Ads (728x90)



Marcelo Bielsa es un genio. Tanto dentro como fuera de la cancha termina siendo un técnico querido. Su claridad en el entendimiento del juego, sumado a un buen trato con el grupo y la prensa le hacen ser ese técnico soñado por muchos.

El blog Método Bielsa, hace una recopilación exquisita de algunas de sus frases más reconocidas


"Cuando tenes la pelota hay que desmarcar. ¿Y por qué desmarcar? Para que la posesión de la pelota y el avance sean más fluidos. Las posiciones fijas, sin movimiento, hacen más perceptible la formación de las líneas para el rival. Pero ojo, que mientras más desmarques, más desorden generas en tu propio rearmado cuando tenes que cubrir el campo de manera tal que estén en las posiciones los jugadores que mejor se desempeñan en ellas. Y esa es la gran dificultad. Se resume simplemente: mientras más desmarcas más te cuesta recomponer. Y si no desmarcas lo suficiente, no le das fluidez a la circulación de la pelota. ¿Sabes lo que pasa entonces? Que los jugadores se asustan. Cuando están muy apretados no se desmarca ninguno, porque todos quieren estar cerca de su posición defensiva. Al costar recomponer, comprometes tu propio arco; pero si no arriesgas, perdes muy rápido la pelota y se la entregas al rival, que entonces te ataca"

"Prefiero el protagonismo con la pelota antes que la especulación y estar en el campo rival antes que en el propio. Más tiempo en posesión de la pelota antes que intentando recuperarla; utilizar el reglamento para que el juego sea mejor y no para sacar ventaja. Y, en la medida de lo posible, anticipación de todas las líneas en el desarrollo del juego"


"No hay excusa para no salir a ganar. Me siento en la obligación de hacerlo en cada partido"

"El otro día me tocó ver el partido del Barcelona y el Real Madrid. El Barcelona jugaba hacia atrás la pelota, recorría el ancho de la cancha y el público aplaudía. Siempre el público fue intolerante con el regreso de la pelota y la circulación transversal. Para mí, el gran logro del Barcelona, más allá de haber logrado jugar como juega, es haber logrado que su público, y casi diría que el público universal, reconozca su estilo y le tenga tolerancia y paciencia. Comprender una forma de jugar. Y eso es indispensable en cualquier proyecto: de qué modo vamos a hacer las cosas. No es lo mismo. Pertenecemos a una época y a una sociedad en la que se bendice todo lo que sea triunfo, y todo lo que no sea triunfo, no se perdona. Pero el modo de hacer las cosas, para mí, es más importante que lo que uno obtenga. Es prioritario"
  
"No puedo pretender que todos mis jugadores sean iguales y piensen igual. Si en el minuto ´85, empatando 0-0 de local, con el rival atrás, le pedís a tus jugadores que ´inventen´ y no le diste lugar a su creatividad, no le vas a encontrar la vuelta" 

“Cuando el gol no llega, la sensación que tengo no es que hay que poblar más el área sino que hay que manejar más la elaboración para que la pelota llegue al área. Siempre que un equipo al que dirijo le falta gol sitúo más la observación en cómo se elabora la pelota previa a la definición. Esa es mi inclinación. Pero no descarto que a veces el problema está en que haya más presencia en el centro del área. Si fuera así, lo más aconsejable es darle al equipo dos presencias centrales en el área”

"Yo siempre les digo a los muchachos que el fútbol para nosotros es movimiento, desplazamiento. Que hay que estar siempre corriendo. A cualquier jugador, y en cualquier circunstancia, le encuentro un motivo para estar corriendo. En el fútbol no existe circunstancia alguna, escuchame bien, no existe motivo alguno para que un jugador esté parado en la cancha”

"El futbolista, como todo ser humano enfrentado a la alta competencia, tiene lo que llamamos temor escénico. ¿Y cómo se neutraliza? Con la mecanización, haciendo algo que está preestablecido, practicado muchas veces, con un mínimo margen de error. La responsabilidad del fracaso ya no es del jugador porque, claro, lo practicamos mil veces en la semana y no resultó. ¿De quién es la culpa? Del entrenador, de los ejecutantes y, en el fondo, de nadie. No salió sencillamente. Por eso yo odio la mecanización, porque elimina responsabilidades. Yo quiero equipos ordenados, y no mecanizados, donde se respeten algunas posiciones y donde, escuchá bien porque éste es uno de los grandes secretos del fútbol, podamos desmarcarnos y luego volver rápidamente a marcar"

"Tengo ideas que difícilmente abandono porque me hacen como entrenador. Me siento más cómodo si el equipo que dirijo logra atacar durante más tiempo del que defiende. Cuanto más rápido recuperemos la pelota, más posesión tendremos. Haré los esfuerzos para que esa idea sea bienvenida por los jugadores"

"El fútbol actual es muy ágil, cambiante, sorpresivo y dinámico. Eso hace que las composiciones iniciales de un equipo se modifiquen infinidad de veces en el partido"

"Conceptualmente, para mí, todos los partidos son iguales: hay que dominar y protagonizar todo lo que se pueda. Cualquier otra cosa no entra dentro de mis concepciones. La única manera que entiendo el fútbol es la de la presión constante, jugar en el campo rival y el dominio de la pelota"

“Si tuviera que elegir, diría que me siento más cómodo con el orden que con la espontaneidad. Hay entrenadores que propician un clima creativo dentro del equipo. No es que yo no valore eso, pero hay situaciones que son antagónicas y un técnico no puede estimular simultáneamente las dos cosas”

"Hay que dominar cada vez más tiempo y mejor. Especular con el resultado es el anticipo de problemas. Los equipos grandes no especulan"

“No hago análisis numéricos. Uno se desgasta anticipando el futuro”

“Hay que ganar con autoridad, sin dudas y con regularidad, que consiste en mantener comportamientos parecidos durante un tiempo prolongado”

“Al acabar, les dije: 'Admiren lo que pudieron observar a su lado'. No pudimos correr más que el Barça y corrimos enormemente. No pudimos correr más porque no había más para correr y el Barça corrió igual que nosotros (...). Y ellos se ponen así dos veces por semana. No hablo de la calidad ni de las individualidades, sino del espíritu competitivo”

“En principio, juegan los que me parecen que deben hacerlo sin considerar quiénes juegan más o menos, o quien juega habitualmente y quien lo hace con menos frecuencia”

“Los partidos los analizo considerando si dominamos o somos dominados, y si nos crean situaciones o las creamos”


Publicar un comentario

  1. UNA VERDADERA CLASE DU FÚTBOL. UN RESUMEN DE TODAS LAS CHARLAS Y CONFERENCIAS DE MARCELO BIELSA EN SU CARRERA. 6 VIDEOS IMPERDIBLES http://estimulofutbol.blogspot.com.ar/2013/04/marcelo-bielsa-una-verdadera-clase-de.html

    ResponderEliminar