Bolivia

Por: Mijail Mercado (@_Mijailovic)


Sistema de juego general

La Selección nacional ha adoptado el sistema 4-4-2 con el entrenador Julio Cesar Baldivieso, con el plan de dar equilibrio a las zonas de defensa, de gestación y de ataque. Es un esquema con el que muchos jugadores nacionales están familiarizados y que la eficacia del mismo sólo se podrá observar a través de los partidos de preparación y tiempo de trabajo en micro ciclos, la Copa América Centenario servirá como un medio con altas exigencias para lograr consolidar o replantear la labor que Baldivieso ha iniciado. Las piezas dentro de este esquema aún no tienen puesto fijo, pues el recambio de muchos nombres dentro de los habituales convocados al seleccionado nacional ha hecho prácticamente probar a nuevos actores para los puestos incluso hasta en el arco. El camino es aún largo para consolidar la idea de juego del DT y formar una base para lo que resta de las eliminatorias donde Bolivia se ubica penúltima con 3 puntos al cabo de 6 jornadas.

Esquemas usados


El esquema utilizado por Bolivia, como fue mencionado con anterioridad, será el tradicional 4-4-2, desglosando el mismo se dibuja 4-1-2-1-2; con línea de 4 defensores, dos centrales y dos laterales; un volante netamente de contención, dos volantes mixtos (uno más en función defensiva que ofensiva), un volante creativo y dos delanteros (uno jugando detrás del otro, con movimientos hacia la banda y sumándose como otro volante creativo de ser necesario). No se descarta la posibilidad de utilizar tres centrales.

Jugadores claves

El lateral Erwin Saavedra es pieza clave en el equipo de Baldivieso por la banda derecha, su constante proyección es factor de desequilibrio en ofensiva, además de su gambeta y buena pegada. Martín Smedberg es sin dudas el jugador de esta Selección con más calidad con el balón y que juega en la cancha mentalmente un tiempo adelantado que el resto de los jugadores, criterioso a la hora de distribuir el balón desde el medio sector y gran habilidad para la pelota parada. En ofensiva Yasmani Duk ha sabido ser el delantero punzante y de preocupación para los defensores dentro del área rival, sin duda un referente del equipo adicionando que juega en el New York Cosmos del país norteamericano.

Automatismos

Con muy pocos días de trabajo y con sólo un partido rescatable, contra Venezuela, en la era de Julio César Baldivieso al mando de la Selección, no se ha podido dilucidar sociedades ni jugadas de memoria en el conjunto verde. La ausencia de Chumacero por lesión diluye esta posibilidad de manejar el medio sector junto con Martín Smedberg mediante relevos. Sin embargo, varios hombres que juegan juntos en sus clubes como es el caso de los bolivaristas Arce, Saavedra y el ex Bolívar Campos, podrían apelar a la memoria futbolística para sorprender con jugadas en sociedad. Pero si hay algo que ha sido una constante en esta Selección es usar al delantero grandote como “pivot”, otrora Marcelo Moreno Martins, hoy la función la cumple Yasmani Duk, para que se sumen luego los volantes y laterales al frente.

Comportamiento de los defensores

El recambio de fichas en la zaga central y laterales de manera constante sin duda no le hace bien a ningún equipo y es lo que ocurre en Bolivia, con poco entendimiento entre ellos para tomar las marcas en balones cruzados y en pelota parada, han permitido muchos goles a sus rivales (33 en los últimos 9 encuentros disputados), no existe orden ni una voz de mando para aminorar este mal por ahora.

Comportamiento de los mediocampistas

La función destrucción del juego rival casi siempre ha recaído en un solo hombre, lo cual pocas veces ha sido fructífera, pues el medio sector se ve rebasado constantemente con facilidad ante la fragilidad de los volantes de marca. Por otro lado, el desplazamiento criterioso está en los pies del sueco-boliviano Smedberg cuando hablamos de distribución del juego, pero en solitario no será lo mismo que con la compañía de Chumacero. Más arriba se espera que el hábil zurdo Jhasmani Campos sirva de nexo entre medio sector y frente ofensivo que en casi todos los partidos termina siendo el punto flaco del equipo cuando se trata de transición de defensa a ataque.

Comportamiento de los delanteros

Yasmani Duk ha sido el delantero más punzante que se ha exhibido con el DT Baldivieso, lamentablemente la mayoría de las veces juega en solitario y es peloteado constantemente para que aguante lo más que pueda el balón. Juan Carlos Arce, Rodrigo Ramallo y otros delanteros han tratado de ser sus acompañantes para arrastrar marca y darle espacios, pero por desgracia terminan abandonando la zona de ataque para comprometerse con la marca.

Puntos débiles


Bolivia es una Selección frágil en todos los sectores de la cancha, en procura de conformar primeramente una base de futbolistas entre jóvenes y experimentados, sin embargo la alarma se enciende con mayor frecuencia en la línea defensiva. Edward Zenteno ha sido el único inamovible en toda la última línea, el resto de sus acompañantes nunca han sido los mismos y como es de esperarse, como completos desconocidos, los defensores han sido rebasados incontables veces y permitieron muchos goles a lo largo de los partidos disputados entre amistosos y por Eliminatorias. Sin duda es el punto en el que se debe mejorar bastante.

Publicar un comentario