Juan Manuel Baena (@JuanManuelBaena)


Christian Santos, el delantero que está en boca de todos por su progresivo impacto futbolístico y mediático, hasta hace poco era un completo descocido para el lente venezolano. El futbolista que comenzó en la temporada 2011-2012 con el  KAS Eupen de la segunda división Belga, y que a pesar de haber marcado 16 goles, extrañamente no le fue suficiente para atraer la atención de los principales medios de comunicación deportivos criollos en busca de su difusión. Era escaso lo que los venezolanos sabían de este jugador. Pero a partir de aquí, es la historia de cómo Alan Morales (@AJMorales8792), un marabino (29 años), hincha del extinto UAM, se interesó en seguir su carrera, de lograr contactarle y con un gran trabajo de hormiga conseguir que Santos obtuviese el impulso mediático que más allá de sus goles todo deportista necesita para darse a conocer.

Dime, ¿cómo fue que supiste de Christian? Porque era un jugador desconocido al venezolano.

A.M: Por la página de Vinotintos en el Exterior en 2006. Para ese entonces estaba en el Arminia Bielefeld (segunda de Alemania) pero Luego le perdí la pista. Hasta que en 2011 Salió una nota de Andreina Fernandes, en el diario Líder, donde anotó 2 goles, ya en la segunda división de Bélgica.

¿Ahí fue que retomaste seguir su carrera?

A.M: Si, desde allí busque contactarlo por las redes sociales.

¿Te refieres a comunicarte directamente con él?

A.M: Si claro, fue cuando lo encontré, tanto por Facebook, como por Twitter.

¿Cuál fue tu primer mensaje a él? ¿Qué quisiste decirle?

A.M: (Risas) exactamente no recuerdo, que en esencia mi mensaje era que había seguido su carrera hace un tiempo, pero que le había perdido la pista y que quería saber de su actualidad.

¿Y cuándo fue la primera vez que te contesto? ¿Qué te dijo?

A.M: Creo que fue al día siguiente de escribirle. Me agradeció que lo contactara. Y bueno empecé a preguntarle cosas, su historia pues, la que tanto conocemos hoy en día.

A.M: Le pregunté que si estaba dispuesto a representar a la Vinotinto. A lo que él respondió un poco escéptico de que lo llamasen, a él le daba como reserva pensar en llegar a la Vinotinto, pero claramente nos dijo que si jugaría para la nuestra.

- Santos se fue del país a los 6 años para Alemania, por el trabajo de su padre-

A.M: Luego de contactarle por el chat del Facebook, acordamos tener una llamada en Skype donde en dicha charla, le prometí que lo daría a conocer, ese día le pedí a mi amigo, el estudiante de comunicación Miguel Aprile (@MiguelAprile), que nos acompañara y también compitiera ideas en esa conversa. Allí nosotros acordamos la estrategia de cómo hacer que se comenzara a hablar de Christian.

Alan Morales junto a Christian Santos

Háblame de esa conversa por Skype

A.M: Christian estaba algo temeroso de hablar en español. Porque tenía tiempo sin hablarlo con fluidez.

Empezamos a hablar de su actualidad en el Eupen y de los goles que había marcado, de que si conocía a algún futbolista venezolano de los que jugaba en Europa, nos contó que conoció a Juan Arango en Alemania cuando recién llegaba al Borussia.

Luego pasamos al tema de la selección donde hablamos de sus posibilidades para el momento.

Hablamos de armar hasta un “dossier” de Christian para hacerlo llegar a la FVF a través de un contacto de Miguel (Aprile).

Fue allí donde le dimos nuestra palabra de que lo íbamos a proyectar aquí en el país. Y desde ese momento él hizo su parte demostrando sus capacidades y sus muchos goles, finalizando esa temporada con 16 tantos. Luego de ahí, fuimos haciendo cada quien lo suyo.

Christian los goles y nosotros asegurarnos de que en el país se supiera de él; porque la 2da de Bélgica era muy difícil de seguir, por su poca proyección.

¿Y concretamente qué fue lo que tú y Miguel comenzaron hacer?

A.M: Hablarle a los periodistas de Christian por twitter de sus actuaciones y su actualidad. Yo le conseguí algunas entrevistas de bajo perfil pero importante a la vez. Porque aquí nadie lo conocía.

Santos cuando jugaba en el Arminia Bielefeld

Ciertamente, casi nadie sabía de él. Reconocimiento para la web ‘Vinotintos en el Exterior’, de los pioneros en preocuparse por darle difusión a esos vinotintos desconocidos al ojo del seguidor venezolano.

A.M: Un detalle era que Christian, prácticamente no utilizaba sus redes sociales, por lo que le recomendé reactivarlas, ya que solo usaba el Facebook, ahí se puso al día con sus cuentas Twitter, Instagram y Snapchat. En el 2012 decidí crear una página fans de Santos, luego a mediados del 2014 con ayuda de Kelvin Solórzano (@KevinSC), fue tan bien manejada que recientemente paso a ser la página oficial de Santos con más de 65 mil seguidores.

¿Cuándo comenzaste tu andada, algún periodista o medio te tomó la palabra?

A.M: Al principio fue difícil. Pero jornada tras jornada con goles de Christian fueron interesándose más en su actualidad. De los primeros fue Tato Celis, pero él era estudiante de comunicación, aunque en el mundillo del fútbol venezolano era muy conocido. Ah y por su puesto antes fue Andreina Fernandes que trabajaba en Líder para el momento.

¿Cuál fue el hecho más notorio que hicieron para dar a conocer a Christian?

A.M: Recuerda que lo de Christian fue algo gradual, a medida que fue pasando el tiempo se fue haciendo más conocido, sus actuaciones, el seguimiento de la prensa, ese tipo de cosas, fue lo que lo dio a conocer. El principio de todo, surgió cuando le conseguí par de entrevistas con los conocidos periodistas Daniel Prat (para El Nacional, en ese entonces) y Juan Sifontes de Líder. Todo fue una campaña permanente de tuits, de conversaciones con periodistas. Dentro de mis limitaciones por no ser una persona del medio, no pude hacer más, me hubiese gustado hacer más pero de verdad no pude. Para mí, el giro de su proyección en el país, fue cuando él vino a tramitar su cédula venezolana. Luego cuando ya había sido convocado con la Vinotinto el año pasado, el abogado y publicista Iván Agüín (@Ivannassim) le consiguió una entrevista con Meridiano.  

Hasta con Stalin Rivas, llegue a hablarle de Christian, le comente que también era guayanés, él me comento que sí, sabía algo de Christian y que era un jugador con un gran talento.

A.M: Hubo un tiempo donde yo prácticamente era el único contacto entre Christian y el fútbol venezolano, porque Miguel se apartó un poco de las redes y él lo seguía apoyando pero a su ritmo. Y el peso de esa proyección la tome yo; luego llego Iván Agüín, que con sus conocimientos de publicidad, lo pudo ayudar más, lo que fue muy beneficioso para Christian, por sus contactos, logró posicionarlo en medios más importantes. Creo que, como yo venía de ser hincha y en esa condición, de no ser un letrado del fútbol como tal, pienso no me permitió calar más, y hacer que el nombre de Christian se expandiese con mayor ruido, sin embargo aporte mi grano de arena para darlo a conocer ante muchísima gente.

A.M: También de resaltar el apoyo de Marilin Guzman (@MarilinGuzman), en la cuentas @VzlaSportsNews y @LaVinotintoVA, que apoyan la actualidad de los vinotintos en el exterior. Y la idea fue exponerlo y llevarlo a la mayor cantidad de gente posible. Teniendo Christian sus cuentas personales, pero que casi no interactuaba por ellas.

- Contra viento y marea -

A.M: Hubo un tiempo en que Christian no disponía del tiempo suficiente para contestarme los mensajes por estar concentrado en el fútbol, y a raíz de ello, decidí ponerme en contacto con su papá, el sr. Roberto Santos, a quien conocí por insistencia (risas). Primero contacté a la hermana de Christian por Facebook y por ahí nos poníamos en contacto, luego hice que se abriera uno propio (risas), a raíz de todo esto, hicimos una buena amistad, es un gran tipo, humilde y jodedor (risas).

¿Buscas contactar a  su papá, que para ese entonces tengo entendido era su representante?

A.M: Sí, pero un representante tácito. Es decir, era el intermediario, quien se encargaba de los contactos entre Christian con los equipos, pero nunca ejerció ese rol de un agente a tiempo completo, de una manera formal. Siempre fue más su padre que un representante como tal.

¿La familia de Christian donde vive?

A.M: En Lippstad, Alemania

- Alan toco las puertas del Valencia C.F. y del Atlético de Madrid –

A.M: El Valencia C.F. mostró interés porque yo contacté a Miguel Coira (formador de jugadores y descubridor de talentos) para hablar con esa gente, o sea a alguien conocido para ellos, como decimos acá una palanca, incluso esa misma persona habló con el Mono Burgos (asistente del Cholo) -Atlético de Madrid- sobre Christian, pasa que para esa época, Santos aún no había firmado con Norman - Capuozzo- y su agencia.



¿Y el papá siempre mantuvo contacto contigo?

A.M: Si. Es un señor muy amable y sencillo. Desde que nos conocimos siempre intercambiamos ideas y estrategias en pro de la carrera de Christian. En nuestras conversas, él me informaba de los clubes que le llamaban ofertando o mostrando interés por su hijo. Que por cierto, fueron equipos grandes de Italia, solo que el enfoque del jugador era llegar a la Liga española.

A.M: Un punto importante es que su agente se movió en pro de la meta de Christian, que era la Liga. Capuozzo, todo el tiempo trabajó para que Christian jugará en España. Lo hizo renunciando a las muy buenas comisiones que pudo recibir de los clubes de fuera de España (Italia, Inglaterra, China, Turquía y Holanda), ningunas de esas ofertas fueron conocida por la prensa deportiva. En las negociaciones previas con Alavés, el Dt. Pellegrino, gustó mucho de Santos y que trataría de construir la ofensiva en torno a él. Eso fue un gran punto a favor, fue el proyecto deportivo lo que inclinó la decisión con dicho club.

Fíjate todo lo que llevo al apoyo que ustedes le hicieron más allá de sus goles, ser internacional con Venezuela lo ayudó a posicionarse más al valor de su ficha. Todo fue una cadena.

¿Mantienes contacto con Christian?

A.M: Sí, siempre hablo con él por Whatsapp.

Imagino que debe estar muy agradecido por todo lo que hicieron por él.

A.M: Claro vale, él siempre nos ha agradecido. En su Instagram y Twitter colgó una foto conmigo agradeciendo mi apoyo.


- El ansiado encuentro, Alan conoce a su ídolo futbolístico –

A.M: Yo fui a Puerto Ordaz para el juego ante Ecuador por invitación suya, él me regaló la entrada al partido. Compartí con parte de su familia que vive en Puerto Ordaz. Se portaron de lo mejor conmigo, guardo los mejores recuerdos y agradecimientos por su atención.

A.M: Luego del partido nos reencontramos en el aeropuerto de Puerto Ordaz, ya Christian se iba, fue todo rápido no hablamos mucho. Pero todo el tiempo allí estuve acompañado de su familia me trataron como a uno más.

Para el que aún se pregunta en síntesis de que sirvió todo el trabajo realizado por Alan, las respuesta es haciendo un símil como de aquella pequeña gota de agua que una tras otra, va agrietando una piedra. Como recordarán, el primer paso eran los goles de Christian, paralelamente Alan logra llamar la atención del seguidor criollo, de la prensa y muy en especial al venezolano en general, fue sumando una bola de nieve que producía una presión popular para que se hiciere su llamado a la selección en la que Sanvicente nunca estuvo convencido de convocarle. De ahí, el resto de la historia ya todos la conocemos.

A.M: Christian Santos, siempre fue con mi persona de un trato cordial y humilde. Ha luchado como hormiga por su sueño de llegar al fútbol de España, y esta vez se ha dado. Ahora le toca demostrar todo su potencial y consolidarse. 


Al final de la entrevista, Alan me comenta que su anhelo a corto plazo es incursionar como agente de jugadores y descubridor de nuevos talentos.

Publicar un comentario