Por: Federico Muiños (@federuvi)

Es una época de crisis para el fútbol argentino. El torneo local aún no comenzó y los clubes siguen discutiendo asuntos económicos. Por su parte, la selección perdió la Copa Centenario hace más de un mes y en el medio ocurrieron cosas. Entre ellas, la renuncia de Gerardo Martino y la ascensión de Edgardo Bauza como nuevo DT.

Al ‘Patón’ ya le tocó dar su primera lista de convocados para la doble fecha de Eliminatorias que se disputará durante los primeros días de septiembre. Mientras que Leo Messi confirmó que seguirá vistiendo la Albiceleste, uno de los nombres importantes que no estará es Gonzalo Higuaín.

El ‘Pipita’ fue muy cuestionado por su participación en la última Copa Centenario en la cual perdió un mano a mano increíble en la final contra Chile. Algo similar ya le había ocurrido en la Copa América 2015 y en el Mundial de Brasil 2014. Por lo tanto, su no convocatoria les abrió las chances a otros delanteros.

Uno de los elegidos por Bauza fue Lucas Alario. A saber: Alario es el actual número 9, aunque lleva el dorsal 13, de River Plate. Nació en Tostado, provincia de Santa Fe, tiene 23 años (cumplirá 24 en octubre) y llegó al Millonario en julio 2015, procedente de Colón de Santa Fe, donde tuvo buenos rendimientos pero sin ser una figura destacada en el fútbol de la Argentina.

Cuando le tocó arribar a River para disputar las semifinales de la Copa Libertadores, muchos hinchas lo miraban de reojo ya que su contratación había sido llamativa para buena parte de los fanáticos y también de la prensa.

Sin embargo, el ‘Pipa’ (sí, el mismo apodo que Higuaín) supo aguantarse la presión que genera estar en un equipo grande y fue uno de los héroes de aquella conquista de América. Marcó un gol ante Guaraní por la semifinal y otro en el contundente triunfo contra Tigres de México por 3 a 0. Aquella noche de lluvia, River se consagró campeón del continente. 



Su primer mes en el conjunto de Marcelo Gallardo le cambió la vida. Pasó de ser un jugador “del montón” a ser codiciado por varios clubes importantes de Europa. Hasta el 15 de agosto de 2016, marcó 18 goles en 38 partidos. Además, fue asistente en 5 oportunidades. Ha sido declarado intransferible por los directivos riverplatenses durante el último mercado de pases.

¿Qué vio Bauza para convocarlo en su primer llamado como entrenador? 

Además de su faceta goleadora, Alario suma varios atributos que son seductores para cualquier DT. Entre ellos, la aparición en momentos calientes. Además de sus goles en la Copa Libertadores, también anotó un tanto por la semifinal  del Mundial de Clubes en Japón.

En la última edición de la Libertadores fue la cuota de esperanza que tuvo River para avanzar hacia los cuartos de final al hacer un gol contra Independiente del Valle, luego de ser curiosamente suplente en dicha serie. Sus pocos minutos en la cancha no alcanzaron, pero sí le valió el reconocimiento.

También posee un buen juego aéreo que le ha permitido marcar tantos de cabeza. Un recurso esencial en el fútbol de estos tiempos. 



Además, como ya fue mencionado, suele asistir a sus compañeros de ataque. Por lo tanto, puede adaptarse para conformar una dupla con otro delantero de área. Ya ha hecho dúos, entre otros, con Rodrigo Mora y Sebastián Driussi, futbolistas que suelen jugar más por afuera, pero, como fue analizado por la Pizarra del DT, lo podrá hacer con Marcelo Larrondo dentro de poco.

A la hora de mencionar habilitaciones, los ejemplos más recordados son los de la semifinal de la Copa Libertadores 2015 contra Guaraní, donde asistió en ambas oportunidades. Primero, de cabeza para Gabriel Mercado, y luego con su pie derecho para el posterior golazo de Rodrigo Mora.







Tanto esfuerzo valió el premio mayor para Lucas Alario, quien en septiembre tendrá la chance de sumar sus primeros minutos con la Argentina en los compromisos contra Uruguay y Venezuela. Hasta ahora, jamás fue parte de la Albiceleste, ni siquiera en selecciones juveniles.

Publicar un comentario