Ads (728x90)



Martín Albiñana (@Ptdfa_ok)


“Nunca entendí que, para poder ser jinete, se necesitase ser primero un caballo”. Esto decía Arrigo Sachi, con respecto a la estigmatización de los  entrenadores que no fueron jugadores profesionales. Hoy en día, cada vez más son los ejemplos de directores técnicos que llegan a la élite del fútbol profesional sin la chapa de ex futbolista en su Curriculum Vitae.

Uno de los ejemplos más recientes y emblemáticos es el de Ariel Holan, el actual entrenador de Defensa y Justicia, ya que, al provenir de otro rubro deportivo, como es el del Hockey, tuvo y tendrá que acarrear con la carga del estigma anteriormente mencionado.


Sin embargo, pocos entrenadores del fútbol argentino llegan a lograr estilos de juegos tan marcado en tan pocas fechas, como si lo ha hecho Holan (asumió en Junio).

A partir de su pasado como entrenador de Hockey, se puede visualizar en sus equipos la transferencia de algunos conceptos inter-deportivos como es el caso de los aspectos técnicos de los controles orientados y el perfeccionamiento táctico en el inicio de juego en faz ofensiva.

Ante los distintos tipos de presión rival y repliegue, el equipo presume de variantes en función del contexto:




Si bien el sello distintivo “Holan” se encuentra más delineado en esta fase del juego, su equipo también se jacta de buenos mecanismos en las transiciones defensa-ataque.


Holan todavía no habrá logrado conseguir un sellado tan productivo como seguramente pretende, pero se ganó un buen tiempo para pensar en como hacerlo.

Publicar un comentario

  1. Bolivia tampoco juega en la Capital que es Sucre, La Paz es la sede de gobierno, no la Capital

    ResponderEliminar