Eduardo Herrera en @RectanguloVerde

Salir jugando resulta una de las cosas más atractivas en el fútbol, da la pausa necesaria para que los equipos puedan hacer un ataque eficaz, efectivo y ordenado, y no depender sólo de un pelotazo o una individualidad de algún crack para poder atacar.

Rafael Márquez, defensor mexicano, toda su carrera se ha distinguido por ser un elemento de buen toque de balón tanto de forma corta como trazos largos y precisos que generan ventajas para sus compañeros de ataque, tanto delanteros centro que reciben a espaldas de los centrales o para los wings que controlan esos lances frente al lateral rival.


En el partido entre México y Estados Unidos donde se disputaba el pase a la Copa Confederaciones 2017, pudimos ver a Rafael Márquez cumplir la función de ser el mecanismo de salida para el equipo mexicano que, en ese juego, fue dirigido por el entrenador Ricardo Ferretti de manera interina.


Publicar un comentario