Por: Miguel Peña (@Migueltals)

Venezuela llegaba con una nueva ilusión a la jornada 7 de las eliminatorias mundialistas de Rusia 2018, donde se vería las caras con Colombia, rival que últimamente la vinotinto venía sacándole resultados importantes en partidos oficiales. El cuerpo técnico comandado por Rafael Dudamel estudiaba el lema “Comienza una nueva eliminatoria”. Eso lo creyeron los venezolanos y cómo no creerle luego de la gran actuación en la Copa América Centenario. El conjunto nacional le daba esperanza a los fanáticos a seguir creyendo en ellos.

Pero fue más de lo mismo, séptimo partido en eliminatorias que Venezuela no logró ganar al caer derrotado 2 goles por 0. La sensación que tuvo el venezolano fue que eso ya se había visto. No fue la misma selección que le devolvió la ilusión al criollo, si no la que se la quitó. Jugadores imprecisos, pases no completados y errores que acarrea al combinado vinotinto desde hace tiempo.

A continuación, el análisis uno por uno de los 14 jugadores que vieron acción en cancha:

Dani Hernández: De lejos el mejor en cancha, se hizo grande al detener dos penales (Bacca y James) además de salvar en distintas oportunidades los errores ajenos, estuvo pendiente durante todo el partido y quizás sin él en el arco, Colombia hubiese llenado el ‘saco’.

Roberto Rosales: Impreciso, no desbordó y cuando lo hizo dejó su banda sola, llegaba tarde, además de eso Muriel le ganó todos los duelos.

Oswaldo Vizcarrondo: Nuevamente un pase atrás donde por poco el resultado iba a ser un gol de Bacca, sin embargo tuvo jerarquía cuando se le exigió y respondió en algunas circunstancia, aún así, dejando deuda.

Wilker Ángel: De mucho a poco le pasó, empezó el partido muy atento, llegando a hacer cortes muy seguro, pero la intensidad le pasó factura, un anticipo a Carlos Bacca que no le ganó la pelota donde el ariete cafetero asistiría a James Rodríguez que colocaría el 1-0 en el marcador, justo antes del descanso. Significó un balde de agua fría para los criollos. Ya en el 2T vería la expulsión por doble amonestación al derribar a Bacca dentro del área y concederle un disparo desde los 12 pasos a los locales.

Rolf Feltscher: Es el sacrificado, no desbordó pero tenía problemas en salida, vería la expulsión en los minutos finales por doble amonestación y otorgaría el otro penal al cometerle infracción a James.

Arquímedes Figuera: El ‘Camuro’ respondió, de lo más claro en la vinotinto, hizo las coberturas siendo muy exigido y estando muy expuestos para los ataques rivales.


Tomás Rincón: Nuevamente Rincón se vio sólido pero sin brillo. El capitán le faltó intensidad a la hora de resolver algunos problemas en campo, sin embargo estuvo a la altura y cumplió sus funciones.

Adalberto Peñaranda: No brilló, no era el mismo Peñaranda que veníamos viendo, regaló un lujo al hacerle un caño a James pero hasta ahí, colaboró en defensa, estaba más pendiente de incomodar a Medina que de hacer lo que el mejor sabe hacer, además de eso la imprecisión fue notoria, perdió demasiadas pelotas en ataques de la manera más infantil.

Juanpi Añor: Juanpi empezó sin brillo, pero se fue sumando y en los últimos 20 minutos del 1T, cobró un tiro libre que por poco termina en gol y metió un pase filtrado que por poco termina en gol de Josef Martínez. En el 2T desapareció.


Josef Martínez: Buscó colaborar pero no encontraba espacio. Estudiaba las opciones pero no se le veía concentrado, sin embargo tuvo un mano a mano donde el arquero rival se creció y le negó el grito de gol. Mucho que desear.

Salomón Rondón: El ‘Gladiador’ peleó, buscó pero no encontró. Los balones no le llegaban, ganó algunas pelotas por arriba pero sin brillo, ‘el de Catia’ no tuvo su mejor partido porque realmente la pelota no circuló hasta llegar a donde él se encontraba.

Yeferson Soteldo: El joven talento desequilibrador del Zamora FC no fue el mismo, fue el único de los tres cambios que hizo el DT que acertó, se atrevió e incomodó en oportunidades a la defensa cafetera, sin embargo no estuvo pegado a la raya como estamos acostumbrado a verlo en el fútbol venezolano.

Christian Santos: Pasó desapercibido durante todo el partido, entró y no tuvo la irreverencia que se esperaba. No incomodó, pero tampoco estorbó.

José Manuel Velázquez: Quizás ni él se esperaba que iba a jugar en Barranquilla, o eso nos dimos cuenta cuando su cambio duró en realizarse porque no estaba vestido completamente, entró porque ya no había  más centrales y era necesario uno. Poco criterio cuando jugó apenas 5 minutos.

Si le sumamos todo eso al buen juego que planteó Colombia el resultado sería el mismo, derrota para Venezuela.



Publicar un comentario