Ads (728x90)



Por Pablo Tapia (@PabloandresTV)

El Problema


El intentar medir de manera más objetiva el rendimiento de los jugadores a la hora de realizar una nómina para un campeonato internacional, puede generar una visión más imparcial del panorama actual del presente futbolístico de los jugadores de determinada nación. En el presente post se detallará un índice que busca ir en la dirección del objetivismo y la mesura pasional a la hora de realizar una conformación de nombres para formar parte de la selección nacional de un país. En este caso puntual tomaremos el de la selección nacional chilena, la cual es conformada en un gran porcentaje – 73% según la última pre nómina – y surge la pregunta natural ¿existe una real diferencia abismal entre la competencia chilena y la extranjera? Para dar luces a esta problemática, he propuesto establecer un índice compuesto por varias variables.



El índice

Para medir el presente futbolístico de un jugador, he seleccionado un conjunto de factores específicos para así poder establecer un índice cardinal – que permite establecer que un jugador tiene más méritos que otro sin entrar en discusiones subjetivas - . En concreto, se han propuesto los siguientes parámetros:

  • Liga en el cual se desempeña el jugador. Para poder establecer un ranking, se ha recurrido al ranking de la IFFHS, el cual, a pesar de ciertas objeciones, es por lejos el ranking de ligas más fiable de la actualidad.
  • Posición del club en la liga, no solo importa la liga en la que juegue un jugador, sino también el desempeño del club en la liga. Esto por dos factores principalmente: Permite el nivel general del club, y por las diferencias futbolísticas que significa jugarse un puesto en un equipo que juega por el título o por mantenerse en la categoría. Así podemos diferenciar claramente lo hecho por Eduardo Vargas o Sánchez, quienes a pesar de participar en la misma liga, ambos clubes viven presentes opuestos.
  •  Relación entre minutos jugador por el jugador y la cantidad de minutos posibles por disputar, se hizo necesario elaborar esta proporción puesto que existen ligas con distinto número de clubes, el ejemplo más extremo es la Liga Argentina que tiene 30 equipos. Es por esto que en vez de incluir en el índice directamente la cantidad de minutos disputados por cada jugador, se ha realizado previo a ello, la elaboración de una tasa la cual mide el porcentaje de minutos disputados en relación a la cantidad total de minutos posibles por disputar. Aclaración: se tomaron solo los minutos posibles en disputar por la liga del país, para así evitar caer en mayores dificultades al evaluar el nivel del campeonato continental en disputa.
  • Rating, por último, y gracias al uso de sitios webs especializados, se ha realizado una calificación individual del jugador en la presente temporada. Esta calificación utiliza distintos parámetros dependiendo de la posición, por lo que omitimos en este análisis incluir aquellas variables específicas. El interesado puede consultar más detalles en el sitio:  www.whosocored.com


Metodología

Una vez presentadas las variables en cuestión para la elaboración de este índice, se procede a presentar la ponderación de cada una de ellas. Esto fue el resultado de varias pruebas entre distintos jugadores de talla mundial para observar que tan bien se ajusta el índice a la realidad futbolística. Además se ha partido de un supuesto básico, la liga en la que se desempeña un jugador, dice bastante de su nivel futbolístico, pero además es importante que el jugador tenga minutos en cancha. 

Liga
0,55
Tasa minutos jugados
0,2
Calificación jugador
0,25

El resultado



(Línea roja indica jugadores que por índice no alcanzarían entrar en la nómina final de 23)
En términos generales el modelo propuesto parece ajustarse correctamente al presente futbolístico de los jugadores chilenos en la actualidad. Con Bravo, Sanchez, Vidal, etc. Liderando la tabla, quienes son puntales en sus equipos y luchan por el título en sus respectivas ligas. Sin duda, que el bajo nivel en el ranking de la liga chilena – 25ª – y la Croata – 26ª – afecta las posibilidades ciertas de entrar en una nómina final para jugadores que han disfrutado de una gran temporada, como son los casos de Henríquez en Croacia o Juan Cornejo en Audax – sumado a la irregular temporada del club Audino –.

En general, este índice puede ser una herramienta útil para medir de manera objetiva el presente futbolístico de los jugadores en sus respectivos clubes.

Incongruencias

A simple vista, que el ranking lo lidere J.P. Fuenzalida puede sonar como disparatado, pero si se comienza a analizar las variables con las cuales se realizó el índice, uno puede comenzar a comprender un poco mejor su posición final. Boca es actualmente uno de los líderes de la 4ª mejor liga a nivel mundial, sumado a esto ha disputado 5 partidos en la presente temporada (12 partidos totales) llegando a los 300 minutos aproximadamente de juego, lo que equivale a una tasa de 23%.

Otro punto de debate es la ponderación que recibe cada variable que conforma el índice. Puede ser debatible que la liga y la posición del club conformen la mitad del índice por sí solo, aunque al realizar este análisis se ha tomado el caso de jugadores chilenos con grandes temporadas en ligas de nivel bajo como el caso de Nicolás Canales en Azerbaiyán, y en el caso de haber ponderado mucho más la nota individual del jugador y la tasa de minutos jugados, podríamos llegar a conclusiones como que jugadores chilenos en Malasia o el mismo Canales en Azerbaiyán merezcan un puesto en la selección.


Publicar un comentario

  1. En la variable de minutos jugados se tomo en consideración los partidos (o minutos) que por sanción o lesión en jugador no pudo disputar?

    ResponderEliminar