Cosme González (@CosmeGonzalez)


La jornada 7 del futbol mexicano tenía como principal encuentro el superclásico entre el América y las Chivas, sin duda el partido más esperado por ambas escuadras. El “Pelado” Almeyda se refiere a este encuentro como: “En el Clásico se da el alma y mis jugadores darán el alma, por lo que significa”. Y así fue, Chivas se llevó este encuentro por marcador contundente de 3-0.

1.- Línea de 4

En los últimos partidos a los de Coapa se le vio con línea de 5. Pero para este encuentro y con la lesión de Valdés, Nacho Ambriz, decidió regresar a la línea de 4, con Goltz y Aguilar como centrales; y en las laterales, Paul Aguilar por derecha y Osmar Mares por izquierda.



2.- Rombo americanista

La novedad en este partido fue el medio campo que mandó Ambriz. Mismos hombres, pero diferente parado, y es que en esa zona del campo se vio un rombo, con “Chepe” Guerrero como único contención con la idea de tomar mano a mano a López que se desempeñó como media punta; de volante por izquierda Sambueza, y por derecha Renato Ibarra. Como media punta atrás de los delanteros estaba Osvaldo Martínez para evitar las salidas de los contenciones rivales tanto Orbelin, como Pérez.


Con esta formación el “Chepe” Guerrero tuvo mucha actividad, pues cuando el América tenía la salida, se incorporaba a la  zona defensiva, haciendo línea de 3 junto a Goltz, y Aguilar, para darle amplitud a Mares y Paul Aguilar. Osvaldo dejaba la media punta, y se colocaba como contención, para no dejar espacios en la salida.


3.- Dinámica Chiva

La velocidad y juventud de los del rebaño se impuso a la experiencia del América, incluso haciéndolos ver lentos en algunos sectores del campo. Constantemente se veían rotaciones en el ataque rojiblanco, y si bien es cierto que Zaldívar era el única punta, atrás de él estaba López con mucha dinámica y buen traslado de balón, pues jugaba libre, y se movía hacia la izquierda para ayudar a Cisneros, y hacia la derecha para ayudar a Brizuela. A “Chofis” también se le sumó Orbelín Pineda que constantemente ayudaba en ataque, dejando a Pérez como único contención.


Por varios lapsos del partido, el América se vio en inferioridad en defensa. La velocidad de Chivas supo sacar ventaja tanto en superioridad de hombres en sectores del campo como en el marcador, incluso se llegó a ver, como en el segundo gol Chiva, un 3 contra 1 a favor de los visitantes. Antes del partido y en declaraciones, el guardameta azulcrema se refirió a las Chivas así: "Es un equipo que tiene jugadores jóvenes con mucha hambre, antes había jugadores de mucha experiencia, pero ahora es un equipo fresco y por consecuencia será un rival difícil de vencer”.



4.- Presión alta

Las Chivas salieron a la cancha del estadio Azteca con la firme idea de llevarse este superclásico, y en su actitud y ganas de querer tener el balón se veía reflejado. Apenas perdía el balón y ya estaban haciendo presión a la defensa del América, incluso llegando estar mano a mano, y generar peligro con pases rápidos y verticales aprovechando la velocidad en ataque de Brizuela, López, y Cisneros, además del buen momento que vive Zaldívar.




Publicar un comentario