Juan Cruz Vigliero (@Jcruzvigliero)


Hasta el día de la fecha, 4 de los 5 denominados clubes “grandes” de Argentina no pudieron conseguir todavía un arquero titular para sus equipos. ¿Escasean los buenos arqueros en el futbol argentino? ¿No convendría más apostar a algún juvenil en vez de adquirir jugadores por montos elevados que no han tenido grandes carreras y que realmente su rendimiento es una incógnita? Veamos caso por caso.

Primero algunas consideraciones generales. Es un puesto donde los clubes en general y más los que cuentan con un presupuesto mayor, como son los casos de Racing, Independiente, Boca Juniors y River Plate no deberían escatimar. La combinación perfecta sería contar con un guardameta de experiencia y un juvenil para que se vaya fogueando poco a poco. San Lorenzo que es el club grande restante probablemente tendrá el mismo inconveniente la próxima temporada cuando deba reemplazar a Sebastian Torrico.

Sin embargo, hay quienes sostienen que es un puesto que siempre debería estar ocupado por alguien con la experiencia necesaria y que los clubes deberían gastar lo necesario por ello.

Si bien la experiencia es un valor fundamental con la que todo arquero debe contar, resulta evidente afirmar que en algún momento todos tuvieron que empezar a jugar. Alguien apostó por ellos. Pero también es muy cierto que la presión y exigencia en la que atajará cualquier jugador que integre uno de estos clubes será mucho mayor. Suele decirse que el arco que debe defender un guardameta de estos equipos “es más grande”.

Empecemos con el caso de Independiente de Avellaneda. Han pasado ya 14 años de su última conquista a nivel local, y la presión de su hinchada por cortar tal racha no acorde a su rica historia, cada día es mayor. Esto ha dificultado y mucho el trabajo de los entrenadores que fueron pasando los últimos años.

Asimismo, resulta lógico afirmar que los jugadores tampoco son ajenos a dicha exigencia, con lo cual no es un momento fácil para vestir los colores del rojo a pesar que la actual dirigencia ha encauzado el rumbo al menos un poco en lo institucional.



Se sabe que al actual entrenador Gabriel Milito piensa y plantea un estilo de juego que requiere que su arquero sepa jugar muy bien con los pies. Los dos metas que pelean por un puesto en el conjunto de Avellaneda, son el “Ruso” Rodríguez (que aunque cumple el requisito de juego con los pies no ha rendido en el último tiempo y además es resistido por su hinchada) y Martin Campaña, el internacional uruguayo, que si ha mostrado un buen nivel a lo largo del último torneo no termina de convencer al cuerpo técnico actual.

Independiente intentó sin éxito contratar a Mariano Andújar (también lo intentó Boca) quien finalmente decidió permanecer en Estudiantes de la Plata y ahora crecen los rumores de que está negociando por Agustín Orión, quien pareciera tener decidido abandonar el conjunto xeneize. Por ahora, deberá conformarse con lo que tiene.



Precisamente, Boca Juniors, quien ante la decisión de Orión de buscar otro rumbo, se sumó a los equipos que buscan un arquero para la próxima temporada. Guillermo Sara (otro que también sonó para vestir la camiseta del rojo) no es del gusto del actual DT. El apuntado es Agustín Marchesín, quien no parece tener fácil su salida del equipo mexicano Santos Laguna, donde el torneo ya está por transitar su tercera fecha. Suena difícil que Boca pueda abonar los b 6 millones de dólares que pretende el equipo mexicano, y que a su vez este se desprenda de su arquero titular una vez ya comenzado el torneo. Igualmente, son de público conocimiento  las ganas de Marchesín de atajar en Boca, así que esta novela seguramente tenga más capítulos en un futuro no muy lejano.

Ni hablar que surgió en las últimas horas un rumor de Boca Juniors estaría interesado en el Ruso Rodríguez y hasta se habla de un trueque entre ambos arqueros.

Por el caso de Racing tiene la difícil tarea de reemplazar a uno de los mejores arqueros con los que conto en los últimos años y que se transformara en ídolo, Sebastian “el chino” Saja, quien inclusive fue sondeado sin éxito por Boca. Por ahora cuenta con Nelson Ibáñez quien no parece convencer del todo a Sava y Juan Musso, una promesa de la cantera.

La danza de nombres fue muy grande a lo largo del mercado de pases que aún no termina. Sonaron desde Juan Pablo Carrizo, hasta Javier García, actual arquero de Tigre, y ello origino en la elocuente declaración de  Blanco, actual presidente de la institución, cuando afirmó que  “me ofrecen 12 o 15 arqueros por día”.


Por último encontramos el curioso caso de River, quien  para reemplazar al capitán y figura de los últimos tiempos, Marcelo Barovero, contrato a Enrique Bologna un jugador de 34 años y que no ha contado con una gran carrera futbolística. Marcelo Gallardo ya declaró que el juvenil Augusto Batalla será quien tenga la enorme responsabilidad de reemplazar a Barovero.

Solo el tiempo dirá si River no debería haber adquirido un arquero de mayor peso y jerarquía para que pelee el puesto junto con Augusto o si Bologna termina estando a la altura de dicho club. Al margen de ello, el conjunto millonario primero intentó sin éxito  contratar al “Patón” Guzmán (si bien nunca se sabrá si solo fue un sondeo o hubo un contacto formal) y luego  a Franco Armani, quien después de coquetear con River un tiempo finalmente termino renovando su contrato con su actual club.

Al no aparecer otro nombre de jerarquía, River desistió de continuar buscando un jugador para ese puesto, y afrontará lo que queda del año probablemente con Batalla iniciando como arquero titular.

No puede ni debe desconocerse que debido a la Copa Centenario los clubes gozaron con mayor tiempo de pretemporada y también más tiempo para poder armar sus planteles y reforzarse acorde a sus necesidades, y aun así estos 4 monstruos del fútbol argentino no pudieron encontrar arqueros de jerarquía para ocupar tal puesto.

Quizás corresponde  afirmar que arqueros de nivel hay, - Juan Pablo Carrizo, Agustín Marchesin, Guzman, Andújar, Armani, etc.- solo que sus elevadas cotizaciones los tornaron “imposibles” para estos clubes. Imposible entre comillas,  porque del análisis de su actuar en el actual mercado de pases, estamos en condiciones de afirmar que priorizaron gastar dinero en reforzar otros puestos, y tal como se adelantó al principio, solo el tiempo nos dirá si no hubiera sido mejor invertir dinero en un puesto tan sensible. 

Publicar un comentario