Por Federico Muiños (@federuvi)

Norberto Alonso, Marcelo Gallardo, Ariel Ortega, Pablo Aimar, Andrés D’Alessandro, Erik Lamela… cuando se empiezan a nombrar grandes jugadores que han surgido de las divisiones inferiores de River y que se destacaron por su buen pie se vienen rápidamente varios nombres a la cabeza. Por ejemplo, los mencionados anteriormente. A los que realmente apuestan para el futuro, ya pueden anotar a uno más: Tomás Andrade.

A saber: es un volante creativo de tan solamente 19 años (cumplirá 20 en noviembre) que debutó en la Primera de River en abril de este año. En aquel 0 a 0 ante Vélez en el Monumental, mostró destellos de su calidad y comenzaba a ser nombrado por los hinchas y también por la prensa. De hecho, tuvo un remate que dio en el palo. Fue su presentación tras haber estado a préstamo en el Bournemouth de Inglaterra durante 2015, pero sin chances de jugar en el equipo principal.



Con el nuevo esquema 4-2-2-2 que propone Marcelo Gallardo para el Millonario, a ‘Tomi’ se lo ve posicionado por el sector derecho, donde en los pocos encuentros que le ha tocado jugar demostró criterio para manejar el balón. Suele asociarse con los delanteros y también perfilarse para la zurda, su pierna hábil. Aunque también puede desbordar por la banda y llegar hasta el fondo para lograr un centro.



Actualmente tiene por delante a su ídolo y estrella del equipo, Andrés D’Alessandro, pero es un cambio recurrente del DT, además puede acomodarse por la banda izquierda si la situación lo amerita.

Tan solo suma 11 partidos con la camiseta de River, pero ya le han alcanzado para lograr su primer título: la Recopa Sudamericana. En ambos partidos contra Independiente Santa Fe, ‘Tomi’ ingresó en el complemento para darle frescura al ataque del equipo.

Con D’Alessandro y Gonzalo ‘Pity’ Martínez como habituales titulares, el primer cambio para poder desnivelar en la creación de juego en River es Andrade. El juvenil se lo ganó por sus buenas apariciones y también se vio favorecido por no tener otros jugadores de importancia en esa posición, además de la ida de Leonardo Pisculichi en el último mercado de pases.

Hace pocas semanas, la dirigencia decidió renovarle el contrato hasta junio 2020. De esta manera, aseguró que ningún club de Europa pueda llevárselo de manera libre. Ahora depende del propio Andrade para que pueda escribir su historia en un gigante como River Plate.

¿Lo emociona el fútbol? Sus primeras declaraciones tras su debut en Núñez no dan lugar para las dudas…








Publicar un comentario