Ads (728x90)



Diego Sancho (@SanchoDiegoo)


El ex Colo Colo y Barcelona se fue con doblete en la victoria 3-0 del Arsenal ante el Burnley. Solo con decir esto pareciera que fue una jornada cualquiera en la oficina para el chileno, pero fue de esos días en los que faltan varios colegas. Acá te enseñamos cuántos roles es capaz de ejercer el “chico maravilla” para que el Emirates tenga una tarde agradable contra el colista de la Premier League.

De arranque, Arsene Wenger ubicó al “17” como extremo izquierdo, posición en la que se había desempeñado de forma natural en lo que va de temporada. A medida que avanzaban los minutos, el encuentro exigía más balones para un veloz Danny Welbeck que le sugería paredes con sus movimientos diagonales sin el esférico. Sánchez cumplió esta función usual para un enganche como Mezut Ozil (en la enfermería hasta diciembre).





No hubo el resultado esperado a través de esta dinámica y se intentó presionar la última línea de la visita para forzar algún error cerca de la raya final o en zonas de gestación. Para cumplir con esta labor, Alexis se tuvo que multiplicar para cubrir el sector derecho. Lo normal es que Theo Walcott se encuentre en ese costado, pero el internacional inglés estaba en la banca.



Para el segundo tiempo el Burnley salió más confiado de conseguir adelantarse y hubo una clara descompensación en la contención del Arsenal dado que los carrileros quedaban fácilmente detrás de la línea del balón. Entonces la estrella de La Roja bajaba hasta el último tercio del campo para recuperar la posesión en acto circense, cualidad habitual del hoy ausente Jack Wilshere.






Por si fuera poco, el protagonista de la tarde londinense consiguió anotar para su equipo de cabeza. Con apenas 1.69m de estatura logró conectar un centro de Chambers dentro de los 3 postes. Lo típico es que esta clase de goles sean concretados por Olivier Giroud de 1.92m de altura, pero el francés es otra de las bajas que sufren los campeones de la FA Cup. Luego el mismo Chambers empujaría el 2-0 para la tranquilidad de los locales.



La vuelta de Theo Walcott tras 10 meses de ausencia fue un bálsamo para Sánchez, que se cansó de suplir recursos de todas las piezas importantes que escasean en su equipo. Con Walcott en el otro extremo, Alexis pudo volver al gol de una forma más acorde a lo que viene siendo su perfil de jugador.





Este sábado Alexis no solo demostró que sabe adelantar a los suyos, sino que puede funcionar como Wilshere, Ozil, Walcott y Giroud en un mismo partido. El chileno es el goleador de su equipo con 7 tantos en la Premier y seguramente espera a sus compañeros lesionados para que el trabajo en la oficina no sea tan desgastante.




Publicar un comentario