Ads (728x90)




Cuqui Feria (@cuquiferia)

Creemos que el análisis tiene cosas positivas y negativas en lo que fue otra derrota en condición de local. Entre las situaciones negativas que se siguen repitiendo pensamos que el mal momento de Buffarini, potenciado por la gran actuación de Prósperientre semana ante Olimpo, merece una revisión más profunda, lo mismo que el rendimiento tan bajo de Villalba. Porque si pensamos que juegan uno delante del otro, San Lorenzo anula casi por completo la banda derecha. Fue muy grosero el error de cálculo de Buffa en el primer gol y queda en evidencia muchas veces cuando le cruzan pelotas a su espalda o tiene que cerrar en posición demarcador central. A favor de los jugadores: ninguno de los dos está jugando en su posición original y no es un dato menor. Otro que no viene teniendo buenas tardes es Fabricio Fontanini y sus desaciertos se cuentan en goles (hoy quedó clavado ante la finta de Rincón y ante GELP fue muy pasiva su participación en el segundo tripero). 

Otro que despierta amores y odios es Barrientos, para nosotros de mal ingreso en el segundo tiempo de esta tarde con Tigre y con poco mostrado ante Olimpo; le tocó jugar por la banda izquierda y queda muy en evidencia que no puede hacer ese recorrido: en los minutos 9´y 10´no tomó la marca y Mas tuvo que lidiar con el 2-1 de los rivales (Galmarini define mal en la más clara, pero por poco). Y si se justificara su inclusión por lo que aporta en ataque todavía, pero tampoco es el caso: pierde pelotas, es lento en los traslados, se desmarca poco. Desconocido.

No es de nuestro agrado hacer hincapié en las cosas negativas, pero creemos que es la manera de explicar los por qué de otra caída. No entendimos del todo la entrada de Cauteruccio para reemplazar a Verón cuando sus características son bien diferentes. Perder a la Bruja es resignar en mucho el desequilibrio que podemos conseguir por la velocidad de Gonzalo y por lo que se anima en el mano a mano. El uruguayo no está fino para definir y parece lento al momento de capturar  rebotes o seguir las jugadas. Bauza dijo al finalizar el partido que no quiso resignar los dos delanteros porque sentía que obligaba a la línea de 4 rival; no salió del todo bien por lo visto. Quizás adelantar a Tito y agregar un volante por la banda pudo ser solución; parece fácil con el resultado puesto, pero luego de ver el partido pasado de Prósperi, bien se pudo adelantar a Buffarinia la línea de volantes. No deja de ser tiempo de pruebas por lo lejos que estamos de las posiciones de privilegio y de cara al objetivo mayor de diciembre. No viene aportando soluciones el banco de suplentes: ni Cauteruccio, ni Barrientos, ni Blandi se destacaron hoy. Como particularidad, fue la primera vez que Yepes fue incluido en la lista de 18; veremos cuándo se da su debut.

De entro lo bueno, qué decir… la confirmación en la mejoría de Pichi Mercier, la prolongación del buen momento de Ortigoza que sigue siendo una especie de Riquelme por lo bien que defiende la pelota y las habilitaciones que tuvo últimamente (hoy lo dejó solo a Verón, que pudo abrir el marcador) y, por último, la solvencia de Walter Kannemann como estandarte en la última línea: concentración, rigor y empuje desde atrás. Los demás alternan buenas y malas: Romagnoli se esfuerza en las coberturas y baja a buscar la pelota pero no profundiza y muchas veces hace lento el juego; Mas mejoró un poco en ataque, pero no para de regalar laterales a favor y titubea en la marca; Matos impreciso para pivotear y para definir, igual es un indiscutido; Torrico siempre sobrio.

El aliento de la gente fue sostenido y no hubo reclamos de ningún tipo, tal como se quiso hacer ver en las redes sociales con comentarios post partido. San Lorenzo no convence por rendimientos individuales y errores puntuales, pero hoy mejoró la actitud y el deseo de forzar el error del adversario; sin embargo, especialmente en el segundo tiempo, centralizó mucho el juego y quiso entrarle a Tigre por el medio del área donde había un mundo de gente: difícil porque hay que combinar precisión y velocidad, recursos escasos del hoy. Pensamos que hablar de los arbitrajes no vale la pena puesto que nada se puede hacer al respecto; sí en cambio en lo que se refiere al funcionamiento del equipo porque depende de “nosotros”. Sí nos parece propio indicar lo lamentable de enfrentar equipos que procuran hacer tiempo sistemáticamente desde el primer minuto.

Será cuestión de esperar a ver cómo sigue el plantel de Bauza, quién resulta el indicado para reemplazar a Verón y si algunos rendimientos ameritan cambios en el 11 titular. Hay días de trabajo por delante y material para jugar mejor. No deja de ser cierto que hasta el gol de Wilchez Tigre no había inquietado y lo de Buffarini es más “blooper”, como señaló Patón, que error defensivo de conjunto. Asimismo, García fue una de las figuras del partido, que también es indicador de algo.


Tiempo al tiempo, cuervos, no queda otra que esperar y alentar.

Extraído de https://www.facebook.com/notes/canal-casla/san-lorenzo-0-tigre-2/1471528023135305

Publicar un comentario