Víctor Grao (@VictorGrao

Brasil no es esa de Ronaldinho, Ronaldo, Roberto Carlos, Rivaldo y demás. No gusta como otras. Tampoco Dunga es el más querido, ni tampoco tiene a una estrella que vislumbre con la ausencia de Neymar. Esto ha hecho que la verdeamarelha tenga que buscar el juego colectivo para ser más que el rival.

La ausencia de Marcelo en la convocatoria permitió tener a David Luis de titular casi inamovible. Un lateral izquierdo que genera menor proyección que el del Real Madrid. Esto ocasionó que Coutinho, por la banda zurda tuviese muchas libertades. ¿Por qué? Al retroceder a Luis, logró generar que el extremo por derecha no bajase, esto resultaba en lograr el 1v1 del de Liverpool para desequilibrar por esa banda.

Pero lo curioso y resaltante del equipo de Dunga recae por el costado derecho, donde la movilidad se hace presente en cada jugada. Willian, Lucas Lima y Dani Alves generan movimiento en las posiciones para lograr desestabilizar a sus marcadores.

En principio, Brasil salió con Willian como volante por derecha, Lucas Lima como “10” y Dani Alves por el lateral derecho. Pero esto solo como los numeritos previos, porque en el desarrollo del compromiso cambiaron muchísimo.

Si bien las imágenes hablan por sí mismas, dividiremos los movimientos en tres:

1. Willian extremo, Lucas Lima de 10 y Dani Alves de lateral derecho

Si nos vamos al contexto real, estos fueron las posiciones originales en las que salieron. Lucas Lima caía al costado derecho para recibir, Willian siempre pegado a la banda y Dani Alves buscando proyecciones.




2. Willian de “5” o volante de salida, Lucas Lima de extremo y Dani Alves de lateral

El mediocampista del afro caía delante de los centrales para ser el ejecutor de la salida brasileña, esto le daba apertura a Lucas Lima para lanzarse a la banda. Dani Alves se mantuvo en su puesto.




3. Willian de “5” o “10”, Lucas Lima de lateral y Dani Alves de extremo


Si bien no se aprecia a plenitud en la imagen, Willian ejerció la función de Lucas Lima en varias ocasiones, era el enganche, el “10” que aparecía desde el medio para generar las combinaciones. Lucas Lima, por su parte, bajaba para darle salida al equipo. Por último, Dani Alves se movía para lograr la proyección ideal, logrando tener un pasillo a su disposición por el costado derecho. 



Publicar un comentario