Por Federico Muiños (@federuvi)

El mercado de pases está abierto en la Argentina desde hace casi dos meses. El receso por la Copa Centenario, sumado a la crisis que atraviesa la Asociación del Fútbol Argentino, que derivó en que el torneo argentino comience el 19 de agosto, generó que la época de negociaciones sea más larga que lo habitual.

Y entre las transferencias, hay una que se resalta en River: la llegada de Marcelo Larrondo. El “Zlatan Ibrahimovic argentino”, como lo han nombrado varios hinchas del fútbol, es la figura que trajo el club de Núñez para afrontar una nueva temporada.

En la Argentina y gran parte del mundo conocen al jugador en cuestión. Para algún desprevenido, Larrondo es un delantero argentino diestro de 27 años (cumplirá 28 el 16 de agosto) nacionalizado chileno que se destacó el último año jugando para Rosario Central, donde supo armar una dupla letal con Marco Ruben y marcó once goles en tan solo 21 partidos.

Previamente había jugado seis meses en Tigre durante el primer semestre de 2015, en lo que fue su regreso a la Argentina tras su paso por el fútbol italiano (Siena, Fiorentina y Torino). En sus inicios, debutó en Sportivo Desamparados de San Juan, pasó por la Reserva de River un año y luego jugó un tiempo en Progreso de Uruguay hasta recalar en Europa.

A pesar que en Rosario Central querían retenerlo, los intentos no fueron exitosos. A esto se le sumó el deseo del jugador de cambiar de aire. Así terminó firmando para River, equipo del cual es hincha confeso, un contrato por cuatro años. La decisión generó bronca entre los Canallas, incluso el entrenador Eduardo Coudet y su compañero Ruben se mostraron molestos cuando brindaron declaraciones.

De todos modos, ahora será el conjunto de Marcelo Gallardo quien disfrute de su juego. ¿Qué se puede esperar de Larrondo? Principalmente, un interesante juego aéreo. Su estatura (1.91 metro) es un punto fuerte que ha sabido aprovechar a lo largo de su carrera para poder hacer goles de cabeza.


Además, su altura no es un impedimento para que tenga un buen manejo con los pies. En varios encuentros se lo ha visto parar la pelota con el pecho para luego dominarla con gran habilidad. Un recurso que aprendió cuando llegó a Italia donde, según sus propias palabras, se quedaba después de los entrenamientos practicando para poder pivotear.


A pesar de ser centrodelantero, también suele jugar por afuera. Por lo tanto, pensando en una posible dupla con Lucas Alario, actual goleador del Millonario, no sería un problema que ambos sean los puntas del equipo. Un claro ejemplo es el ya nombrado con Ruben, donde éste último jugaba más como número 9 y Larrondo era quien salía más del área.

Ahora será momento para que escriba su historia en River, uno de los equipos más grandes de América. Con la banda roja jugó entre 2007 y 2008 cuando se le compró el pase a Sportivo Desamparados por 200 mil dólares. Por falta de lugar, no pudo llegar a la Primera. La vida le dio revancha y ahora defenderá los colores que más quiere.


Una perlita: jugando para Rosario Central, ya marcó un gol para River. Fue en un entretenido 3 a 3 en el Gigante de Arroyito durante el Campeonato de Transición 2016. El Millonario ganaba 3 a 1 (el tercero fue de Larrondo en contra), pero el propio atacante puso cifras definitivas con dos tantos de su autoría.




Publicar un comentario