Víctor Grao (@VictorGrao

En su primera rueda de prensa, Rafael Dudamel comentó: “Hoy tenemos una generación de jugadores de buen pie, no puedo ocultar mi deseo y proyección de ver una selección que juegue bien, que tenga buenas asociaciones. No tenemos jugadores que todo el tiempo quieran estar tirando el balón para arriba”.

En sus partidos de preparación para la Copa América: Galicia, Panamá, Costa Rica y Guatemala; Venezuela no demostró esas asociaciones que se querían ver. No demostró ese toqueteo con los jugadores habilidosos. No se habían juntado todos a plenitud o quizás estaban dejando todo para el partido de debut contra Jamaica. Quién sabe.

En este artículo se hablará solo de la faceta ofensiva. Nada de defensa. Venezuela salió de la siguiente manera:

Venezuela - Football tactics and formations

Pero el valor numérico del 4-2-2 varía mucho, más si se generan tantas rotaciones en ataque. Estas eran las funciones de cada jugador y el esquema en ofensiva como terminaba quedando:


Venezuela zona ofensiva - Football tactics and formations

Salomón Rondón: Estático de nueve. Pivoteo despalda al arco. Recepción de pecho y juego con el jugador que llega de frente.

Josef Martínez: Un mediocampista más. Ejecutó diagonales, toques de balón en asociación con los mediocampistas. Libertad en el frente de ataque. Usó todo lo ancho del mismo.

Alejandro Guerra y Luisma Seijas: Se cerraban, casi como delanteros. ¿Para qué? Para conseguir que los laterales proyectaran y para conseguir asociarse en espacios reducidos.

Tomás Rincón: Era el primer toque en la gestación de la jugada. Se sumaba al ataque como un volante ofensivo más. Siempre partía desde atrás.

Arquímedes Figuera: Se quedaba casi como líbero. Rompiendo todos los balones que vinieran. Rechazos y toques de primera. Ahogo al rival en salida.

Rolf Feltscher y Roberto Rosales: Constantes proyecciones que finalizaran en centros. Todas las jugadas debían concluir.

Con estos claros roles, Venezuela hizo unos 35 minutos casi perfectos en el primer tiempo. Consistían en toques en espacios reducidos, apertura con los laterales y finalización en centros o balones filtrados. Cuando existía pérdida de balón, se presionaban los cinco segundos subsiguientes.


Publicar un comentario