Perú

Por: Roy Galdos (@RRGaldos)


Sistema de juego general

A pesar de ser relativamente una “selección nueva”, el sistema de juego que utilizará Ricardo Gareca en esta Copa América Centenario será el mismo que ha venido desarrollando durante los últimos partidos de la Selección peruana; claro, teniendo en cuenta algunas variaciones tácticas relacionadas a las características de los jugadores que está llevando a Estados Unidos.

Generalmente el técnico argentino ha venido usando un 4-2-3-1 o un 4-3-3, dependiendo no solo de las cualidades del material a su disposición, sino del rival que tiene en frente. Ambos sistemas pasan a ser un 4-5-1 en fase defensiva, resguardando las bandas con el retroceso de los extremos.

Esquemas usados


Con la incorporación de nuevas caras en el seleccionado peruano, Ricardo Gareca ha ido probando variantes tácticas para que sus jugadores puedan emplearlas según el requerimiento del partido. Pasando desde el básico 4-3-3, 4-2-3-1, 4-2-2-1-1, hasta llegar a un 4-5-1 cuando el equipo defiende y se repliega.

Jugadores claves

Pedro Gallese: será la continuidad a la confianza que le ha venido brindando Ricardo Gareca al portero del Juan Aurich.

Renato Tapia: será la principal herramienta para que la selección peruana saque los balones limpios desde atrás.

Christian Cueva: a pesar de su juventud, ha sabido hacerse de un lugar en el equipo, asumiendo un rol de conductor y generador de juego.

Paolo Guerrero: el capitán, la experiencia y principal carta de gol en esta Selección. Sus dos últimas Copas América lo respaldan.

Automatismos

En este aspecto, por lo general, la Selección peruana muestra distintas caras y cada una con una intencionalidad diferente. En fase defensiva, no tiene inconvenientes en ceder la iniciativa del juego al rival, con la intensión de presionar en la posición y momento adecuado, para generar el error rival y buscar la salida rápida.

En cuanto a la posesión, intenta salir jugando cuando se dan las condiciones y el contexto lo permite; cuando es necesario, utiliza la movilidad de sus atacantes para gestar las jugadas y llegar al arco rival.

Comportamiento de los defensores

La línea defensiva para esta Copa América Centenario es casi nueva. Sin embargo, su disposición es la misma. En lo posible priorizar la salida a ras de piso, ampliándose y conectando constantemente con los mediocampistas e interiores. El sector izquierdo, es el que más influencia tiene en el ataque, teniendo en cuenta las incursiones de Jair Céspedes.

Comportamientos de los mediocampistas

Por lo general suelen cumplir funciones mixtas, sin que necesariamente exista jugadores mixtos en el mediocampo. Con un solo pivote, acompañado de dos interiores, la medular de la selección peruana depende mucho de cómo se disponga el balón desde atrás, y que tan conectados y empáticos se muestren los mediocampistas en el juego asociado.

Comportamientos de los delanteros

En este sector, la participación de los extremos es muy importante; no solo por el constante recorrido que tienen que hacer por las bandas, también por qué las ocasiones de gol generadas, dependerá mucho de la movilidad por todo el frente para poder abastecer al punta. Si esto no ocurre, el delantero centro se verá aislado y con la obligación de salir de su posición.

Puntos débiles

Hay dos puntos débiles que destacan en esta selección. En primer lugar, está la incertidumbre en la que se sumerge la línea defensiva cuando se siente presionada por el rival. Se ven inconexos y desentendidos con el balón, lo cual es un peligro inminente si es que existe pérdida.

Por último, la fortaleza mental. Al equipo de Ricardo Gareca le cuesta mantener la concentración y el equilibrio en los momentos claves del partido. Pueden tirar al tacho una amplia ventaja por desatenciones. Lo peor es que muchas veces no hay respuesta ante este problema.



Publicar un comentario