón del torneo venezolano, lo que significó su primer título como profesional.

“Fue importante jugar con el club de mi tierra natal, mi primer título como profesional con mi gente en Táchira fue una experiencia inolvidable”, manifestó. El jugador pasó dos años en el equipo buscando ganarse un puesto titular, decidió salir del club para buscar la continuidad necesaria.

Se fue al Deportivo Anzoátegui en 2010, colectivo donde no logró adaptarse y estuvo tan sólo seis meses. Aunque el jugador llegó al oriente del país con altas expectativas, lamentablemente no tuvo un buen semestre y decidió irse. “DANZ siempre me cumplió en todo, pero lastimosamente no pude adaptarme de la mejor manera”, reveló el criollo.

El guardameta sancristobalense volvería a cambiar de equipo en 2011 y fichó con el Deportivo Lara aportando de gran manera en su primer semestre al conjunto crepuscular, logró su segundo campeonato como profesional en Cabudare. “En este club viví momentos muy lindos en el primer semestre que pude jugar, el equipo estaba peleando en la parte baja de la tabla”, dijo. Sin embargo, con la llegada de un nuevo cuerpo técnico perdió protagonismo y cambió de equipo.

Para la campaña 2012/13 fue a la capital del país y estuvo con el Real Esppor (actualmente Deportivo la Guaira), siendo ese el octavo equipo profesional para el criollo. Allí se mantuvo bajo la arquería del club en 34 partidos y convirtiéndose así en una pieza vital para el combinado de Caracas. “El Real Esppor me regaló la oportunidad de volver a tener la continuidad con un grupo muy joven y que pudimos llegar a semifinal de Copa Venezuela”, mencionó el tachirense.

Salió del club luego de la venta del equipo y los nuevos directivos decidieron fichar otro guardameta. Yaracuyanos se convertiría en su próximo club para la temporada 2013/14, equipo que le brindó una confianza importante para crecer como profesional, jugo 16 partidos con el equipo de Yaracuy, que hoy en día hace vida en la segunda categoría del fútbol profesional venezolano.

“Este club fue bastante importante en mi carrera, aunque tuve la regularidad necesaria no se logró el objetivo principal que era mantener la categoría”, aseguró el cancerbero con experiencia foránea..

Daniel Valdés volvería por segunda ocasión a Caracas, esta vez con el Atlético Venezuela. Club donde actualmente milita y defiende la camiseta nacional desde hace par de años. En este equipo ha podido mejorar de a poco y se convirtió en uno de los guardametas de mayor jerarquía en el fútbol venezolano.

“Estoy muy agradecido con este club porque he logrado cosas muy importantes a nivel personal y profesional”, informó el capitán del conjunto nacional.

Su experiencia en diferentes clubes venezolanos le ha ayudado de gran manera  para ser titular en el conjunto que hace vida en el estadio Nacional Brígido Iriarte.


En la actualidad Daniel Valdés es uno de los responsables del gran momento que atraviesa el colectivo nacional, que recién acaba de concluir en la segunda posición de la clasificación del Torneo Clausura 2016. Siendo así, el mejor campeonato para el Atlético en su historia.

Publicar un comentario