Nicolás Saporito (@Nico_Saporito)

La melancolía invade el pensamiento de los aficionados del Club Atlético Independiente: cuesta asociar al club más ganador de la copa Libertadores de América (siete en su vitrina) con la escasa convocatoria de sus jugadores en los últimos largos años a la selección nacional y con los casi veinte sin que un jugador del club marque un gol con la albiceleste, racha que rompió Federico Mancuello en 2015 con su grito ante El Salvador.

La realidad indica que a pesar de esta última etapa con poca presencia roja, es muy rica la historia de jugadores históricos de Independiente con la selección Argentina. Tal es así, que el conjunto de Avellaneda es el tercer mayor aportante de jugadores al representante del país detrás de River y Boca.

Si nos adentramos en esta historia entre jugadores históricos de Independiente que hoy son leyenda de la selección, encontramos que este vínculo tuvo su primer episodio de relevancia con Manuel Seone, quien marcara 196 tantos para el rojo en el amateurismo y obtuviera 3 Copa América (1925, 1927 y 1929) con la selección, siendo el goleador en 2 de ellas. En los años siguientes, Raimundo Orsi se convirtió en el jugador de Independiente que más tiempo jugó con la albiceleste, participando durante 20 años entre 1923 y 1943. Uno de los hechos más trascendentes de este vínculo tuvo lugar en 1953, cuando Ernesto Grillo, leyenda del Rojo, marcara un gol muy recordado en el triunfo 3 a 1 ante la selección inglesa.

Un momento trascendente donde se estrechó aún más la relación, fue el Mundial 78: una gloria de Independiente, Daniel Bertoni, quien vistiera el manto rojo entre 1973 y 1977 conquistando 2 campeonatos nacionales y 7 internacionales, entre ellos 3 Copa Libertadores y 1 Intercontinental, fue partícipe clave en el campeonato del mundo, dándose el lujo de marcar el tercer y definitivo gol en la final ante la naranja mecánica que le diera el título a la selección.

Ocho años más tarde, el destino nos presentaría una situación similar a la de Bertoni. El estadio Azteca de México, agasajador de la final mundial entre Argentina y Alemania, sería testigo de otro orgullo rojo: Jorge Burruchaga capturó una asistencia de Diego Maradona y sepultó el 3 a 2 definitivo que le dió el segundo título mundial a la selección nacional. “Burru” disputó 234 partidos con la camiseta del CAI anotando 72 goles en sus 2 etapas (1982-1985 y 1995-1998) y obtuvo 5 títulos, entre ellos un torneo local y 4 internacionales. Su paso por la selección consistió en 59 partidos y 13 goles entre 1983 y 1990, año en el cuál se despidió tras obtener el subcampeonato en el mundial de Italia.

Los aficionados de Independiente cuentan con orgullo el vínculo que une a gran parte de sus glorias con la selección nacional. ¿Se escribirán nuevas páginas en esta relación? Hay quienes ponen sus esperanzas en la magia de Sergio Agüero, canterano de Independiente que logró títulos con su gran impronta en las selecciones juveniles, pero aún no consiguió levantar copas con la mayor. Seguramente, en esta relación se escriban nuevas historias, para festejo de los argentinos, y para orgullo rojo.



Publicar un comentario