Matías Sabini (@SabiniMaty)


La Obsesión por la Séptima


Boca Juniors, uno de los equipos más grandes de América y el mundo, comenzará su camino copero en el grupo 5 ante Palestino (Chile), primer obstáculo xeneize. También compartirá la segunda fase con Zamora (Venezuela) y Montevideo Wanderers (Uruguay).

Actualidad

Boca finalizó el 2014 con más dudas que certezas. Hace años que el hincha Xeneize no festeja un título (el último fue la Copa Argentina en 2012 con Julio César Falcioni como DT) y por esa razón, se impacienta.  

El pasado año fue de transición. Con la salida de Carlos Bianchi y Juan Román Riquelme del club, el plantel empezó a unirse, sentirse un grupo y, de a poco, Rodolfo Arruabarrena comenzó a sumar puntos valiosos que antes, se perdían.

En el torneo argentino, Boca arrancó mal con Bianchi (jugó cuatro partidos y perdió todos) pero con la llegada del Vasco el equipo tomó un rumbo y, aunque no fue campeón, dejó una sensación de “resurrección e identificación” con algunos jugadores del plantel, algo que no sucedía hace tiempo. El golpe duro fue en la Copa Sudamericana. El nivel futbolístico fue de menor a mayor y las esperanzas de los hinchas de conquistar otro título internacional de renovaban. En Semifinales le tocó cruzarse con River Plate que, sin desplegar su gran fútbol, le alcanzó para dominar a Boca y eliminarlo de la competencia.

En este 2015, Boca empezó perdiendo por goleada 4-1 frente a Racing Club, actual campeón del torneo argentino. Sin embargo, fue el único traspié que tuvo el Xeneize porque luego derrotó a Vélez en el polémico desempate que lo clasificó directamente a la fase de grupos de la Copa Libertadores. Además, salió victorioso en los dos enfrentamientos ante su eterno rival. Venció a River 1-0 en Mar del Plata y luego, en Mendoza, con un triunfo histórico 5-0 y con suplentes, logrando que sea uno de los partidos más recordados en la historia de los Superclásicos de verano.

Con la llegada de Guillermo Sara, Gino Peruzzi, Alexis Rolín, Marco Torsiglieri, Fabián Monzón, Pablo Pérez, Nicolás Lodeiro y Daniel Osvaldo y la vuelta de Cristian Pavón y Sebastián Palacios, Boca tiene un año por delante lleno de esperanzas y sueño renovados. Está obligado a conquistar un título y material no le falta.

Historia en Copa Libertadores

Boca buscará alcanzar su séptima Copa Libertadores de América y convertirse junto a Independiente, también de Argentina, en el club más ganador de la competencia. El Xeneize, consiguió los títulos en las ediciones de 1977, 1978, 2000, 2001, 2003 y 2007. 



Estadio

El estadio de Boca es el Alberto J. Armando, popularmente conocido como La Bombonera, donde pueden caber más de 40 mil personas. Hace pocos días, un sitio importante de la Copa Libertadores realizó una encuesta que dio como resultado que la mítica Bombonera de Buenos Aires (con el 22% en la votación) es la cancha más temida para jugar en condición de visitante.


La Estrella

Aunque en el conjunto azul y oro no hay una sola figura, Agustín Orion fue el más regular. Sin embargo, Rodolfo Arruabarrena tiene su columna vertebral prácticamente intocable: El propio Orion, Daniel Díaz, Fernando Gago y Jonathan Calleri. No obstante, es inevitable no nombrar a Nicolás Lodeiro y Daniel Osvaldo, flamantes figuras de Corinthians (Brasil) e Inter (Italia) respectivamente, como jugadores de renombre que conforman el plantel profesional.

El Capitán

El Vasco Arruabarrena tiene una forma particular de pensar: el capitán tiene que ser, en lo posible, un jugador de campo. Daniel Díaz, Fernando Gago, Cristian Erbes y Nicolás Colazo, fueron los jugadores que tuvieron la posibilidad de tener la cinta. Sin embargo, Díaz es el que tiene prioridad y es el que más la utilizó en su brazo izquierdo en la “era Vasca”.

Publicar un comentario