Matías Navarro (@Mati_Navarro)


El gran objetivo: volver a ganar la Libertadores

River Plate, último campeón de la Copa Sudamericana, será uno de los seis equipos argentinos clasificados a la Libertadores, y compartirá el Grupo 6 con Juan Aurich, San José de Oruro y Tigres de Monterrey.

Actualidad

Será difícil para River Plate superar el excelente 2014 que tuvo, con título de liga y Copa Sudamericana incluídos. La renovación dirigencial le hizo bien a la institución, que volverá a participar de la Copa Libertadores tras el descenso de categoría en junio del 2011.

Las incorporaciones de Gonzalo Martínez (una de las figuras del ascenso argentino) y Camilo Mayada (elegido el mejor jugador uruguayo de la última temporada) potenciarán aún más un equipo que ya viene aceitado y que suele mostrar un fútbol de alto vuelo.

Su entrenador, Marcelo Gallardo, prefirió calidad a cantidad a la hora de incorporar, por lo que, a pesar de contar con un plantel corto, River buscará ganar el título que tanto lo obsesiona, aquel que solamente obtuvo dos veces, poca cantidad para uno de los clubes más grandes de la Argentina.

Historia en Copa Libertadores

River participará por 31ª vez de la Copa Libertadores, siendo récord para equipos argentinos. No concurre a la misma desde la edición 2009, cuando quedó eliminado en la fase de grupos.





Estadio

Antonio Vespucio Liberti: ubicado en Buenos Aires, el estadio Monumental puede albergar hasta 61.321 espectadores.


La Estrella

Teófilo Gutiérrez: el colombiano, que participó en el Mundial de Brasil 2014, logró superar su fama de conflictivo y se transformó en pieza clave para River Plate. Fue goleador del último campeonato local, además de figura en la obtención del título de liga y la Copa Sudamericana. A pesar de sus 29 años, este hábil, encarador y provocador delantero tendrá, sin dudas, destino europeo.

El Capitán

Marcelo Barovero: desde el arco ordena al resto del equipo. Sus atajadas fueron claves para obtener la última Copa Sudamericana. Quedará en la historia grande del club por haberle atajado a Emanuel Gigliotti el penal al minuto de juego del partido de vuelta de las semifinales ante Boca, en uno de los encuentros más infartantes de la década en el país.


Publicar un comentario