Por: Juan Cruz Vigliero (@Jcruzvigliero)

¿Quien hubiera imaginado que aquél jugador que debutara un  21 de febrero del 2007 en Racing Club de Avellaneda y que jugaba en ese entonces de marcador central, hoy vaya a disputar la Champions League en uno de los equipos sensación de Europa y que más expectativa genera, como ser el Sevilla bajo el mando del flamante nuevo entrenador argentino,  Jorge Sampaoli? . Pero, ¿qué puede aportarte el oriundo de Puerto Madryn al Sevilla? ¿Es Mercado un jugador de nivel europeo? ¿Porque Sampaoli puso sus ojos en él?
Después de un paso sin pena ni gloria por Racing, pero sí destacando que fue parte del plantel de la Selección Argentina que obtuviera en el año 2007 el mundial Sub-20 de Canadá, fue transferido a Estudiantes de La Plata en el año 2010. Gabi, como suelen decirle, salió campeón con dicha institución jugando de lateral/volante en el ingenioso 3-5-2 que planteaba  Alejandro Sabella y que le valió un campeonato. Quedará para el recuerdo la goleada de ese gran equipo ante River en el mismo Monumental, por un contundente  4 a 0, en donde Mercado convirtió –cuando no- un gol clave  de cabeza.

Logró afianzarse en ese gran equipo de Estudiantes como un lateral que le aportó al conjunto pincharata mucho recorrido en la banda derecha, oficio, sacrificio y, sumado a ello, convirtiendo varios goles importantes.

Ya consagrado como un defensor importante del futbol argentino, en el año 2012 lo adquirió River Plate. En aquel entonces la institución riverplatense no pasaba por su mejor momento ni institucional ni futbolístico, por lo que la compra de Mercado no hizo mucho ruido.

Poco a poco Gabriel se fue convirtiendo en un pilar fundamental de aquel River que obtuvo bajo el mando de Ramón Díaz dos títulos en el año 2014 y por supuesto Gabi, cumplió con su cuota habitual de goles importantes cuando abrió el marcador en el encuentro contra Argentinos Juniors por la fecha 18 del torneo argentino que le valió al conjunto millonario pasar en ese momento al primer puesto de ese torneo y terminar consagrándose campeón después de un tiempo largo de sequía.

Ese mismo año y tras la sorpresiva renuncia de Ramón Díaz, Marcelo Gallardo se hizo cargo de la dirección técnica  y  comenzó rápidamente a obtener títulos para dicho club. Fue tal la revolución que generó Gallardo, que a fines de ese mismo año obtuvo la Copa Sudamericana venciendo al gran equipo de Atlético Nacional de Medellín en la final de tal torneo, y adivinen ¿Quién convirtió el segundo gol de River en la vuelta disputada en el monumental? Nuevamente el hombre de los goles soñados.



Si el 2014 fue un gran año para el conjunto milonario, ni hablar de lo que significó para tal institución el 2015. River Plate conquistó en dicho año la Recopa Sudamericana, la Copa Libertadores, la Suruga Bank y en diciembre se dio el gusto de enfrentar a uno de los mejores equipos de la historia de este deporte como ser el Barcelona de Iniesta, Messi, Neymar, Suarez y compañía, en Japón.

Ese 2015 significo la consagración de Mercado en uno de los grandes de Argentina, y terminó conformando junto a Maidana, Funes Mori y Vangioni una de las mejores defensas de la historia de ese club. River logro obtener su tercera Libertadores y nuevamente adivinen quien se hizo un hueco en el marcador convirtiendo el segundo gol en la ida de la semifinal contra el conjunto paraguayo Guaraní; Sí, de nuevo el hombre de los goles importantes. Como si fuera poco, ese año también marcó un gol en la final de la Suruga Bank.

Para cerrar lo que fue un año inolvidable en su carrera futbolística, fue convocado a fines de ese año por Gerardo Martino para disputar la cuarta fecha de las Eliminatorias sudamericanas. Jugó de titular en la victoria contra Colombia, y disputó el partido de forma muy convincente. Fue parte del plantel argentino que disputara este año la Copa Centenario y logró consolidarse como el lateral derecho titular de la selección argentina. En total disputó 21 partidos en la selección nacional y ya tiene marcados dos goles en los últimos tres partidos de las eliminatorias para Rusia 2018.

Gabriel Mercado disputó el pasado  31 de julio su último partido como jugador de River y, fiel a su costumbre, convirtió el último gol del encuentro de penal.



Cierra así su exitoso ciclo en el club argentino con estadísticas realmente envidiables; 11 goles en 144 partidos, y la obtención de seis títulos -cuatro de carácter internacional-  y por supuesto lo más difícil de todo para un jugador que juega de defensor, que es lograr meterse en el corazón de una hinchada muy exigente.

Volviendo a las preguntas iniciales, Mercado demostró en estos cuatro años que vistió la banda millonaria trabajo, sacrificio, garra, marca, proyección, goles claves, personalidad, y liderazgo. No es un dotado técnicamente hablando, pero siempre cumple. Desmostró no achicarse en los momentos difíciles, y sumado a ello, ha demostrado ser un jugador muy polifuncional (recordar que comenzó su carrera jugando como marcador central). Tampoco hay que olvidar que los partidos se ganan con goles, y Mercado  siempre se hizo notar en momentos claves; un defensor que convierte goles es un defensor que aporta un plus fundamental.

Jorge Sampaoli sabe que está frente uno de los desafíos más importantes en su carrera como DT, que es  intentar consagrarse a nivel europeo con el Sevilla. Para cumplir con tal tarea, no resulta extraño que haya puesto sus ojos en el internacional argentino quien le aportará seguramente al lateral derecho del conjunto sevillano todos estos atributos ya descritos y más.

En cuanto a Mercado, le llega a sus 29 años el chance de jugar en un gran equipo de Europa. Quedará en el demostrar que Sampaoli no se equivocó al elegirlo para ocupar un lugar en la defensa del Sevilla, un lugar que seguramente Gabriel defienda con toda la responsabilidad y seriedad que siempre mostró a lo largo de su gran carrera como jugador de fútbol.

Publicar un comentario