Elio José Suárez Ruiz (@ElioJSuarez)


Las selecciones nacionales de México y Venezuela se enfrentaron en Houston este lunes, donde demostraron que el buen momento futbolístico por el que están pasando no es casualidad.

Los primeros compases del partido estuvieron llenos de intensidad, ambos combinados buscaban generar fútbol ofensivo apostando por la verticalidad en cancha. Venezuela pegó primero, cuando en el minuto diez un tiro libre, ejecutado por Alejandro Guerra, fue pivoteado por Cristian Santos en el área y José Manuel Velásquez de media chalaca terminó enviándola al fondo del arco mexicano.




La respuesta de los dirigidos por el colombiano Juan Carlos Osorio no esperó, inmediatamente empezaron a ser recurrentes en el ataque descargando siempre hacia los costados. Pero corrieron con la mala suerte de una Vinotinto aplicada en su trabajo defensivo.

Los mexicanos manejaban el balón, le daban rotación, mientras que los venezolanos eran un poco más verticales para buscar el ataque apostando por los desbordes de Peñaranda y Del Valle. La primera parte culminó con selecciones aguerridas, apegados a su idea táctica y evitando dejar detalles.
La necesidad obligó a los mexicanos a salir en busca del resultado en el segundo periodo y no esperaron que el tiempo se les consumiera. Los volantes ofensivos, Lozano y Corona, eran quienes a través de su velocidad buscaban desestabilizar el orden venezolano.

Cuando trascurría el minuto 11, apareció un potente remate de Lozano, quien fue atajado por el arquero venezolano Dani Hernández, que en gran parte del partido siempre anduvo atento para intervenir con seguridad ante las arremetidas de la Tri.

La más clara de Venezuela en el segundo tiempo sucedió cuando el cronómetro marcaba el minuto 65. En un contra ataque, Adalberto Peñaranda filtró un balón al recién ingresado Josef Martínez dentro del área, quien no pudo rematar con potencia y el balón fue controlado por el guardameta Jesús Corona.

Tuvo que aparecer una acción individual del volante Jesús Manuel Corona, quien  rompió por el medio con velocidad, dejando regados varios elementos venezolanos y rematando contundentemente para conseguir el gol del empate sobre el minuto 79.


       
La Vinotinto reaccionó, pero no fue suficiente para poder conseguir el gol de la victoria, mientras que los mexicanos bajaron la intensidad debido a que con el empate estaban clasificándose de primeros en el grupo a los cuartos de final de la Copa.

Finalmente la Vinotinto se terminó clasificando a la siguiente fase invicta, logrando hacer siete puntos luego de dos victorias y un empate. Marcó tres goles y apenas le marcaron uno. Ahora Venezuela deberá jugar el próximo sábado frente al primero del Grupo D: la selección de Argentina. 

Publicar un comentario