Óscar Méndez Albano (@Macaluo)

Durante mucho tiempo hemos leído, visto y escuchado mucha información tanto en la prensa como en diversas publicaciones, conferencias, revistas, libros y otros medios de comunicación referentes al tema de la altura y consideramos muy importante ponerlas a consideración pública para que llegue al conocimiento de la mayor cantidad de gente posible con el fin de que se divulgue la verdad o lo más cercano a ello.

Hemos escuchado a muchos periodistas, entrenadores y jugadores decir que es un factor psicológico, que no tiene efecto sobre el rendimiento físico, que es un mito, que se escudan muchas veces en este factor cuando se pierde o no se consigue el resultado esperado.

No nos resulta ético escudarnos en un factor o negarlo porque el mismo nos pueda ubicar en una desventaja deportiva, y en el caso que si por alguna razón nos favoreciera tampoco dejaríamos de negarlo o hacer "vista gorda".

Durante mucho tiempo el tema se ha politizado , se le ha sacado el componente más importante y en nuestra opinión el principal que es el análisis científico de que es lo que ocurre en el organismo de una persona cuando entra a convivir con este entorno a más de 3,000 metros de altura sobre el mar.

A continuación expondremos mucha información científica de que es lo que ocurre:

• A nivel del mar, la presión barométrica es de 760mm de mercurio, con 20,9 % de oxígeno en el aire ambiente.

• En La Paz, la presión barométrica (aprox.) es de 490mm de mercurio, con 20,9 % de oxígeno en el aire ambiente.

• Eso determina que los jugadores de fútbol, que suben bruscamente a la altura, cuando se bajan en el aeropuerto, y cuando comienza el partido, tienen una pérdida variable del 25 al 34 % de su capacidad aeróbica.

• El futbol es un juego aeróbico-anaeróbico alternado intermitente, a predominio aeróbico, con pausas intra-juego, asistemáticas e incompletas.

• ¿Qué significa a predominio aeróbico?: Más del 70 % de la energía en los 90 minutos proviene de la capacidad de absorber oxígeno, distribuirlo por los músculos, y metabolizar la energía para jugar.
• ¿Qué significa a pausa asistemática?: Que nunca se sabe cuándo nos toca la próxima explosión, carrera máxima, remate, lucha o salto.

• ¿Qué significa a pausa incompleta? Que jugando a nivel del mar, siempre se juega con fatiga leve a moderada, porque los tiempos de recuperación intra-juego son insuficientes, sobre todo en el fútbol actual, donde la participación física es preponderante.

• Entendamos: cuando el futbolista hace carreras moderadamente intensas, carreras intensas, piques (sprints), saltos, remates y cambios de dirección, se “come” (gasta) dos combustibles:

a) Fosfocreatina (“nafta-gasolina super” 100 octanos).

b) Glucógeno (azúcar muscular) y glucosa (azúcar en la sangre) (llamadas “naftas-gasolinas especiales”) produciendo ante la intensidad: ÁCIDO LÁCTICO.

• Jugando a nivel del mar, en todos los momentos de recuperación activa durante el juego, parado, caminando, carrera baja (“jogging”), carrera moderada (carreras tácticas, generalmente sin pelota), el sistema aeróbico, recupera la fosfocreatina y remueve (“lava”) el ÁCIDO LÁCTICO, ya que científicamente lo convierte en otra sustancia y lo usa de combustible aeróbico (lo que se llama convertir “basura” en “comida”).

¿QUÉ PASA EN LA ALTURA? ¿Qué significa jugar con el 25-30 % menos de capacidad aeróbica?:

a) Ejemplo:

Un jugador de nivel internacional (como la mayoría de los jugadores que juegan en Europa, a nivel del mar, tienen 60 ml / x min de esfuerzo / x Kg. de peso (unidad de medida) de capacidad aeróbica máxima (llamado “consumo de oxígeno). Puede variar, en 20 jugadores, 3-4 ml para arriba o para abajo. Con esa capacidad, corre de 8.500 a 10.000 metros por partido, y hace de 70 a 80 carreras rápidas, gestos explosivos o sprints-piques, por partido.

b) En la altura, con pérdidas del 25-30 % de oxígeno, el jugador tiene 42 a 45 ml / x min / Kg. de peso, es decir que por “arte y magia” de la altura de 3.700 metros el jugador “león de elite” se convierte en una “tortuga borracha”, con capacidad aeróbica similar a un corredor de carreras de calle, de 40-45 años, saludable. Y corre un 30 % menos, y como dice Serrat, en su canciòn: “se llega siempre tarde adonde nunca pasa nada”.



¿Por qué sucede esto?: Consecuencias sobre el rendimiento muscular:

a) El sistema aeróbico no recupera correctamente la fosfocreatina, por lo cual se reduce la capacidad explosiva, la capacidad de remate, saltos, y de fuerza explosiva, corriendo o disputando el balón.

b) El sistema aeróbico no remueve (“no lava”) el ÁCIDO LÁCTICO, por lo cual el jugador se siente agitado, siente pesadez muscular, sobre todo en las piernas, y tiene incoordinación motriz, pérdida de la coordinación fina, precisión, fuerza, potencia, velocidad, capacidad de recuperarse de los esfuerzos intensos, y lo peor: pierde la relación distancia-balón, sentido táctico de la carrera dentro del campo, relación distancia-espacio con compañeros y rivales, obnubilación leve a moderada, y pérdida de la visión periférica. Otra consecuencia: Impotencia, tarjetas amarillas y rojas.

c) El problema más grave es que estos síntomas y signos aparecen a los 5’ de comenzado el juego, no hace falta jugar 40’. Ahora imagínense que pasa a los 70-80 minutos.

AGREGADO VITAL:

a) La menor presión barométrica, hace que la pelota tenga menos peso, y el dominio del balón, la precisión de pases y la velocidad de desplazamiento de la misma, es “dramáticamente” diferente.

b) Los jugadores bolivianos saben usar esa ventaja, en remates, pases, y desplazamiento del balón. El jugador que llega a la altura, hace pases equivocados, remata con menos precisión (le saca menos ventaja a los remates de distancia), y los arqueros visitantes sufren horrores, en centros y en remates de lejos.

FACTORES FUTBOLÍSTICOS A TOMAR EN CUENTA:

-Hacer un planteamiento táctico muy económico e inteligente, que intente en todo momento ahorrar energía y mantener el orden en todo momento buscando que el bloque se mantenga muy corto y compacto, intentando defender lejos del área rival y buscando que los delanteros hagan la menor cantidad de sprints posibles.

-Tener muchísimo acierto y fortuna de cara a portería rival ya que contaremos con una clara desventaja frente al rival que normalmente contará con muchas más situaciones de gol, en cantidad y calidad.

- Los defensas visitantes contarán con una clara desventaja ante el juego aéreo rival y en espacios reducidos, debido a la falta de coordinación motora (órdenes del cerebro que el músculo desconoce), y la falta del combustible explosivo, hace que no salte, o salte tarde; por los efectos de la altura.

-Normalmente se pueden sacar resultados positivos siempre y cuando exista mucha diferencia entre ambos equipos, técnica, física, táctica y psicológicamente hablando.

-Los equipos que han sacado resultados positivos o han hecho una aclimatación concentrando en superficies similares por períodos extendidos de tiempo o lo han hecho en centros de alto rendimiento simulando esas condiciones artificialmente o son los que tienen jugadores que viven en situaciones similares y ya están aclimatados.

-Los deportistas que cuentan con mayor consumo de oxígeno y son más livianos de peso suelen responder mejor ante dichas condiciones aunque no necesariamente siempre se sigue este comportamiento.

- La altura afecta a cualquier deportista-futbolista que vive a nivel del mar, y juega a 3.700 metros de altura, con la diferencia que a algunos les afecta, en una escala de 1 a 100, el 100 %, y a otros los afecta 50-60 %.

-Dichos equipos saben que cuentan con una clara ventaja física y normalmente suelen reservar a dichos jugadores para que estén más frescos y puedan hacerle más daño al equipo rival (en el último partido Bolivia 6- Argentina 1 los cuatro jugadores que marcaron los 6 goles descansaron el partido previo).

-¿Cuál es el error más grande que podemos cometer?

Desconocer la aclimatación a la altura y todos sus efectos o sobredimensionarla.

Se deben tomar en cuenta todos los factores para intentar reducir su influencia sobre nuestros deportistas, pero tampoco debemos pensar que antes de jugar está el encuentro perdido, aunque está claro que se juega con una clara desventaja ante el rival y debemos considerarla como un factor muy importante en nuestro planteamiento táctico.

-Dichos equipos normalmente adoptan las siguientes características:

a) Pressing cerca del área rival, para generar errores en defensores y volantes  no coordinados.

b) Envíos largos a las espaldas de los defensores.

c) Encarar a los defensores en el “uno” contra “uno”, ya que no funcionan los relevos, ni se puede establecer superioridad numérica defensiva.

d) Rematar frecuentemente de media distancia.

¿Al equipo le faltó actitud? NO, la actitud psicológica y emocional depende de la aptitud física, y cuando hay fatiga de este tipo, muy paralizante, ni se piensa ni se siente. Las respuestas individuales son muy variables, y por supuesto, la actitud psicológica se derrumba cuando el resultado pasó del 3-4 a 1. Al igual que sucede en un partido a nivel del mar, pero agravado porque no en la altura se restringen las respuestas físicas.

SOLUCIONES: ¿LAS HAY?

Para enfrentar el problema de la altura de 3.700 metros hay que ir a adaptarse, al menos, de 35-40 días.

Imposible para el escenario del futbol profesional actual.

SOLUCIÓN: elegir jugadores de campeonatos nacionales y suplentes buenos de los equipos de Primera División, y hacer un equipo de “altura”.

Es bastante inviable ya que tampoco los equipos les cederían estos jugadores por 30-40 días.

Estudios del Dr. Mazza en la Selección Argentina:

Al día 5 de estadía, los jugadores habían reducido el 25-35 % la capacidad aeróbica (medida fehacientemente por test de ácido láctico), y al día 17 sólo habían recuperado el 8-9 % de lo perdido.
Así que la conclusión es que 25 días son insuficientes, y es estéril hacer semejante esfuerzo logístico, imposible para las convocatorias del futbol actual.

Llegar 5-7 días antes, no resuelve el problema, y es lamentable escuchar algunos médicos especialistas decir que llegando 4-5 días antes sería mejor. La ciencia dice que entre el 2do. y 3er. día es el peor período ya que se instala el famoso “mal de altura” (cefaleas, vómitos, malestar gastrointestinal, debilidad muscular, deshidratación). Son los peores días para competir. Además, no se puede llegar antes.

Es por ello, que el “mal menor” es llegar horas antes del juego, donde se reduce el efecto del “mal de altura”, que a veces se instala en 6-10 horas, pero que NO EVITA LOS EFECTOS AGUDOS DE FATIGA Y LAS CONSECUENCIAS DE PÉRDIDA DE RENDIMIENTO DEPORTIVO, descriptos anteriormente.

No se debe menospreciar los estudios científicos que por algo están y por algo son científicos (siguen una rigurosidad científica) y el planteo táctico-estratégico como dijimos debe ser lógico con toda esta información recabada. No se deben colgar carteles o dar mensajes como “a la altura se la enfrenta, se la gambetea, y se la golea”) como hizo Maradona al frente de la Selección Argentina. La lección fue dura.

Consideraríamos correcto si lugares como Bolivia, Ecuador, Colombia, Perú, etc. tuvieran a todo su territorio o incluso su mayoría por encima de esa altitud construir estadios en la altura.

No es el caso, Bolivia por ejemplo tiene a la gran mayoría de su país en el llano y se oponen a que no se juegue ahí por las ventajas deportivas que puedan sacar.

Lo mismo ocurre con Ecuador que contra algunos juega en Quito y contra otros equipos lo hace en otras ciudades, y Colombia igual.

Como se ha visto esto es pan para hoy y hambre para mañana porque cuando tienen que competir en igualdad de condiciones en el plano internacional se nota esa debilidad que se disimula en la altura y no les permite crecer de forma más acelerada.

No es cuestión de politizar, ni de difamar, ni de tratar en discusiones racistas sino de temas relacionados con el deporte y salud y de tratarlos como tales.

¿Qué pasaría si los brasileños construyeran un estadio en la arena (sabemos todos que son imbatibles en el fútbol playa) o Argentina o Chile construyera un estadio en zonas donde hay mucho frio y cada uno intentara sacar ventaja de sus condiciones climatológicas?


Al jugar en la altura poco se puede hacer, pero lo único que no se puede hacer es ignorarla y subestimarla.

Publicar un comentario

  1. Me parece muy buena su explicación, por favor podría explicar los efectos que causa bajar a jugar a nivel del mar.

    ResponderEliminar
  2. Saludos se recomienda colocar referencias!!

    ResponderEliminar
  3. La explicación fue completa, y muy fundamentada. Me ha gustado. Sin embargo, carece de objetividad al final. ¿Por qué no explica que hasta ahora, el jugar en la altura no ha causado muertos, como ha pasado al jugar en climas muy cálidos o demasiados húmedos en el llano? Y dice que no politicemos el tema. Dice, por ejemplo, que en Ecuador juegan en Quito y cuando les conviene, juegan en otras ciudades, lo cual es una gran mentira. Además, cada país está en su sagrado derecho de jugar donde le plazca (si retomamos el caso de Ecuador, Quito es su capital, le guste o no al resto, es lógico que a nivel de selecciones juegue allí si le da la gana, tiene prioridad práctica). ¿O por qué no reclaman cuando Colombia los hace jugar en el infierno de Barranquilla, o Turquía los hace jugar a todos en Estambul? En esas ciudades el riesgo para la salud del jugador es real, al contrario que en las ciudades andinas.
    Se debe aclarar también: ningún país del mundo tiene el 100% de su territorio poblado en alturas, lo cual hace su comentario "inintencionado" ridículamente parcializado. ¿O acaso va a exigir que todos los hinchas de un club de Cuzco, Bogotá, Quito, La Paz o Ciudad de México gasten cada semana para ver jugar al club de sus amores en otra ciudad?Lo mismo aplica a nivel de selecciones.
    No hay que ser llorones. Nadie dice nada cuando alguna selección o club tradicionalmente ganadora saca puntos en la altura (2 a 0 de Uruguay a Bolivia en La Paz y 2 a 1 de los charrúas a Ecuador en Quito) Bien que se pudieron celebrar Juegos Olímpicos en México en 1968, y ciertamente polemizaron por el mismo tema, y sin embargo, fue excelente la perfomance de todos los atletas (incluso Bob Beamon rompió récord en salto de longitud).
    Ahora que quiera darle todo comidito a los clubes y a los capitales en juego para que el status quo permanezca en el fútbol, y sea más un negocio que un deporte, ya es otra cosa. Y ya hubieron equipos de la altura que demostraron tener nivel para dar pelea en cualquier cancha del planeta, así que son aún más improcedentes las comparaciones.
    Por favor, para la próxima, si van a argumentar algo, que no se les olvide también la lógica y la justicia. Incluso hasta el día de hoy ningún estudio científico es Ley en el universo, siempre se descubre, corrobora o desmienten teorías o principios ya establecidos.

    ResponderEliminar