Gabriel González (@henganche


Adrián Andrés Cubas, o simplemente “Cubitas”, como cariñosamente lo apodan compañeros e hinchas, es un volante defensivo del Club Atlético Boca Juniors, gran promesa del club xeneize y, sin lugar a dudas, del fútbol argentino que merece un poco más de atención del mundo del fútbol.

Este chico nacido el 11 de mayo de 1996 en Aristóbulo del Valle, provincia de Misiones en Argentina, se perfila como una gran promesa en el puesto de volante ‘5’.

En sus primeros pasos como futbolista, Adrián comenzó a jugar a la pelota de forma organizada en el Club Atlético Aristóbulo del Valle, equipo donde dio sus primeros pasos de formación, para luego dar el salto a las inferiores de Boca con 10 años de la mano de Ricardo Aloy, un cazatalentos que lo vio y tuvo la necesidad de llevarlo a probarse en el club ubicado en el barrio porteño República de La Boca.

Debutó oficialmente el 4 de mayo de 2014 de la mano del gran Carlos Bianchi supliendo a Sánchez Miño y ocupando su posición natural junto a Federico Bravo con la ‘30’ a la espalda, a 7 minutos de finalizar un encuentro frente al Club Atlético All Boys por la decimosexta fecha del Torneo Final del fútbol argentino que terminó con un marcador de 1-3 a favor del xeneize, partido donde, casualmente, marcaría el gol del descuento parcial para All Boys el delantero Jonathan Calleri, ex-jugador de Boca y actual jugador del Sao Paulo brasileño. Debutó con tan solo 17 años.

“No me lo esperaba, fue todo muy rápido… Subí de sexta división a hacer la pretemporada con la reserva, y de ahí, a ocupar un puesto en el banco de primera, y al poco tiempo, jugué unos minutos. Fue muy rápido todo”, confesó en declaraciones al departamento de prensa del Club Atlético Boca Juniors.

Su siguiente partido fue también por el Torneo Final del fútbol argentino, ahora, en el templo sagrado para el hincha de Boca: La Bombonera. Entró finalizando la primera etapa por Cristian Erbes que sintió molestias y tuvo que salir de la cancha en el 0-0 parcial. Partido especial con varios agregados que quedan para la anécdota: Adrián ese 11 de mayo de 2014 cumplía 18 años y disputó el último partido de Juan Román Riquelme con la camiseta de Boca, encuentro que acabó 3-1 a favor del cuadro azul y oro con una gran actuación de Román y donde Cubitas pudo asistir a Riaño (su primera asistencia como jugador de Primera) para sellar el marcador jugando de volante '8', posición en la que confesó días después que se sintió un poco perdido al principio, pero que a medida que fueron pasando los minutos, se fue acomodando en cancha. Y vaya si se acomodó.

Su primer, y hasta ahora, único gol en Boca fue por Copa Argentina el 23 de septiembre de 2015 contra Defensa y Justicia en los cuartos de final de dicha competición, un gran trallazo desde fuera de la media luna que se coló en todo el ángulo. 




Sumando su currículum futbolístico, Cubas también ha formado parte de la selección Argentina en categorías sub-15 y sub-20. Formó parte en 2010 de la albiceleste sub-15 de la mano de Oscar Garré donde participó en algunos amistosos, sin disputar ningún partido oficial.

Para el 13 de mayo de 2015, Humberto Grondona, hijo del ex-presidente de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), ahora fallecido, Julio Grondona, lo convocó a Andrés en la lista de 21 futbolistas argentinos que representarían al país en la Copa Mundial sub-20 de Nueva Zelanda. Disputó tres partidos con esa gran selección sub-20 argentina comandada por jugadores como Ángel Correa o Giovanni Simeone que fracasó yéndose a casa en la primera fase. En total, suma cuatro partidos con la sub-20 albiceleste.

Algo importante para destacar es el gran interés que puso Ramón Díaz, actual seleccionador de Paraguay, en contar con el volante para que fuese parte del plantel paraguayo de cara a las eliminatorias sudamericanas y Copa América Centenario donde Cubas sería, prácticamente, pieza fundamental en el once titular, propuesta que el jugador rechazó porque quiere vestir los colores de la selección Argentina, objetivo que no veo tan distante para él que es, a opinión personal, el mejor volante '5' más joven del fútbol argentino.

Su mayor influencia en la posición que juega es Fernando Gago, también jugador de Boca Juniors. “Compartimos varios entrenamientos y trato que me aconseje, siempre lo miré desde chiquito y nunca pensé jugar con él. Trato de copiar lo que hace”. Así se refiere la última perla que hizo debutar Carlos Bianchi en Boca sobre el dorsal ‘5’ que jugó en equipos como Valencia CF o Real Madrid.

En su palmarés como jugador profesional ostenta dos títulos con Boca Juniors: El torneo de 30 equipos de Primera División del fútbol argentino (coronándose en el último partido de la fecha frente a Tigre en La Bombonera donde el crack de Misiones, de nuevo, jugó un partidazo que finalizó 1-0 con gol de Fabián Monzón), y la Copa Argentina de dicho año. En total lleva 37 partidos jugados con Boca, donde ha marcado y ha asistido en solo una ocasión.

Obviando la lesión que sufrió el 20 de abril de 2016 por Copa Libertadores contra Deportivo Cali en La Bombonera, partido que terminó 6-2 a favor del local -partidazo de Adrián- que lo ha tenido marginado un par de meses de las canchas, actualmente el dorsal '20' es titular en el mediocampo de Boca y se perfila para regresar a jugar en las semis de Copa que disputará el equipo de los mellizos Barros Schelotto frente a Independiente del Valle el 7 y 14 de julio del presente año, rechazando las vacaciones que le ofreció el cuerpo técnico para apurar su recuperación.

Cubitas, con 20 años, es un jugador de baja estatura (1,63m), factor que no le impide demostrar sus habilidades con y sin la pelota. La gran capacidad de recuperación de balones son algunos de los atributos que ostenta el volante, como también la salida limpia de la pelota y fabricación de ocasiones de peligro. Cada vez que se le presenta la oportunidad, pasa al frente de ataque administrando y ocasionando mucho peligro en el área rival como lo demuestra el golazo que marcó en Copa Argentina. Sin dudas, una joya para el equipo que dirige Guillermo Barros Schelotto.


Un jugador para ponerle el ojo.

Publicar un comentario