Por: Gustavo Laguardia (@AKD_GustavoL)

      Ricardo Zielinski irealizó un par de pinceladas para su debut como director técnico de Racing (pos Sava-Úbeda), en una pintura que asomaba como un futuro éxito en las galerías del fútbol 2016, pero que luego de la pronta eliminación copera y despedida del torneo local, presentaba zonas grises que ameritaba colorear.

      El partido para tal debut se trató de la 2º fecha del Torneo local, de visitante, lejos de Buenos Aires, en tierras Sanjuaninas, adonde un tal “San Martín” se hace muy fuerte a la hora de jugar.

      ¿Cuáles fueron las pinceladas del “ruso”?:

A) Bou de capitán, por primera vez en Racing, ante la baja por lesión de “Licha” López, su capitán natural (¿por qué no Aued?), quizás por estrategia para motivar al goleador.

b) Lautaro Martínez, un pibe de la cantera del club, desde el inicio (reafirmando con esto, el rotundo “no” a la llegada de Bergessio).

c) Marcos Acuña que siempre suele jugar por izquierda, aparece por la derecha, y Romero que venía jugando por derecha, ahora lo hace por izquierda.

d) Afuera Videla que venía siendo titular en los últimos partidos previos a la llegada del nuevo entrenador, y doble cinco en cancha con Cerro y Aued.

e) Leandro Grimi a su puesto natural de marcador de punta izquierda, dejando su lugar en la zaga central que venía ocupando a Víttor, suplente en los últimos partidos de la Academia, ya sea con Sava o con Úbeda en los dos que dirigió.

      Así las cosas, un sábado 10 de setiembre de 2016, en San Juan, el Racing del “Ruso” Zielinski comenzó a jugar…, diríamos, con un dibujo táctico mucho más cercano al 4-4-2, que al 4-3-1-2 que pudiera parecer ante la presencia del zurdo paraguayo Romero. El partido comenzó ‘entretenido’ con una propuesta de ‘ida-vuelta’. A los 12’ una gran jugada colectiva le permitió a Racing abrir el marcador…, Romero trasladó por izquierda, abrió al centro para Cerro y éste asistió a Marcos Acuña, quien con un preciso puntazo de su botín izquierdo puso la pelota en “el rincón de las ánimas”. Después de la ventaja conseguida, ’parecía’ como que Racing se acomodaba a jugar ‘de contra’, mientras el partido entraba en una ‘meseta’ y el conjunto de Avellaneda se mostraba cómodo tanto en el trámite como en el resultado, cuando promediaban los 25’.

      El ‘parate’ de 2’ 30’’ para tomar agua debido al intenso calor, le inyectó vértigo y velocidad al ataque de Racing que, “rápido y furioso”, producía lo mejor saliendo en contraataque. Final del primer tiempo. San Martín de San Juan 0 – Rqcing 1. Pudiéndose destacar, en el equipo parcialmente ganador, una defensa sólida en líneas generales y a su arquero Orión respondiendo bien en la más difícil que produjo el equipo verdinegro.

      El segundo tiempo se inició parecido a como se había dado el primer tiempo, aunque con menos intensidad por parte de Racing, que veía como SMSJ le manejaba la pelota y se iba metiendo cada vez más cerca de su arquero. A los 11’ el “Ruso” da curso a su primer cambio oficial como técnico en ‘La Academia’ y hace salir al pibe Lautaro Martínez para que ingrese Videla. ¿Cambio ‘defensivo’? En teoría sí, al menos es lo que podía verse en ese 4-4-1-1 plantado en cancha, que insinuaba un intento de “cierre” del partido, pero de “cierre” nada, nada de nada, porque fue el peor momento de Racing en el partido. Iban 16’ y Racing seguía sin encontrar la pelota, además, seguía más cerca de su arquero que del arquero rival.

      Pero Racing tiene un jugador que se llama Marcos Acuña, que ahora ya estaba ubicado en la banda derecha, que seguía recuperando y trasladando con criterio cada balón que pasaba por sus pies y que, además, seguía corriendo como al principio del partido. Hasta que a los 22’, otro pibe, Brian Mansilla reemplazó a un Romero exhausto, más allá que, apenas un minuto antes de salir, junto a Bou se asociaron para llevar peligro al arco de San Martín.

      A los 29’, Racing continuaba muy atrás en el campo de juego, apelando a pelotazos largos para las corridas de Bou, que sumaba sacrificio y entrega como nunca en los últimos tiempos. Y no podía ser otro que él, el incansable huevo Acuña, quien a los 34’ tiró un centro-asistencia para que Gastón Díaz, el “Díaz de Cocca”, marcara el segundo gol y diera cifras definitivas al marcador. Los últimos minutos mostraron, a mi entender, a la figura del encuentro, Marcos Acuña, como dueño absoluto del partido. SMSJ 0 – Racing 2. Buen debut de Zielinski en Racing y oportunas pinceladas. Fin de la cita.


Publicar un comentario