Ads (728x90)




Por Diego Sancho (@SanchoDiegoo)

Un gigante del continente volvió a sufrir en suelo hostil para conseguir su pase a la siguiente ronda. Atlético Nacional de Medellín mostró jerarquía ante un Vitoria que improvisó después de quedarse sin ideas. Los del profesor Osorio consiguieron el resultado para meterse en cuartos de final de la Copa Sudamericana.

Las canchas de Brasil son las de mayor anchura y  longitud. Comparado con el Atanasio Girardot de Medellín, el volumen del gramado en Bahía era notable y los locales buscaron irse adelante en el marcador antes de que si oposición se acomodase al vasto suelo.


¿Cómo lo hicieron? Cediendo la posesión al rival, pero encerrándolo en su mitad de cancha para negarles profundidad y con posibilidad de romper todos sus circuitos de juego. Nacional iba a tener la pelota predominantemente en todo el encuentro, sin embargo no fue fácil sacarle provecho a la tenencia.



Anulando a Sherman

Ney Franco estudió a su oponente y le pidió a sus jugadores que presionen a Sherman Cárdenas, hombre clave en la creación verdolaga. Cuando el 7 dominaba el esférico se veía obligado a retroceder, pues los brasileños marcaban cada posible pase y buscaban interceptarlo.




Esta agobiante presión de los locales fue consecuente durante los primeros 45 minutos. Para el segundo tiempo el cantar parecía ser el mismo:  


La dinámica iba a cambiar cuando entró desde el banco Alexander Mejía, un mediocampista que iba a hacer que Sherman jugase más libre y próximo al arco. A partir de ese cambio, los pases de su equipo dejaron de ser obvios y a medida que tocaban el balón hacían retroceder las líneas de los rojinegros. 




Con esta intensidad se gestó el córner que marcó el único gol del cotejo, pero fue un premio al orden que consiguieron lo verdolagas en una difícil cita en Salvador de Bahía.

La reacción de Vitoria fue la de un especulador cuando las cuentas se le caen. Si bien hubo un gol mal anulado que llenó el graderío de molestias, la aptitud de Medellín fue superior a la actitud y por eso el triunfo verde esta justificado. Los brasileños no se asociaban vencidos por la fatiga y el desespero por anotar como sea. Cabe destacar que el DT Franco había declarado anteriormente que la prioridad de su plantilla era esquivar el descenso a la Serie B antes que la Copa Sudamericana.

Promesa emergente

Wilder Guisao juega de extremo derecho y cuenta con una capacidad de amague y enganche que lo catapultarán muy pronto a un fútbol de mayor relevancia. Con 23 años, es uno más del nido de cracks que se están puliendo en el Nacional del profesor Osorio. Disfruten. 

Publicar un comentario