El fútbol ha ido evolucionando con el tiempo. Hoy, el físico tiene un papel trascendental en el desarrollo de un futbolista. Sobre todo cuando el tiempo le exige meditar si su cuerpo aún le permite la práctica. Claudio Pizarro se ha topado con este cuestionamiento, pero  ha preferido esperar a las consecuencias de un nuevo régimen alimenticio que le está permitiendo vivir una nueva juventud
 
Pizarro lleva seis temporadas en el Werder Bremen. (Foto: DPA)
El Allianza Arena despedía de sus filas al último hombre-récord sudamericano en la Bundesliga. La multitud coreaba el apellido de Claudio Pizarro mientras este recibía un ramo de flores por parte de Karl Heinz Rummenigge como reconocimiento a las diez temporadas que jugó en el Bayern. El contrato del delantero de 37 años con el principal club de Alemania había finalizado en julio de 2015, pero la institución decidió homenajearlo  en el primer partido como local de la temporada 2015/16, en el encuentro con el Leverkusen. Pizarro comenzaba a idealizar la idea de su retiro, pero sin apuro. Siempre ha declarado que «seguiré jugando hasta que el cuerpo me lo permita».

Su última etapa en el cuadro bávaro comenzó en mayo de 2012, cuando dejó el Werder Bremen por segunda vez para reforzar a través de su jerarquía y experiencia al Bayern de Jupp Heynckes. Firmó por una temporada. Junto a él llegaron Dante, Shaqiri y Starke. En el primer año jugó 28 partidos y marcó 13 goles, destacando las cuatro anotaciones que le hizo al Hamburgo en la victoria por 9-2. La llegada de Guardiola y su idea de juego a Münich en la temporada 2013/2014 provocaron una serie de rumores que indicaban que Pizarro no entraba en el funcionamiento y dinámica del nuevo equipo de Pep. «Es un jugador especial. Tiene experiencia, conoce la Bundesliga y es un supertipo en el camerino», señalaba Guardiola cuando se refería a Pizarro. Con el entrenador del Barcelona jugó 26 partidos y anotó 11 goles.

Pizarro se encontró en el tercer año con su producción más baja por detrás de su etapa en el Chelsea. Disputó apenas 17 partidos alternando entre la suplencia y encuentros de la Copa de Alemania, en la que solo anotó un gol. Las lesiones mermaron su temporada. Claudio sufrió de problemas musculares en ambos muslos y un dolor en la espalda por culpa de un nervio que lo ha aquejado de forma silenciosa desde 2004. Como consecuencia, se perdió partidos importantes de Champions League como el 0-6 sobre la Roma en el Olímpico y algunos encuentros con la Selección. Su epílogo con el Bayern había concluido entre goles, recuerdos y lesiones.

La Copa América de Chile encontró a Claudio en la búsqueda de un equipo que requiera de él. Convocado a la Selección, se incorporó a esta entre dudas con su estado de forma. No jugó el primer partido con Brasil (1-2), sí 89’ frente a Venezuela en la que marcó y jugó casi todo el partido (1-0). En los siguientes encuentros con Colombia (0-0) y Bolivia (3-0) fue titular, pero lo sustituyeron en el inicio del segundo tiempo. Ingresó en la parte final del partido frente a Chile (2-1) en las semifinales y no tuvo minutos en la obtención del tercer lugar, en la victoria sobre Paraguay (2-0). Pizarro había jugado casi toda la Copa América con descompensaciones musculares y la seguidilla de partidos no le había permitido tener una rehabilitación considerable.

El contacto

Argentina se topaba con una final por segunda vez consecutiva. Tras haber perdido la definición del Mundial de Brasil con Alemania, el Monumental de Santiago recibía a las selección chilena y argentina en la disputa de la Copa América. Martín Demichelis, presente en ambos partidos, decidió en 2013 cambiar radicalmente su alimentación con la finalidad de encontrar un balance en su peso y salud física para mantener su nivel futbolístico. «Cuando estaba en Alemania pesaba entre 82 y 83 kilos, que son las mediciones que piden los nutricionistas y nunca tuve problemas a la hora de subirme a una balanza. Pero en estos últimos años, por una serie de cuidados personales y por un nutricionista que me ayuda, estoy por debajo de esos pesos y me enfrento con jugadores de 90 o 95 kilos y estar más liviano me ayuda a sentirme más ágil y más rápido, que me sirve para compensar esas diferencias», cuenta «Micho» en una entrevista para la web Goal.com. Su nutricionista, y amigo, se llama Giuliano Poser.

El método Poser

Giuliano Poser es un médico italiano, especialista en kinesiología y nutrición. A sus casi 60 años, vive en el norte de Italia, en Sacile, un pueblo de Venecia, en donde tiene su consultorio personal. Poser mantiene una amistad con Demichelis desde la última etapa del argentino en el Bayern y es el principal artífice de que actualmente jugadores como Higuaín, Agüero, Messi y, sobre todo, Pizarro hayan encontrado un rendimiento preponderante en los últimos meses.

El tratamiento del nutricionista veneciano tiene como base el cambio de hábitos alimenticios, correcciones de postura y terapia emocional a través del tratamiento con Flores de Bach, un método con remedios florales que busca diseminar los estados de ánimo negativos como la ansiedad, el estrés o la angustia. Todo esto con el fin de encontrar un balance en la salud física y emocional del futbolista.
Pizarro y Demichelis celebrando el Oktoberfest en el Bayern junto a Roque Santacruz y Makaay. (Foto: AP)

Los testigos

«No he tenido más lesiones musculares esta temporada. Antes, por ejemplo, después de cada tres sesiones de entrenamiento tenía que parar, y eso lo he mejorado. También he hecho muchos tratamientos después de los entrenamientos y ahora espero poder seguir así hasta el final de mi carrera»
, cuenta el Kun tras haber sido atendido por Poser. El delantero bonaerense del Manchester City ha encontrado un performance importante esta temporada: lleva 19 goles, de los cuales 16 se reparten en la Premier League. Agüero es el cuarto máximo goleador de la te
mporada inglesa.
 
El caso de Higuaín tampoco pasa desapercibido. Señalado por las ocasiones de gol desperdiciadas durante las finales de Brasil 2014 y la Copa América de Chile, hoy se encuentra en su mejor estado a nivel de competencia. La figura del Nápoli esta temporada lleva 31 goles y es en gran parte a las recomendaciones de Poser. «Como muy poca carne roja, un montón de pescado y marisco, he reemplazado el azúcar por la miel y la fruta. Lo he hecho para cuidarme. He perdido 4 kilos y me siento mucho mejor», cuenta Higuaín a Olé.

Larga vida a Pizarro
 
¿Y cómo llega a dar Poser con Pizarro? Demichelis recomendó a sus compañeros de la Selección que visitaran a su amigo, personalmente y, durante su etapa en el Bayern, le comentó a Claudio la posibilidad de realizar una consulta. No sería hasta después de la Copa América, en un encuentro entre el defensor argentino y el máximo goleador histórico de la Bundesliga, que este aceptara separar una cita con Poser. Así lo cuenta Pizarro en una entrevista.



El inicio de 2016 ha traído consigo el rejuvenecimiento futbolístico de Pizarro. Ya en el Werder Bremen, ha logrado en los últimos tres meses llevar a su equipo a las semifinales de la Copa de Alemania, ser el máximo goleador histórico del club verdiblanco alcanzando la cifra de 101 anotaciones y anotarse entre los cinco mayores anotadores de la historia de la Bundesliga con 188 goles. La tonificación del rendimiento de Claudio es notable. A sus 37 años, Pizarro muestra a todo el mundo la renovación de su hambre de triunfos.

Publicar un comentario