Por: Carlos Beltrán (@BeltranCarlos6)

Haciendo una analogía con la aclamada serie de HBO; Game Of Thrones, El Atlético y El Real Madrid el próximo 28 de mayo reditarán la final de la Champions League del 2014, esta vez el Giuseppe Meazza se convertirá en el escenario donde se librará una batalla futbolística, que al cabo de 90 o 120 minutos, o en su defecto en una dramática definición desde el punto penal coronará a un nuevo Rey de Europa que pasara a ocupar el lugar del ya derrocado FC Barcelona. 

En base a la obra de George R. R. Martin, para los que desconocen, su argumento básicamente gira en torno a la lucha de familias nobles y herederos de la antigua dinastía gobernante por hacerse del poder y sentarse en el deseado Trono de Hierro. Si trasladamos algo de esta historia plasmada en un libro al torneo más importante de Clubes a nivel Europeo, es la lucha cuerpo a cuerpo que inician 32 equipos por obtener la tan anhelada 'Orejona' y erigirse como los mejores del continente.

En esta competición priman los poderosos, los débiles y los humildes; Los 'Colchoneros' pasaron de ocupar este último grupo a reconvertirse en un equipo copero, capaz de jugarle “de tú a tú” a cualquiera de los denominados 'grandes', con sus armas han logrado salir avante ante los retos denominados de alto riesgo para sus aspiraciones. Fue así como se 'cargaron' al actual campeón del certamen; El FC Barcelona y un serio aspirante al título como El Bayer Munich, el 'Cholismo' en estado puro se vio reflejado más que nunca en estos enfrentamientos directos, fiel a su estilo: la garra, el coraje, el raspar, el meter y la lucha, condimentos que convergen en el ADN de cada soldado al mando de Simeone.

Al frente tendrá al más ganador del torneo, un 'Merengue' que luego de un inicio y mitad de temporada nefasto en sus aspiraciones de títulos (Liga, Copa del Rey) supo recomponer el camino bajo la conducción de Zinedine Zidane y se instaló en la final, los expertos dirán que el camino hasta allí fue más favorable en sus llaves directas pero están en la posición que los otros 30 desearían estarlo y ese merito no se lo quita nadie.  Entonados por el impensado y 'honorifico' segundo puesto en la Liga BBVA, llegan a San Siro con el objetivo de lograr la 'Undécima', se enfrentan a su rival de patio tal como hace dos años atrás, sedientos de venganza y con la sangre en el ojo por todo lo ocurrido en aquel partido.

Como en Game Of Thrones, rivalizarán el noble (Atlético de Madrid) y la antigua dinastía (Real Madrid) por el Trono de Hierro (La 'Orejona'). Tal como en la ficción convergen diferentes ‘casas’ que unen fuerzas en pro de conseguir la victoria, lo mismo ocurrirá para este trascendental juego; por un lado Simeone contará entre su ejército con la garra ‘charrúa’ representada en el faraón Godín y Giménez, con el sacrificio, lucha y marca de Augusto Fernandez y Matías Kranevitter y no menos con el corazón de ‘Angelito’ Correa, todos con descendencia ‘gaucha’, por último completando la armada sudamericana se encuentra el desborde y técnica del ‘carioca’ Filipe Luis, prestos a enfrentar al rival de toda la vida bajo la dirección de “Zizou” que cuenta entre su pelotón con el ‘tico’ Keylor Navas encargado de defender a muerte la retaguardia con su agilidad y excelentes atajadas, también contará con Paulo Henrique Casemiro un bastión en ese medio campo en donde se dejará la piel por cada balón y finalmente hace su aparición el 10 Colombiano; James Rodriguez que en el momento que sea requerido aportará toda la calidad que lo caracteriza como buen orquestador que es.

El Gramado del San Siro será testigo de otra épica batalla en la que 22 guerreros pelearan por dejar en alto el escudo que portan en el pecho, por defender su estilo, por la historia, por sus aficionados, etc. En pie solo quedará uno, proclamará su victoria, los mirará a todos desde arriba, reinará por un año y defenderá a muerte su legado para prolongar su hegemonía.


Publicar un comentario