Víctor Grao (@VictorGrao)


La selección de Panamá clasificó al octogonal a pesar de caer contra sus similares de Costa Rica. Los dirigidos por “Bolillo” Gómez tuvieron un buen partido y poco a poco van agarrado el ritmo de juego y los automatismos que el colombiano inculca.

El compromiso contra los “ticos” fue de dos tiempos claramente marcados, el primero dominado por Costa Rica y el segundo por Panamá. Las refacciones tácticas que hizo el “Bolillo”, sumado a la incursión de José González y Luis Tejada le otorgó a Panamá otro aire de juego en la segunda parte, donde fueron superiores.

Presión en salida

En el primer tiempo, Panamá tuvo orden, más no ejerció una presión notoria en salida de Costa Rica, esto le permitió a los creadores “ticos” salir cómodamente con el esférico y utilizar su buen pie para enviar balones cruzados a sus atacantes.

En más de una ocasión, las espaldas de Ovalle y de Murillo fueron ganadas en la primera mitad por estos balones largos.




No obstante, hubo cambios que jugaron en pro a la selección panameña. La presión pasó de ser en la mitad de la cancha a adelantar las líneas y ejercer el pressing desde metros más adelante, lo que le generó un desequilibrio extra y balones largos, pero sin destinatario fijo.

Panamá buscó colocar un referente en cada hombre en salida de Costa Rica, logrando igualdad numérica y complicación para los costarricenses en el primer pase de la línea defensiva.



Ataque panameño

La primera mitad para Panamá resultó ser de un ataque solitario. Nurse estaba solo en el frente de ataque intentando pivotear balones para sus extremos o para Buitrago. Dos centrales lo marcaban de manera fija y los envíos en largo que le hicieron fueron siempre imprecisos.



Para la segunda parte también hubo cambios en este sector. Nurse tuvo mayor acompañamiento con el ingreso de Tejada y las líneas panameñas se adelantaron. Varios remates a la portería tica salieron de jugadas en velocidad a ras de césped. Esto se logró producto de las asociaciones de los elementos en ofensiva y permitiendo líneas más juntas entre ellos.

La facilidad que tiene Bárcenas en el uno contra uno también le facilitó las cosas a Panamá, que al dejarlo libre contra el lateral tico, generó ocasiones en ofensiva. 




Publicar un comentario